Neo Club Press Miami FL

Obama y el primero de mayo en Cuba

 Lo último
  • Felicidades desde el mundo que nunca se acaba   Como dije hace doce meses de 2015 –vuelvo y repito–, 2016 ha sido un año realmente sorprendente, lleno de situaciones y giros inesperados, que han agrandado considerablemente nuestra experiencia...
  • Las heces de la utopía revolucionaria   La mayoría de los habaneros parece coincidir en el criterio de que nunca antes se vieron tantos adolescentes, jóvenes y hasta niños enajenados en las calles de la ciudad....
  • Castro For Ever   La esencia del poder soviético nunca se asentó en el dominio de una familia, sino en el rígido control del Partido Comunista y sus cruentas purgas intestinas, como ente...
  • Escoltas para los nuevos ricos cubanos   En La Habana de hoy, si eres un músico popular de ranking o cualquier otro tipo de hombre de éxito que mueve dinero (da igual si es lícito o...
  • Ecología y tiranía: riman pero no armonizan   Innumerables, y de amplio conocimiento público, son las catástrofes ecológicas ocurridas en Cuba durante los últimos decenios. Desde el arrasamiento de los árboles frutales que tuvo lugar en la...

Obama y el primero de mayo en Cuba

Obama y el primero de mayo en Cuba
abril 01
19:17 2016

 

Ya se verá al rebaño desfilando en la Plaza el 1º. de Mayo. Contra el bloqueo imperialista, no faltaría más. Aunque para lo que queda de embargo no haría falta tanta movilización. En realidad, será una manifestación contra Barack Obama y las secuelas de su visita. La obamanía se ha disparado en el país de los ilusos a tal grado que los ideólogos del castrismo han entrado en pánico y se apresuran a recoger el cordel.

No se oirán, al parecer, consignas antiamericanas del tipo primario, tales como ‘Cuba sí, yanquis no’ o ‘a los yanquis dales duro’. Pero va a ser un “desfile compacto y colorido” (así lo describen de antemano) que exigirá la devolución de la base naval de Guantánamo, como si ese fuera el gran problema de Cuba.

Los sindicatos cubanos son solo una correa de transmisión, valga la obviedad. Repiten solo lo que les mandan a decir, de acuerdo con la ‘orientación’ bajada y sin salirse del guión. No exigen mejoras salariales, rebajas de los precios u otras reivindicaciones propias del mundo capitalista. Están convencidos de que a los trabajadores en la isla de los Castro les basta con comer pan con soberanía o arroz con antiimperialismo. En compensación, cogen la cajita y la malta aguachenta que les dan en el desfile.

Pobre pueblo.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami