Neo Club Press Miami FL

No te rindas nunca

 Lo último
  • Degeneración del cubano, el mal mayor del castrismo El mayor daño hecho por los Castro a la nación cubana sin dudas es, sí, de carácter antropológico. No digo algo nuevo. Me descubrí coincidiendo con quienes comenzaron a decir...
  • Sobre el ente mamertiano   El lúcido amigo Ulises Fidalgo Prieto me ha pedido que defina filosóficamente al ente mamertiano. Bien, había escrito brevemente algo al respecto, disperso por ahí por las autopistas y...
  • Del nacionalismo y la pureza cultural en Cuba   La pureza cultural no existe. O al menos no existe en la mayoría de las regiones del mundo, y esa inexistencia ni siquiera forma parte de un fenómeno moderno,...
  • Cuando Cuba reía   Tras la caída del socialismo real en los países de Europa y el llamado desmoronamiento de la Unión Soviética, apareció el mágico y triste concepto con que bautizaron nuestra...
  • La educación en Cuba es un desastre   Hay muchos, especialmente en América Latina, que elogian hasta el delirio el sistema educativo de la Isla y la ven como un modelo para sus países. Se supone que...

No te rindas nunca

No te rindas nunca
Diciembre 08
17:02 2015

 

Yo me llamo Nilo Julián. Mi nombre artístico es Homo Nganga. Soy un artista cubano interesado en la plástica y creador de eventos culturales de alcance nacional en Cuba y quiero aprender algo más del mundo del arte y de las artes plásticas en particular. Sé que no nos conocemos, pero a pocas personas en las redes sociales digitales escucho hablar con humana sabiduría de la relación entre el arte y el alma.

Tengo desde hace años una lista inmensa de preguntas y pocos amigos con los cuales poder dilucidar mis dudas acerca de este tema. De las fuerzas creativas del espíritu hablan pocos en Cuba, y de su relación con la parte material de la Historia del Arte mucho menos.

Largas fueron y aún son de intensas las batallas en mi alma, con mi ego y la autoestima. Largas y dolorosas. Alegres y llenos de penas son “los sucesos” que nombramos exponer, dibujar, esculpir, pintar o mostrar como performances. He llegado hasta aquí con una inmensa confusión y sin saber dónde buscar un camino a la luz de las respuestas o de un estanque donde aplacar las dudas al menos el tiempo necesario, para poder respirar y seguir al menos con el bregar del día a día.

Nilo

Aún no puedo dibujar como si respirara. Aún no puedo leer el poema como si fueran latidos de mi corazón las palabras dichas por mi boca.

Hay una técnica, dicen, para cada cosa que sale de las manos del hombre, pero… ¿y la técnica para las cosas del alma?

Viví muchos años en Omni Zona Franca. Con ellos, con los seres humanos vestidos de poetas, dibujantes, pintores, vestidos de teatro, aprendí a decir estoy cansado. Aprendí a pedir ayuda para cargar las maletas de esta vida. Gracias a ellos soy mejor persona, conmigo quiero decir, me reconozco mejor, me quiero más, me cuido… pero detenido en las esquinas, miro y “veo” y mi mente se pregunta cosas sobre la mecánica del mundo y su funcionamiento. Las palancas y los planos inclinados que siempre existieron y van a existir cuando ya no pueda estar más aquí. Es verdad y cada día recuerdo las conversaciones en el taller, que cada pregunta sobre el mundo es una pregunta sobre nuestro espíritu y una manera de llegar más profundo y escarbar en algunas realidades que por la mala educación recibida vivimos sin poder comprender y aprender.

Algo cambió dentro de mi alma #amigos del #mundo. Algunas cosas dejan de existir y otras nuevas se asientan y vienen en camino. Si el infierno no es un lugar físico como dicen los científicos, no hace falta que lo sea: ando con él a cuestas, y con sus demonios también.

PD. Querido amigo Albert Viladrosa Vila, cuando vi tu comentario en Facebook y tu burla en una foto realizada por mí y con tanto valor espiritual para mis amigos, sentí la furia que en mi barrio estamos acostumbrados a mostrar cuando algo nos ofende. Sentí esa furia, pero ni uno de los músculos de mi cuerpo se movió. Estaba respirando, estaba mucho más sorprendido de que hubieras dedicado algunos segundos a burlarte de alguien que te es completamente ajeno. De alguien que solo quiere ser una mejor persona.

Este post es mi respuesta. También está llena de amor y de lucha interior. Nunca me he rendido, no te rindas nunca.

Sobre el autor

Nilo Julián González

Nilo Julián González

Nilo Julián González nació en 1967 en La Habana. Escritor, dibujante, pintor, curador, grafitero, performer, trabaja la fotografía y es realizador audiovisual. De formación autodidacta, es uno de los fundadores del proyecto Omni Zona Franca, con origen en la zona periférica de Alamar, al este de la capital cubana. Integrante fundador de ACETATO Producciones, reside en la Isla. Su poemario “Toca al corazón que late” fue publicado por Neo Club Ediciones en 2014.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Lottie
    Lottie Febrero 28, 04:30

    Check out his latest post and find out a little more about him at Fueling the World in his first post titled “Why Alternative En8r?yg&#e221;

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

¿Será eterno el adiós de Labrador Ruiz?

José Hugo Fernández

Muerto en Miami, en 1991, a los 89 años de edad, el escritor Enrique Labrador Ruiz es distinguible aún hoy entre lo más avanzado de la moderna narrativa cubana. Sin

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami