Neo Club Press Miami FL

No te rindas nunca

 Lo último
  • Martí perdido en la telaraña de la Matrix En un nuevo aniversario de la muerte de José Martí, un par de anotaciones al margen:   a) Martí no fue un guerrero de la Matrix, de serlo nunca se...
  • Santo y seña para una escuela de matones Es raro que las feministas y los intelectuales de la izquierda bistec en Cuba no hayan organizado otra guerrita de los e-mails para exigir que cambien el nombre de aquella...
  • Para iniciar una revolución en el referendo Existe la muy extendida idea de la necesidad de formar un bloque unido de la oposición cubana para derrocar al régimen. Por desgracia, excepto para aquellos que nunca logran deshacer...
  • Díaz Canel, lo peor de lo peor Miguel Díaz Canel, que tiene 58 años, representa lo peor de su generación. Porque para ganarse de tal modo la confianza de la familia Castro, y especialmente de Raúl, tiene...
  • La revuelta de los holgazanes Ya se sabe que Lenin no trabajó nunca, que mientras se preparaba para su único empleo, el de alucinado profesional, comió y vistió durante 30 años con las remesas que...

No te rindas nunca

No te rindas nunca
diciembre 08
17:02 2015

 

Yo me llamo Nilo Julián. Mi nombre artístico es Homo Nganga. Soy un artista cubano interesado en la plástica y creador de eventos culturales de alcance nacional en Cuba y quiero aprender algo más del mundo del arte y de las artes plásticas en particular. Sé que no nos conocemos, pero a pocas personas en las redes sociales digitales escucho hablar con humana sabiduría de la relación entre el arte y el alma.

Tengo desde hace años una lista inmensa de preguntas y pocos amigos con los cuales poder dilucidar mis dudas acerca de este tema. De las fuerzas creativas del espíritu hablan pocos en Cuba, y de su relación con la parte material de la Historia del Arte mucho menos.

Largas fueron y aún son de intensas las batallas en mi alma, con mi ego y la autoestima. Largas y dolorosas. Alegres y llenos de penas son “los sucesos” que nombramos exponer, dibujar, esculpir, pintar o mostrar como performances. He llegado hasta aquí con una inmensa confusión y sin saber dónde buscar un camino a la luz de las respuestas o de un estanque donde aplacar las dudas al menos el tiempo necesario, para poder respirar y seguir al menos con el bregar del día a día.

Nilo

Aún no puedo dibujar como si respirara. Aún no puedo leer el poema como si fueran latidos de mi corazón las palabras dichas por mi boca.

Hay una técnica, dicen, para cada cosa que sale de las manos del hombre, pero… ¿y la técnica para las cosas del alma?

Viví muchos años en Omni Zona Franca. Con ellos, con los seres humanos vestidos de poetas, dibujantes, pintores, vestidos de teatro, aprendí a decir estoy cansado. Aprendí a pedir ayuda para cargar las maletas de esta vida. Gracias a ellos soy mejor persona, conmigo quiero decir, me reconozco mejor, me quiero más, me cuido… pero detenido en las esquinas, miro y “veo” y mi mente se pregunta cosas sobre la mecánica del mundo y su funcionamiento. Las palancas y los planos inclinados que siempre existieron y van a existir cuando ya no pueda estar más aquí. Es verdad y cada día recuerdo las conversaciones en el taller, que cada pregunta sobre el mundo es una pregunta sobre nuestro espíritu y una manera de llegar más profundo y escarbar en algunas realidades que por la mala educación recibida vivimos sin poder comprender y aprender.

Algo cambió dentro de mi alma #amigos del #mundo. Algunas cosas dejan de existir y otras nuevas se asientan y vienen en camino. Si el infierno no es un lugar físico como dicen los científicos, no hace falta que lo sea: ando con él a cuestas, y con sus demonios también.

PD. Querido amigo Albert Viladrosa Vila, cuando vi tu comentario en Facebook y tu burla en una foto realizada por mí y con tanto valor espiritual para mis amigos, sentí la furia que en mi barrio estamos acostumbrados a mostrar cuando algo nos ofende. Sentí esa furia, pero ni uno de los músculos de mi cuerpo se movió. Estaba respirando, estaba mucho más sorprendido de que hubieras dedicado algunos segundos a burlarte de alguien que te es completamente ajeno. De alguien que solo quiere ser una mejor persona.

Este post es mi respuesta. También está llena de amor y de lucha interior. Nunca me he rendido, no te rindas nunca.

Sobre el autor

Nilo Julián González

Nilo Julián González

Nilo Julián González nació en 1967 en La Habana. Escritor, dibujante, pintor, curador, grafitero, performer, trabaja la fotografía y es realizador audiovisual. De formación autodidacta, es uno de los fundadores del proyecto Omni Zona Franca, con origen en la zona periférica de Alamar, al este de la capital cubana. Integrante fundador de ACETATO Producciones, reside en la Isla. Su poemario “Toca al corazón que late” fue publicado por Neo Club Ediciones en 2014.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Carlos Alberto Montaner

La vida íntima y disfuncional de la familia Marx

Carlos Alberto Montaner

El 5 de mayo, el sábado pasado, se cumplieron 200 años del nacimiento de Carlos Marx en Tréveris, Alemania. No voy a hablar sólo del marxismo. La realidad y el

Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami