Neo Club Press Miami FL

Obama, Cuba y el modelo chino

Obama, Cuba y el modelo chino

Obama, Cuba y el modelo chino
febrero 04
14:04 2015

El caso venezolano, con sus 16 años de autoritarismo y por lo menos 10 de totalitarismo, con su cultura tan parecida a la cubana, desmonta las teorías de quienes insisten en que las concesiones del presidente Barack Obama van a facilitar el advenimiento de la democracia en Cuba, y que en la isla no es posible transitar a un modelo semejante al chino por tratarse de otra cultura y de otra geografía.

Por supuesto que tras el levantamiento del embargo sí sería posible. A más inversiones y créditos concedidos por Occidente a la estructura económica regentada por el Estado represivo, más control del Estado represivo sobre los ciudadanos. Venezuela lo ha demostrado, no solo China: la estabilidad económica del Estado totalitario apareja más tiranía. Porque no se trata de esperar que la pobreza provoque una rebelión en Cuba —como infantilmente alegan los detractores del embargo contra quienes lo defienden—, sino de provocar, a falta de subsidios estadounidenses o de cualquier otro país, que el castrismo abra más espacios y conceda más prerrogativas a los agentes económicos del cambio. En la Isla, esto comenzó a ocurrir en 1995 y fue cortado en 1999 por el subsidio venezolano.

Reactivar la economía del régimen sin que este haya mostrado la más mínima intención de liberar a los cubanos, hace un flaco servicio a las víctimas, y mucho las perjudicaría ofrecerle créditos o invertir en las empresas de la familia Castro y sus acólitos. Ni siquiera en el ámbito económico, el más asequible a una apertura, ya sea real o cosmética, es posible negociar para bien en el marco de un sistema como el vigente en Cuba. Y es que las supuestas tendencias reformistas se cierran sobre el círculo vicioso de la retórica justificativa: la ya adelantada ofensiva anticorrupción ―recurrente en el discurso castrista de todas las épocas―, los pequeños negocios bajo hostigamiento estatal y el llamado a que la población se exprese con valentía no sacan de su escondite al inmovilismo tradicional. La población ha tropezado demasiadas veces con la misma piedra como para interiorizar efectivamente los llamamientos a la crítica con “nombres y apellidos” hechos por Raúl Castro. La población no padece Alzheimer, padece una dictadura.

Lo que necesita Cuba no es que el bienestar de su gente dependa del subsidio de otro país, sino que la economía del país crezca con la libertad, ahora mismo secuestrada, de su gente. Algo que no se resolvería levantando el embargo, sino todo lo contrario. Créditos e inversiones estadounidenses en Cuba significarían empoderar a los herederos ahora que llega la hora final de los “padres fundadores”, potenciando peligrosamente el neocastrismo. La dinastía aguarda con ansia el levantamiento de las sanciones. Fortalecer todavía más a los Antonio, Alejandro y Mariela Castro sería nefasto para el futuro cubano.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Manuel Gayol
    Manuel Gayol febrero 07, 23:05

    Exactamente así, ni más ni menos,directo al centyro del problema.

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: