Neo Club Press Miami FL

Obama y el secreto del totalitarismo

 Lo último
  • Trump y Putin o las amistades peligrosas A Donald Trump se le ha alborotado el avispero. Culpa a la prensa de sus desgracias, pero no es verdad. Él es el responsable de todas sus desdichas. Si le...
  • Cuba, 20 de mayo y anexionismo Estoy convencido (porque he necesitado y he querido convencerme) de que en el fondo el anexionismo es un refugio desesperado pero indeseable, como toda forma de suicidio. Porque se trata...
  • Todo el poder para las empresas de gerencia pública Fue muy afortunado que a la señora Le Pen la pulverizaran en las urnas. Macron duplicó su votación. El fascismo y el comunismo, su primo hermano, son siempre malas noticias....
  • ¿Por qué Nicolás Maduro se saca de la manga una nueva Constitución? Tiene cuatro objetivos seguramente recomendados por los fogueados operadores políticos cubanos: Maduro cree que necesita tiempo para mejorar su imagen. Sigue cayendo en todas las encuestas. La última, la de...
  • El continente invisible América Latina es, para bien y para mal, el continente invisible. Para bien, paradójicamente, se demuestra en el triste caso venezolano. Cuando Nicolás Maduro amenaza a Estados Unidos o a...

Obama y el secreto del totalitarismo

Obama y el secreto del totalitarismo
marzo 22
10:18 2016

 

La envidia, el miedo y la paranoia son elementos constitutivos de la naturaleza humana. El secreto del totalitarismo ha sido masificar, y sobre todo institucionalizar –estructurar institucionalmente– esos rasgos inherentes al ser humano. De ahí su durabilidad en tanto sistema.

Quienes esperan que se va desmoronar el régimen castrista porque el presidente estadounidense Obama o la situación o lo que sea han puesto en ridículo a Raúl Castro –sobre todo durante la rueda de prensa de ayer lunes en La Habana– no conocen la naturaleza del totalitarismo. En Venezuela, por ejemplo, aunque el totalitarismo aún no ha finalizado su proceso de institucionalización, ya están institucionalizados la envidia y el miedo, y eso es fundamental para su fortalecimiento y durabilidad. Solo hay que echar una mirada al circo de Nicolás Maduro. Lleva tres años de disparate en disparate y sigue ahí, como si nada.

La denuncia y el fortalecimiento de la sociedad civil están muy bien, pero solo con medidas de presión extremas se sale con prontitud del totalitarismo. El chavismo ha entrado en crisis por la caída de los precios del petróleo, no por la política permisiva de Obama (como alegan interesadamente algunos). Y esa caída de los precios del petróleo puede traducirse como una medida de presión extrema del mercado. No dirigida contra el chavismo por supuesto, pero sí extrema e indirectamente liberadora. Y aun así el proceso de desplome del totalitarismo chavista transcurre lentamente.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Luis Jiménez Hernández

Los peces no bailan rumba

Luis Jiménez Hernández

Imperceptible, el tenedor choca de regreso contra los dientes, luego la boca de Berenice García, que disimuladamente evita atraer la atención de los otros comensales con los sonidos de sus

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami