Neo Club Press Miami FL

Nuestro Benicio del Toro en La Habana

Nuestro Benicio del Toro en La Habana

marzo 23
13:50 2011

1-Benicio_EFEDesde la primera semana de marzo el actor puertorriqueño Benicio del Toro está en Cuba.

Ha visitado La Habana muchísimas veces. Esta vez como uno de los siete directores que filmarán una película coral: “Siete días en La Habana”. A cada día le corresponderá un cortometraje. Los rodajes de los restantes están a cargo de los directores argentinos Pablo Trapero y Gaspar Noé, el español Julio Medem, el francés Laurent Cantet, el palestino Elia Suleiman y el cubano Juan Carlos Tabío.


El corto de Benicio Del Toro se llama “Yuma”, y trata de la visita de un actor norteamericano, sus primeras 24 horas en La Habana en compañía de un chofer de un coche de alquiler buscando sitios animados en la noche. Como argumento sobre Cuba, nada nuevo. “Yuma” es como vulgarmente el pueblo denomina a los estadounidenses, a diferencia de Fidel Castro y la izquierda internacional, que utilizan la palabra despectiva “yanqui”. Anglicismo que viene de “yankee”, como señala el Diccionario de la Real  Academia Española a los naturales de Nueva Inglaterra. Para todo el mundo, mucho más en América Latina, los “yanquis” son sinónimo de estadounidenses, al igual que en esta región, marcadamente en Cuba y Argentina, todos los españoles son “gallegos”.

El Instituto de Cine e Industrias Cinematográfica de Cuba (ICAIC) lo gobierna Alfredo Guevara con el mismo método copiado de los hermanos Castro, que a su vez imitaron a su padre, Ángel Castro, español que vino a Cuba a combatir a los patriotas que lucharon por la independencia de la isla y que en la región de Holguín fue célebre por su trato despótico con los empleados de su finca de Birán. La entidad del cine cubano dio a conocer a la prensa un comunicado en que señala que el rodaje del filme terminará en mayo. Eufemísticamente (cito): “Será una fotografía de La Habana de 2011, un retrato contemporáneo de una ciudad ecléctica, con una forma de pensar joven y que mira hacia el futuro”.

Me pregunto si será posible realizar eso, ya no por siete directores, sino por una legión de ellos cuando cada familia cubana tiene una trama para hacer un filme. El corto de Benicio del Toro sitúa su principal set en el Hotel Nacional, pero utilizará otras locaciones en clubs, bares y centros nocturnos que están cerca del Paseo del Prado y el Malecón. Y me sigo preguntando: ¿acaso al retratar, o al intentar retratar La Habana de noche, La Habana canallesca e insomne, no está haciendo un homenaje implícito al corto ya célebre P.M., de Orlando Jiménez Leal y Sabá Cabrera Infante, censurado en La Habana justamente hace ahora cincuenta años? ¿El mismo que provocó que Fidel montara en cólera contra los intelectuales del tabloide cultural Lunes de Revolución, y vomitara durante tres días una perorata en la Biblioteca Nacional? ¿Querrá resucitar Benicio Del Toro la díscola y disoluta Habana de madrugada que Orlando y Sabá recrearon en apenas 14 minutos, época en que, como bien y exactamente dice la canción de Carlos Puebla, “se acabó la diversión / llegó el comandante y mandó a parar”?

Gracias y desgracias del Hotel Nacional

¿Sabrá Del Toro que exaltando al Hotel Nacional, construido a finales de la década de los años veinte del siglo ya pasado, en catorce meses, por  las firmas americanas Mc Kim, Mead & White y la Purdy Henderson Co, encargadas de los planos y la ejecución, rememora los fastos de lujo del inmueble que amaba el hermano del barón Thyssen- Bornemisza, en el que vivió doce años? ¿Ese “antro” preferido por los príncipes de Rúspoli, Johny Weismuller, Eduardo VIII (Príncipe de Gales), Jack Dempsey, Tom Mix, José Mujica, Buster Keaton, los Duques de Alba, Amadeo Barletta, Tito Guizart, Errol Flynn, y los mafiosos Santos Traficante (padre) y Meyer Lansky? ¿Por qué Binicio del Toro no se anima a llevar al cine La vida secreta de Mayer Lansky en La Habana, excelente libro que le recomiendo, del escritor cubano que allí reside, Enrique Cirules? Le garantizo un taquillazo mundial si no se le adelanta Andy García u otra apasionada de lo cubano por sus padres, Cameron Díaz.   

Que no olvide Del Toro que era el hotel preferido de George Raft, Amanda Ledesma, Betty Grable, Rómulo Gallegos, María Félix, Jorge Negrete, Pedro Vargas, los duques de Windsor, Karol II de Rumania, Mario Moreno (Cantinflas), Tyron Power, Lucky Luciano, Rita Hayworth, Ali-Khan, Ernest Hemingway, Fred Astaire, el Trío Los Panchos, Hugo del Carril, Germán Valdés (Tin Tan), César Romero (nieto de José Marti y amate de Montgomery Cliff) y Gary Cooper. Ah, olvidaba  que con Josephine Baker se produjo un escándalo racista, pues no se permitían huéspedes negros. Que a esta lista agregue a Nelson Rockefeller, Frank Sinatra, Ava Gadner, Sir Alexander Flemming, Arturo de Córdoba, Agustín Lara, los Hermanos Iturbide, Ferrucio Bureo, Pedro Almendaris, Spencer Tracy, MarIon Brando, Pablo Casal, Lucho Gatica, John Wayne, Mickey Mantle, Stan Musial, Agustín Lara, Jorge Negrete,  Leopoldo y Balduino de Bélgica, Walt Disney, Sara Montiel, los Chavales de España, Libertad Lamarque, Porfirio Rubirosa, y Lola Flores. Sin dejar de recordar que 1956 Eartha Kitt inauguró el Cabaret Parisien, donde tan a disgusto actuaron Vic Damone, Nat King Cole, Yma Sumac, con la excelente animación de Mario Martínez Casado y que allí se presentaron artistas cubanos, también a disgusto, como  Rita Montaner, Las D´Aida, Ernesto Lecuona, Esther Borja, Ñico Saquito, el Trío Matamoros, Bola de Nieve, la Orquesta Aragón, la Orquesta Jorrín, Compay Segundo, Los Meme y, entre tantos más, ese recalcitrante exiliado indomable que es Bebo Valdés. Como visitantes ilustres nacionales José Raúl Capablanca, Alicia Alonso, Teófilo Stevenson…

Que tenga en cuenta que en los primeros años de la Revolución llegaron al Hotel Nacional los cosmonautas rusos Yuri Gagarin y Valentina Tereskova. A ellos se unen Jean Paul Sartre y Simón de Bouvoir, ese matrimonio francés de izquierda, tan bien llevado, que por la derecha cada uno tenía sus amantes no compartidos como puede verificarse en sus diarios. Por supuesto, también Gabriel García Márquez.  

Desde 1979 se celebran en él las actividades del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, manteniéndose hasta la actualidad. En 1992 fue remosado  y recibe a Geraldine Chaplin, Danielle Miterrand, Harry Belafonte, Manuel Vázquez Rañas, Pierre Cardin, Paco Rabane, Michelle Legrand, Robert de Niro, Arnold Schwazeneger, Diego Armando Maradona, Ana Belén con Víctor Manuel, Francis Ford Coppola, Mohamed Alí, lmanol Arias, Rubens de Falce, Adriana Esteves, Klaus Maria Brandauer, Victoria Abril, Henry Aaron, Dany Glover, Soraya, ex-emperatriz de Irán…
Desde 1994 el Hotel Nacional de Cuba es considerado el buque insignia del Grupo Gran Caribe. ¿Que de donde sale el dinero de esta cadena hotelera? De las acciones de la compañía francesa Accor que opera en 90 países con 4 200 hoteles,  pero sobre todo del capital español: de las compañías Sol Meliá, Hoteles C, Iberostar, Oasis, Barceló y Hotetur. De todas formas las finanzas del hotel más emblemático de Cuba  tienen lo que llaman los italianos “mal fario”  y los españoles “gafe” (persona o lugar que trae mala suerte). Siempre han sido turbias.

No por eso no han dejado de venir  Jorge Negrete, ni Pedro Vargas o sus descendientes; las top models Kate Moss y Naomi Carnpbell; Daniel Boremboim, Joan Manuel Serrat, Fito Páez, Jonathan Demme y Kevin Costner, junto al equipo de realización de la película “ Trece días” dirigida por este último sobre la depauperada pero siempre fotogénica Habana. También Los Backstreet Boys, Jodie Foster, Oliver Stone y Steven Spielberg, Celia Sandys -nieta de Winston Churchill-, María Luisa Lobo –hija del magnate cubano Julio Lobo-. Por aquí pasó Jean Fonda –con su entonces esposo, el magnate Ted Turner- que se posicionó en su día contra la Guerra de Viet Nam pero nunca contra los atropellos de la dictadura castrista.  ¿Qué pensará Jean Fonda del derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate hace ya quince años, otro crimen de Castro aún impune?

Nuestro Benicio en La Habana

Benicio Del Toro se ha mostrado distante, frío y altivo con la prensa esta vez. Ha rehusado tener contactos con ella en La Habana. Como una verdadera estrella, el actor protagonista de Traffic, Che-El argentino y Guerrilla, ahora devenido en director, sólo les permitió, según me contaron colegas de la Agencia EFE de España –a ningún otro medio de prensa-, una breve visita al set desde donde, con jean informal “a lo Enrique Iglesias” y amplias camisas, da instrucciones antes de dar la orden de filmar. A esta misma agencia el español Álvaro Longoria, representante de la productora Morena Films, que patrocina el filme junto a la productora francesa Full House, declaró que “(Del Toro) sabe como director lo que quiere y es exigente, porque está acostumbrado a un nivel muy alto”.

Bajo las órdenes de Del Toro están, entre otros, el actor “yanqui” Josh Hutcherson, los cubanos Vladimir Cruz (coprotagonista junto a Jorge Perugorría de Fresa y Chocolate), Daisy Granados, de amplia trayectoria en el cine de Cuba, y Laura de la Uz, entre otros. A esta última  la vi ganar en 1990 el Premio a la mejor actriz en el XII Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. Nunca me expliqué por qué no le permitieron ingresar en la carrera de actuación en el Instituto Superior de Arte de La Habana, por lo que tuvo que ir a terminar de formarse en la Escuela Internacional del Gesto y la Imagen “La Mancha” en Chile.  

El 1 de abril darán por concluido el rodaje, según explicó el español Álvaro Longoria, conocido por su compromiso con la causa sarahui. Es productor con Morena Films, entre otros, de Guerrilla; Ché: el argentino; Comandante y Looking for Fidel de Oliver Stone y, las películas que más me gustan de él: Colette, un femme libre, Celda 211, Chavela Vargas, Iberia de Carlos Saura y Caballé, más allá de la música. Tuve la oportunidad de hace un año escucharle una charla en la Fundación First Team, que dirige mi amiga, la actriz española Assumpta Serna, que ha tenido el atrevimiento de posar en los Premios Goya de 2011 con un cartel a favor de Wikileaks. Paradójicamente Longoria ha realizado además un filme sobre San Antonio de Padua, al que no se refirió en el conversatorio.  

La otra productora es la francesa Didar Domehri junto a Laurent Bauden y Gaël Nouaille (Full House). Para este último, “a pesar de los conflictos, los cubanos hacen como si todo fuera posible. Soplan vientos de libertad que nosotros debemos captar (…) todas las clases sociales se cruzan y se entremezclan”… Didar Domehri conoce esta experiencia por Paris je t´aime y New York I love you. Otro de los colaboradores de producción es Fabien Pisani. Suyo es el film Para vivir, sobre la trayectoria artística de Pablo Milanés, con guión de Franklin J. Díaz. Importante es la contribución del escritor Leonardo Padura según todos ellos. Quieren que las narraciones se conecten entre ellas reflejando la vida y costumbres de La Habana. Un proyecto, dicen, “más cultural que político”…  

Por eso, aunque la visión que proponen sea tan abarcadora y el ICAIC afirme que sea el filme una retrato contemporáneo de La Habana de 2011, “ciudad ecléctica, con una forma de pensar joven y que mira hacia el futuro”, aunque gobernada con mano férrea por una gerontocracia militar y caudillista, no esperen los espectadores que también aparezca la oposición pacífica de las Damas de Blanco, la disidencia a favor de los Derechos Humanos en la isla; los periodistas y bibliotecas independidientes indefensos ante los policías. Muy otra hubiera sido el retrato de esta Habana si el guión fuera de Yoany Sánchez o de Zoé Valdés. Les propongo a Benicio Del Toro y compañía que después de terminado el rodaje vayan a festejarlo a Varadero, en la que fuera la casa del mafioso Al Capone, con tan buen gusto para la arquitectura, ahora convertida en exclusivo restaurante. Lo cierto es que nos guste o no, La Habana siempre ha sido para muchos desaprensivos, mafiosos o no –como diría Meyer Lansky- un sitio para hacer buenos negocios. Hablo con propiedad. Y si no me creen vayan al Museo de la Ciudad de La Habana y pregúntele a Eusebio Leal, cuyo archivo organicé en la Oficina del Historiador de la Ciudad. Perdonen la grosería, pero es gráfica. Todo se centrará en los tópicos cubanos de siempre, que el artista –a él si le respeto como artista- Adrián Morales resume en lo que se nos pide a los cubanos (perdonen si ofendo, repito las suyas): “sol, son, ron y pingón”.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

1 comentario

  1. http://www.aikidovideovault.com/nvs/blog_detail/low-basketball-shoes-are-durable-and-lightweight-67.html
    http://www.aikidovideovault.com/nvs/blog_detail/low-basketball-shoes-are-durable-and-lightweight-67.html febrero 08, 01:24

    Boa noite, Govoni. Para instalar essa rom brasileira de, 1º de maio, eu precisaria fazer downgrade, já que atualmente eu uso a rom da Rússia PT-Portugal? Aguardo ansioso pela resposta, já que no Face alguns falam que sim e outros que não. Desde já agradeço!
    http://www.aikidovideovault.com/nvs/blog_detail/low-basketball-shoes-are-durable-and-lightweight-67.html http://www.aikidovideovault.com/nvs/blog_detail/low-basketball-shoes-are-durable-and-lightweight-67.html

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más