Neo Club Press Miami FL

Nilo Julián González: Los poetas cubanos son unos cobardes

Nilo Julián González: Los poetas cubanos son unos cobardes

Nilo Julián González: Los poetas cubanos son unos cobardes
julio 18
01:11 2014

A Nilo Julián González Preval lo reconozco en su poesía, transparente como el agua (aun cuando el símil suene a lugar común). Él, por otro lado, se reconoce ante todo como artista plástico, como dibujante, pero qué es la poesía sino sensibilidad, sentimiento expresado a través de imágenes. Esta poesía, genuina como pocas, es la que él, Alina Guzmán Tamayo y otros miembros de Omni Zona Franca han estado haciendo a través de los años. Pero, en el caso de Nilo, y por extensión de Alina (o viceversa), se vuelve aún más comprensible, es decir, más diáfana. Porque en Nilo sorprende la inocencia del niño, que eventualmente podría parecer la pieza suelta de un enrevesado mecanismo de protección. Pero no. No se trata de relojería.

Neo Club Ediciones publicará en breve Toca al corazón que late, uno de sus deslumbrantes poemarios, pero antes Nilo nos regalará varios de los poemas del libro en Delio Photo Studio, invitado por el fotógrafo Delio Regueral, el próximo sábado 19 de julio. Allí tendremos oportunidad los artistas y escritores independientes de Miami de corresponder a su independencia, a su valor, con nuestro apoyo y curiosidad. En esta lectura performática estarán a la venta dibujos del creador, que acudirá con Alina Guzmán como invitada. Las ganancias obtenidas se destinarán a la compra de materiales para los talleres infantiles que González Preval realiza en su comunidad en Cuba. También se rifará un libro de arte único con el propósito de recaudar fondos para la compra de una cámara fotográfica, la cual será entregada al proyecto Acetato Producciones.

Armando Añel: Está a punto de aparecer tu poemario Toca al corazón que late por Neo Club Ediciones, pero también eres fotógrafo, pintor, dibujante, escultor, performer, coordinador y promotor cultural… ¿En cuál de estas facetas te realizas más plenamente?

Nilo Julián González: Por suerte para mí, para mi alma y mi conciencia, nada, y ninguno de los males que nos educan y hacen seres desde la infancia, lograron despojarme de la habilidad de convertir este universo en puntos, líneas y manchas. Soy un dibujante y además aprendí  a convertir esa habilidad en pinturas, esculturas, instalaciones. Soy un dibujante que escribe poemas, que escribe cuentos y además los lee en público.

Escribir es un resultado de saber dibujar bien lo que siento. Cuando converso con mis amigos siempre hago dibujos que son un modo de conversar, una caligrafía del sentimiento. Es verdad que escribir, la acción de escribir, es muy evidente en mi obra y en mi vida, pero es más una habilidad aprendida por la necesidad que tuve un día específico de decir algo que estaba fuera de mi vocabulario. Yo solo quería decir… no sabes cuánto agradezco tu cariño, tu amor, y no encontraba las palabras adecuadas. Era 1993, marzo, apagones, hambre en toda Cuba, miedo y tristeza… estaba enamorado… ese ejercicio de la escritura se llama Estación de combate. Aún guardo cada poema.

Como ves, termine de un modo muy democrático esquivando la pregunta fundamental. El dibujo. El dibujo es un túnel en el cual puedo entrar de manera consciente y dejar de vivir en este mundo. Cuando dibujo desaparecen los miedos, el ego. Cuando dibujo soy mejor persona. Dibujando soy más humano. Más sensible y cariñoso. Pero por muy raro que parezca, un poeta tiene más publico en Cuba que un dibujante…en el barrio me gritan poeta varias veces al día, sin embargo la acción del dibujo requiere de una economía, una infraestructura de la cual carezco. El mercado del dibujo está controlado por el capital de los grandes centros culturales del mundo. Y un poeta como yo tiene un público inmenso en cada comunidad de Cuba. No me arrepiento de escribir, pero si un día alguien o alguna institución me proporcionara la oportunidad de dibujar en grande, en un taller o estudio,  pudiera de verdad ser lo que soy, lo que se esconde detrás de la escritura, de la escultura y las instalaciones. El día que pueda volver a dibujar en grande, como lo pude hacer hace muchos años, dejaría de hablar y dejaría de escribir. La crisis económica en Cuba es tan grande que ni dibujar se puede. Escribir es lo único que nos pueden censurar, matar, encarcelar, repudiar.

AA. “Sé que para ti y una parte de tu generación los golpes en la cabeza y la cara son un modo de expresar amor y cariño, pero yo ya cumplí 46 años y no creo que pueda a esta edad dejar de usar palabras para usar la violencia”, dices en la dedicatoria del libro. ¿Imperará en Cuba la violencia el día después?

NJG. Personalmente creo que sí, y lo explico de la siguiente manera: si en cada barrio de Cuba los reprimidos mataran a solo uno de los millones de delatores y colaboradores de la dictadura, serían 10, 000 muertos al mes. Eso ya es una guerra civil. Cuando me hacen esta pregunta también respondo que ya estamos en guerra. Si caminas por la calle Obispo, en la Habana Vieja, y presencias cinco discusiones solo en esa calle, imagina una discusión en cada calle de La Habana, en cada ómnibus, en cada cola. Ya mi país está en guerra, un país que no produce suficientes alimentos, ni tan siquiera pescado en su condición de isla… ¿Sabes cuánto cuesta un litro de jugo de naranja? No se produce nada en Cuba. Un país sin economía es un país en guerra y, en el caso de Cuba, la crisis económica es un modo de explotar y de controlar a todo un pueblo. La crisis económica dentro de Cuba es una herramienta con la cual los militares controlan al resto de la población.

Todo el mundo sabe lo fácil que resultaría liberar el mercado cubano al capital cubano de esta orilla y de las otras. Pero un pueblo alimentado, una familia bien alimentada, es una familia fuerte y unida y contra eso nada puede. Es lo que tratan de impedir por todos los medios. Van a mantener la crisis económica de Cuba lo más que sus fuerzas y su inteligencia les permitan, van a seguir humillando con hambre al pueblo de Cuba, y lo triste es que en el pueblo no se comprende bien esto, no se razona, no se tienen herramientas para vencer las pasiones y entonces…van y matan a las Damas de Blanco, van y matan y encarcelan a un periodista, y el ciclo sigue y ellos permanecen en el poder. Una sola familia controla un país de 11 millones de habitantes. ¿Cómo todo un pueblo no se da cuenta de eso?

Tengo la impresión que después del anuncio de la muerte de Fidel Castro Ruz, después que anuncien su entierro, el país aguantara un poco la sorpresa y el desencanto de ver morir los sueños y las mentiras de tres  generaciones de cubanos. Un año o dos después de esa muerte, poco a poco en cada esquina la gente irá preguntándose: Y al final, ¿qué ha sido de mi vida? Es la pregunta que desatará la crisis y la amargura contenida durante tantos años. El pueblo está cansado de tanta miseria, de tanta soledad, de tantas mentiras, pero tiene miedo y el miedo nunca será lealtad. Yo no quiero una guerra civil en Cuba. No la quiero. Pero cuántas palabras más vas a decir a las miles de madres cubanas que despiertan cada mañana sin un vaso de leche para sus hijos…. meses antes de venir, escuché a un niño preguntar: Papá, ¿qué es el queso crema?

Delio Photo Studio y Neo Club Ediciones invitan este sábado 19 de julio, a partir de las seis de la tarde, a la lectura performática “Toca al corazón que late”, del escritor y artista Nilo Julián González Preval. Participará también, como invitada, la fotógrafa Alina Guzmán Tamayo. Dirección: 2399 Coral Way, Miami, Florida 33145

AA. ¿Cuál es tu opinión sobre la literatura contemporánea exiliada y la que se hace en Cuba? A la luz de tus nuevas experiencias, ¿te pones más creativo dentro o fuera de Cuba?

NJG. Esa es buena. Aquí hay otra literatura. De calidad, útil y práctica. Cuando hablas delante de mí de literatura es como si estuviera escuchando a los jóvenes poetas cubanos, los que conozco, los del disco Alamar Espress, los que apoyaron durante mucho tiempo el esfuerzo por la cultura poética de la humanidad que realizamos con el Festival Poesía Sin Fin en Alamar. Ustedes, los de La Otra Esquina de las Palabras, están al ritmo de la literatura mundial. Aunque, al parecer, por aquí tampoco la poesía reúne mucho público. Pero me gusta mucho estar con ustedes porque se siente que se piensa el texto, la palabra y la vida como una unidad. En Cuba es común que los poetas se llenen de una gravedad que los aplasta y los hunde en la silla, y ese hundimiento sobre sí mismos provoca que su voz no camine, que su voz no se alce sobre el dolor o las alegrías y llene de actos poéticos su vida y la vida de los escuchas. La poesía cubana se ha vuelto un espacio de resistencia. Dentro de Cuba para que la libertad florezca, y fuera de Cuba para tender un puente con el mundo. Estoy seguro que todos los poetas cubanos de mi edad conocen las editoriales de Miami. Pero nunca vendrán. Los poetas cubanos son unos cobardes. Todos son unos cobardes. Prefieren una vida con la cabeza baja a levantar la voz del poema y hablar de la vida, la luz y la verdad.

Soy más creativo artísticamente fuera de Cuba. La mitad de mi vida la he dedicado a realizar estrategias con las cuales vencer el férreo bloqueo a las iniciativas ciudadanas que en todos los aspectos de la economía y la cultura el gobierno aplica. Organizar un taller de audiovisuales o un taller infantil te puede tomar dos meses completos de trabajo secreto. Incluso en esta entrevista hay cosas que no puedo decir para que otros amigos sigan en secreto trabajando por favorecer a la cultura cubana. Soy más libre y más creativo cuando viajo. Los militares cubanos lo saben y es la razón por la cual tres generaciones tuvieron que escapar de la isla en balsa. Cuando te paras en Barcelona o París comprendes la libertad, comprendes el amor, comprendes el porqué aplastaron la voluntad de vivir del pueblo cubano y lo tienen matándose, mintiéndose, engañándose. Soy más creativo fuera de Cuba pero aquí pesa sobre mí el dolor de un pueblo aplastado, dividido, hambriento y lleno de dolor. Ojala los  líderes de la cultura alternativa cubana, los líderes de los partidos políticos de la disidencia y las organizaciones civiles, comprendieran esto y se unieran. Solo un día, y todo cambiará de una vez y para siempre.

AA. ¿Qué aporta a tu arte el acceso fluido, sin censura y con velocidad estándar, a las nuevas tecnologías e Internet?

NJG. Aporta comunicación inmediata con las redes de amigos y colaboradores del mundo. Lo primero de lo cual me ocupe fue de restaurar contraseñas y demás para tratar de hacer mis comunicaciones más seguras al menos cumplir con lo que me indicaron los amigos sobre seguridad informática. Y lo segundo es ver cómo las nuevas tecnologías de la comunicación se relacionan con mis vecinos y amigos del barrio. ¿Como la Internet y las nuevas tecnologías los pueden hacer mejores personas? Esa es mi preocupación fundamental. Estoy aprendiendo a organizar mis campañas personales… ¿Sabes?, me he visto obligado a ser democrático, pero democrático de verdad, para mantener un diálogo con personas de diferentes creencias y géneros, nacidos en diferentes países. Tienes que tener mucho tacto y mucha delicadeza, además ser asertivo y valiente… Me han dicho cosas muy duras por las redes y las he convertido en obras, no en rencor o gritería. Internet, las redes sociales digitales, te hacen mejor persona.

Alina Guzman y Nilo Julian GonzalezInternet no hace mejor al Arte. Distribuye mejor el arte. Comunica mejor el arte. Internet te demuestra que la historia escrita del arte es mentira. Es mentira cuando investigas en el proceso creador de la obra. En la unidad del creador. El hombre que pinta o embarra o esculpe la piedra. El hombre detrás del lente. Detrás del maquillaje. El hombre detrás del personaje que muere durante un desembarco naval en un libro de Mailer. El hombre detrás de la insoportable levedad de hacer harakiri sobre un jardín de piedras sobre el cual descansa un mármol de Agustín, un mármol de Brancusi como si fuera un rostro ladeado del príncipe bajando en medio del invierno por un plato de sopa a la taberna, en la cual un peruano escribe sobre la muerte y pide “padre, aparta de mí este cáliz”, mientras en un seto hundido en la sal de la tramoya un niño escapa del hacha de la historia contemporánea. La historia del arte es mentira. Somos seres humanos y todo, definitivamente todo lo que nos han contado, es arte en sí mismo, no historia, no vida, no luz. ¿Puedes decirme el nombre con el cual bautizaron al nacer al camarógrafo de Luces de la Ciudad, esa obra de Charles Chaplin?

AA. ¡No puedo! Así que continúo. Eres uno de los fundadores de Omni Zona Franca, pero muchos fuera de Cuba no te conocían hasta hace poco. ¿Cuestión de modestia, de miedo escénico o de cartas de invitación?

NJG. Cuando llegué a OMNI Zona Franca tenía una cámara de fotos en la mano regalo de un grupo de jóvenes creadores cubanos, en el ICRT. Tenía una cámara de fotos y alguien debía de hacer el sacrificio de fotografiar la mayor cantidad de obras posibles, y tenía mucha fe. Pero el arte cubano no es cuestión de fe, es cuestión de poder. Quienes tienen el poder distribuyen la información y así se forma un círculo a partir del cual muchos artistas nunca tienen la oportunidad de llegar a los medios de información masiva y su obra se va quedando sin el impulso del diálogo con el público.

No tengo miedo escénico. No soy modesto o no creo que lo sea, sobre todo cuando dibujo. Trato de hacerlo bien y abro mi corazón y mi alma y sí, fue un asunto de cartas de invitación. “Poco presupuesto”, explicaron siempre. Poco presupuesto para que todos viajen. Nunca he comprendido por qué a nadie se le ocurrió preguntar en los últimos diez años quién hacia las fotos del grupo OMNI Zona Franca. Los periodistas son personas curiosas. Muchos amigos en el mundo aún no saben que soy integrante fundador del grupo OMNI (Zona Franca vino después). Casi ningún amigo del mundo sabe qué es en realidad el grupo OMNI Zona Franca. Quizás deba publicar mi currículo en Google+ o en algún otro espacio. Ya lo hice una vez, quizá sea hora de que lo vuelva a hacer. Ahora estoy volviendo a los inicios, estoy dejando la fotografía, sobre todo las fotos de otros. Ahora llegó la oportunidad de presentarme al mundo y creo que lo estoy haciendo de la mejor manera posible. Si los artistas del mundo comprendieran que unidos tendrían el poder de cambiar las reglas del mercado, esas reglas cambiarían. Pero el ego nos consume y nos aleja de la verdadera función del ser humano y sus posibilidades espirituales. Yo soy un ser humano y mucho, mucho después, un artista.

AA. Tras la reforma  migratoria vigente desde enero de 2013 en Cuba, muchos artistas y activistas disidentes han logrado salir de la Isla y exponer o interactuar en Estados Unidos.  ¿Notas, o alguien te ha comentado, que decrece el interés por la labor de ustedes como grupo o individualmente tras esta avalancha? ¿Se ha perdido un poco la novedad o, por el contrario, consideras que aumenta la expectativa?

NJG. No soy ni politólogo ni estratega social. Miro desde el balcón de mi casa y trato de pensar con la mayor lógica posible y creo que todas las realidades son verdaderas. Las buenas y las malas, son solo puntos de vista. En tu pregunta se esconde una idea interesante. Tú dices “han logrado salir de la isla”. Lo han logrado… con esfuerzo, sigilo, vigilados, con el permiso del gobierno… es decir, aún los ciudadanos cubanos no pueden sentirse parte del mundo o de la mayoría del mundo.

No existe tal avalancha. De mi lista personal de creadores que trabajan junto a nosotros en las artes plásticas y en la música alternativa, solo han viajado dos. Alina Guzmán y yo. El resto, más de cien artistas, están aún esperando la oportunidad de capacitarse fuera de Cuba o de poder presentar su obra al público internacional. Cuenta quienes han viajado, de los que reúnen 400 personas para un concierto contra la violencia en nuestras calles. Ninguno. Están viajando los mismos y los mismos. Yo tuve suerte de que un amigo fuera de ese círculo vicioso pensara en mí y recibiera apoyo. Si no, estaría en Cuba, en la comunidad y trabajando.

Hay mucha gente interesada en el arte cubano. Mucha gente en muchas partes del mundo. Pero quienes tienen el poder de hacer llegar la obra de los artistas cubanos a esos espacios tienen dos razones fundamentales para no hacerlo. La primera: los jóvenes artistas cubanos son más humanos que políticos. De la familia y el hombre. Y en segundo lugar, está el asunto de los afrodescendientes… ¿Te imaginas en cualquier galería de Berlín una exposición de seis escultores afrodescendientes cubanos, que además presenten dos libros de poesía, un concierto de música alternativa y dos exposiciones de dibujo? No hablo de OMNI Zona Franca, hablo de otros amigos de Cuba con tanto potencial como cualquier artista del mundo. El poder no tiene interés en que eso ocurra. ¿Conoces la página talentocubano.net? Pensaba que era fácil para el exilio tener una página web, por ejemplo, y un archivo de los miles de jóvenes cubanos que rapean, o dibujan o escriben su poemas o hacen sus esculturas en cada rincón de Cuba, y desde esa página comenzar a crear una plataforma para el nuevo arte cubano. Un arte cubano sin épica de sangre,  o patria y muerte, como lo merece Cuba. Un arte para el futuro. Algunos de nosotros supimos en 2003 que no existían muchas posibilidades de que se nos diera una oportunidad a OMNI Zona Franca como grupo, y eso ha ocurrido. Nunca nos han invitado como grupo y quizás ya nunca lo hagan.

AA. En Cuba has trabajado independientemente a nivel de barrio, pero bajo un régimen comunista. Aquí has participado en varios eventos independientes dentro de un sistema de libre mercado. ¿Dónde te sientes más útil, más tú ante los demás?

NJG. En Cuba soy más útil. Aquí soy más persona. Caminando en el mundo es mayor la sensación de integridad humana, social. Quizás sea difícil de explicar, pero cuando veo junto a mis vecinos videos de arte y conversamos con té o ron, siento que mi vida tiene sentido. Siento que en otros espacios de Cuba también hay amigos tratando de abrir la puerta de la mente y del universo. Ya no hay mucha gente dispuesta a morir por la cultura cubana. Cuando rodean mi casa y colocan cámaras en otros edificios, cuando rodearon nuestro taller, la Galería de Arte Fajad Jamis en Alamar, un Centro de Arte y Literatura histórico para la cultura cubana, comprendí que la cultura nos va a costar la vida a unos cuantos de nosotros. Nos van a matar por pintar para nuestros vecinos, por leer poesía con ellos, por hablar de Bebo Valdés y Mongo Santamaría en público, por no dejar de caminar hacia el futuro de una nación próspera y desarrollada. Mi casa es un Centro Cultural desde 1984 y voy a tratar de sostenerlo el mayor tiempo posible. Las fotos en las redes sociales hablan por sí solas. Pregunta en la redes y alguien te dirá. No me siento ciegamente atado a Cuba, siento una presión inmensa por desarrollar mi obra y algunas cosas no se pueden hacer allá por detalles técnicos y otras muchas por la férrea censura sobre las artes plásticas y los creadores. Algunos amigos, poetas, creadores, han adaptado su obra al espacio de la censura nacional. Otros no podemos y tenemos esa presión dentro.

AA. ¿Planes en lo inmediato?

NJG. Me estoy preparando para lo bueno y lo malo.

Si Dios quiere y me ocurre lo que tanto necesito, aparecerá una beca, un patrocinio, una fundación, alguien interesado en el nuevo arte cubano. Tengo aquí conmigo mi archivo fotográfico, una gran parte de él. Me gustaría hacer una exposición de fotografías de Cuba. Me gustaría mucho. ¿Sabes?, soy el único del grupo OMNI Zona Franca con un premio en la especialidad de paisaje. Soy el único del grupo con un premio en la especialidad de grabado. Tengo casi trescientos performances escritos al detalle, performances para espacios públicos y para galerías de arte. Tendré que esperar a que aparezca la oportunidad de una beca de artes visuales. Llevo más de diez años sin poder pintar por falta de materiales. Son tan caros en Cuba que es mejor trabajar con los niños y los vecinos. Organizar talleres en la comunidad.

Tengo la maqueta terminada de otros tres libros de cuentos cortos. Otros dos libros de poesía listos para dialogar con editores. Y esta experiencia de ver a cubanos bajarse de una balsa y comenzar a los seis meses una familia, y ser creativos y a pesar de la edad intentar estudiar y crecer como personas, me ha inspirado y estoy escribiendo algo que se llama Bi-Polar. Bi de la dualidad y polar de frío, lejano, azul, sin pasión… Es un libro donde trato de emplear los grandes sones de la música cubana para hablar de los cubanos de aquí y de allá. Donde hablo del futuro y la muerte.

No voy  dejar que mi obra se muera dentro de Cuba. El mundo es más grande que una isla. El mundo es más grande que lo que imaginamos. Un corazón que late, millones de seres renovados. No voy a morir en Cuba, ni como artista ni como ser humano.

Me estoy preparando para volver a Cuba. Volver a Cuba es una de las grandes performances de los últimos años. Cuando llegas a la aduana del aeropuerto y cuarenta cubanos con armas de fuego y perros de lucha antidrogas te aíslan, y vigilan a tu familia y amigos, y te interrogan y te agreden y te maltratan y te roban y te confiscan a la fuerza tus libros y tus cartas de amor. Esas acciones, por tristes que sean, cumplen los requisitos del arte contemporáneo.

(Performances de alta intensidad (High Performances): Es cuando el actuante se propone una performance siguiendo el canon tradicional de intervenir espacios públicos con acciones de alta performatividad que provoquen disturbios, que provoquen zozobra y consternación en espacios donde el flujo de circulación humana por lo común sigue un patrón estable. Estos performances por lo general tienen un guión bien estructurado y los actuantes tienen previstas una serie de improvisaciones en respuesta a situaciones no previstas que puedan provenir del público o de los transeúntes ocasionales que circulen por el espacio. Estos performances por lo general no cuentan con la autorización de instituciones del Estado y son realizados con total premeditación por parte del actuante o los actuantes).

Me van a esperar en la Aduana y nos van a interrogar y debo estar preparado para lo peor. La Aduana del aeropuerto José Martí es una de las más peligrosas unidades militares de Cuba. Estás en una unidad militar incomunicado del mundo. Solo. Entonces debes pensar en Dios y encomendar tu alma al alma del mundo. Los seres humanos están realizando un gran esfuerzo por vivir mejor, por encontrar caminos hacia la luz. Dentro de Cuba estamos realizando también ese esfuerzo. A muchos nos va a costar la vida. Hay muchos cubanos dispuestos a matar con tal de no crecer espiritualmente, de no ayudar al desarrollo del país. Muchos cubanos han aprendido a matar y a cumplir con las falsas leyes que otros escriben para ellos. Estoy meditando y pensando en el modo de convertir ese momento en arte. En una obra de arte. No siento miedo. Siento dolor. Dolor por Cuba y los cubanos.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Tony Cuartas.
    Tony Cuartas. julio 18, 03:44

    Saludos amigo.
    Nilo todo lo que he leido por tus planteamientos son veridico, asi es como tratan a los creadores de alla, algunas veces da dolor y enojo sentir el dolor de los cubanos y los jovenes que no tiene futuro y sus ideales que no puede llevar acabo por el capricho de esos malos gobernadores que nos toco. Quizas estemos cerca de llegar al punto que esos ya no enturbien mas el agua que han manchado.
    Gracias por ti y cuidate.
    Chao.

  2. Manuel Gayol Mecías
    Manuel Gayol Mecías julio 18, 16:35

    Conmovido, entristecido, enrabietado y agradecido por la excelente entrevista a Nilo Julián González. La sentí, que para mí es la mejor elctura. Felicidades a Nilo y para Añel, Manuel

  3. Ariel Armando Rubio Torres
    Ariel Armando Rubio Torres enero 09, 04:53

    Me encanta este comentario sin pelos en la lengua,ojalá esa gente que juega a la ambigüedad y le importan tres cojones lo que dejaron atrás le dediquen unos minutos,un abrazo

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami