Neo Club Press Miami FL

Musulmanes, ¡a La Meca!

 Lo último
  • Razones de Díaz-Canel para traicionar al Mejunje de Silverio Dos son las razones que han llevado al régimen cubano a transar con las iglesias en la retirada del matrimonio igualitario de la propuesta de Nueva Constitución: 1-La necesidad de...
  • Trespatinismo a la carta Escuché que en cierto país del norte de Europa (Dinamarca, creo) se tramita la aprobación de una ley según la cual los hombres tendrían que orinar sentados. Supongo que la...
  • Loas para dirigentes y sones para turistas A esos compositores nuestros, que tan ávidos se han mostrado de cantarle a Fidel, a Raúl… ¿Y a Díaz, por cierto, para cuándo? Aunque sin generalizar, hay sin dudas mucho...
  • El mito de la ancestral laboriosidad del cubano Cuba ha echado su suerte desde 1793 al azúcar, y si bien esa decisión en un inicio lleva a la Isla a convertirse en uno de los lugares más prósperos...
  • ¿Lo peor vendrá después? Los cubanos conocemos lo que significa vivir en el ojo del ciclón. Es el sitio en que nuestra isla ha estado permanentemente en los últimos sesenta años. Falsa calma interior,...

Musulmanes, ¡a La Meca!

La Meca, ciudad natal de Mahoma, es la más importante de todas las ciudades santas del Islam

Musulmanes, ¡a La Meca!
julio 15
18:04 2016

 

Siempre se habla de lo políticamente correcto, de expresar con mesura las ideas y, sobre todo, de ser tolerante y respetuoso con el comportamiento ajeno. Yo, desde luego, comparto esos principios básicos, porque de alguna manera establecen reglas de convivencia. Pero cuando hay grupos que no desean la convivencia y tratan de imponerse por la fuerza y plantar el terror y la represión como modo de vida, hay que tomar medidas drásticas y definitivas, capaces de salvaguardar la vida civilizada y la concordia.

De manera que los Estados tienen el deber (la obligación) de tomar decisiones concertadas y cortar de raíz el terrorismo islámico. Más allá de la guerra que se libra hoy en día, con resultados notables pero lentos, deben tomarse medidas concretas. Todos los países occidentales deberían expulsar de sus territorios a todos los musulmanes (sin importar dónde hayan nacido) y enviarlos a la sagrada Meca, para que reorganicen sus vidas por allá. No musulmanes en Occidente, más seguridad para Occidente. Esa es una realidad.

Que todos los musulmanes no son monstruos del Estado Islámico, es cierto. Es más, la mayoría son personas honestas y religiosas. Pero la semilla de todos estos actos terroristas que vivimos hoy en el mundo, proviene del mundo musulmán, así que desgraciadamente deben pagar, como dice el refrán, justos por pecadores. A fin de cuentas, cuando algo terrible pasa nunca vemos a los musulmanes decentes y buenos salir a las calles a gritar y a protestar para defender lo mejor de su cultura y religión. Por el contrario, permanecen en silencio, un silencio que los hace cómplices del horror: ¡Para La Meca!

Sobre el autor

Luis de la Paz

Luis de la Paz

Luis de la Paz (La Habana, 1956). Escritor y periodista cubano, ha publicado los libros "Un verano incesante", "El otro lado", "Tiempo vencido" y "Reinaldo Arenas, aunque anochezca", entre otros. Entre 2001 y 2008 editó la revista virtual de literatura cubana El Ateje. Es Premio Museo Cubano de Ensayo por "Dulce María Loynaz, tránsito de una gran dama cubana", y Premio Lydia Cabrera de Periodismo en 2011.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami