Neo Club Press Miami FL

Obama y su día de San Lázaro

Obama y su día de San Lázaro

Obama y su día de San Lázaro
diciembre 21
16:29 2014

Miles de cubanos, para no decir millones, van a El Rincón el día 17 de diciembre para rendirle tributo, agradecer o pedirle a San Lázaro. Y este fue el día que escogió Barack Obama, para supuestamente resolver el problema histórico de Estados Unidos con Cuba. Problema de lucha política, económica y social que realmente no es entre Cuba y Estados Unidos, sino entre la dictadura de los Castro y el pueblo cubano (es por aquí por donde primero y sustancialmente se resuelve la situación de opresión contra un pueblo por más de 55 años). Ha sido nefasto que se estuvieran haciendo conversaciones secretas entre Estados Unidos y el Gobierno de Cuba y que el pueblo cubano estuviera ajeno a lo que ya está pasando y va a pasar, como si los cubanos fuéramos un producto más de ese infame y falso “intercambio cultural”.

El caso de Alan Gross (que podemos lamentar muchísimo) no fue realmente el de un espía o el de alguien infiltrado en Cuba para hacerle daño a la “Revolución”, sino que fue alguien muy estrechamente relacionado con los judíos a quien se apresó para cambiarlo por los verdaderos espías que quedaban presos en Estados Unidos. Esto podría poner a la comunidad judía, muy influyente en Estados Unidos, en alerta pujante para hacer que se le sacara de cualquier manera de Cuba. Por otra parte, darle el indulto a alguien que contaba con dos condenas perpetuas por haber sido cómplice de matar a cuatro estadounidenses indefensos en las avionetas de Hermanos al Rescate, rebasó el colmo y mancha  la historia de los presidentes de este país. El mensaje es que el poder ejecutivo se impuso al poder judicial, aun por encima de la Suprema Corte de Estados Unidos.

Obama podría haber estado un año y medio consultando al Papa y a sus asesores (los del Papa y los de Obama), para crear una estrategia de solución para esta supuesta crisis de Estados Unidos con Cuba; haberse reunido con los funcionarios cubanos en Canadá, o haber establecido negociaciones con Raúl Castro a través de ellos. Pero de aseguro que aun así Obama no ha dado en el clavo; han quedado miles de detalles en el tintero, a no ser que algunos aspectos importantes se hayan mantenido ocultos, tales como el asunto de la base de Guantánamo, la prioridad para los empresarios en el futuro comercio de la isla y el petróleo que puede tener Cuba y que solo lo podría extraer Estados Unidos gracias a la tecnología con que cuenta. Quizás más adelante se sepa algo de todo esto.

Pero aun así, ¿qué ha hecho Obama? ¿Hasta qué punto cambió el decoro y la dignidad por promesas de una dictadura?

Realmente creo que lo que ha hecho con los cubanos lo hizo por narcisismo, por ego, para quedar en la historia como el único gobernante americano que llegó a (supuestamente) darle una solución a la contienda histórica de la tiranía castrista contra Estados Unidos.

Pero es que ninguna persona, en su mínima coherencia, se le ocurriría pensar que los Castro le van a dar a Cuba la verdadera libertad y la democracia. Cómo responder al peso de tantas interrogantes que le caerán a Obama. Veamos:

¿Qué le puede decir Obama a los familiares de tantos seres asesinados, fusilados, torturados, apresados arbitrariamente? ¿Qué va a decirle a quienes han creído que con el único país que se podía contar era con Estados Unidos? El presidente de Estados Unidos ha dado una serie de concesiones a la dictadura de los Castro y, ¿qué van a dar ellos: la libertad a los cubanos, libre expresión, multipartidismo, verdadera democracia? Cuando las Damas de Blanco salgan de nuevo a la calle para protestar pacíficamente y sean golpeadas, vejadas, arrastradas, como se ha visto en tantas fotos, ¿qué va a decir Obama a los cubanos? Cuando los familiares de los cuatro cubanoamericanos muertos de Hermanos al Rescate le pregunten por qué lo hizo, ¿qué les dirá?

Son tantos los muertos a lo largo de esta macabra historia que hemos tenido; tantos hombres y mujeres que han sufrido prisión, diez, quince, veinte y hasta 30 años de cárcel. ¿Qué cosa va a dar la tiranía castrista a cambio de las concesiones de Obama? ¿Van a dar la libertad total a los cubanos y ellos, los dictadores y sus acólitos, se van a marchar de Cuba? ¿Van a permitir la libre expresión, la libertad de prensa? ¿Van a permitir el multipartidismo? ¿Es esto realmente lo que va a anunciar Raúl en los próximos días?

¿Obama inventó toda esta tramoya también con The New York Times? Pues  claro que sí. Indudable. Si ha habido una conspiración, ha sido la de Obama con este periódico de izquierda en contra de la dignidad y la justicia del pueblo cubano.

¿Ha experimentado Obama en carne propia lo que es dejar un país, el lugar donde uno nació y vivió, para irse al exilio, y perder todo derecho sobre lo que se dejó atrás? ¿Obama alguna vez ha sido un paria, alguien a quien le prohíben regresar a su lugar de origen, alguien a quien le prohíben visitar los hoteles y las playas para turistas extranjeros, alguien que no tiene ni voz ni voto en su país, alguien que es perseguido por sus ideas contrarias al Gobierno; alguien que ha sido masacrado por las turbas de repudio, como hacían los camisas negras de Mussolini?

¿Dónde quedan todos los que pasaron miserias y torturas en el campo de concentración de la UMAP? ¿Todos los que fueron perseguidos por ser homosexuales? ¿Qué le dirá Obama a todos los que perdieron sus negocios, sus patrimonios de toda una vida, por las confiscaciones de la dictadura?

Todos queremos la paz, claro que sí, y queremos ser un pueblo unido, que progresa y que deja el odio y la venganza atrás. Pero aquí no se trata de eso, no se trata de saldar ni cobrar las cuentas, sino de que haya justicia y de que las cosas se hagan con dignidad. La paz y el diálogo que no se hagan con dignidad y justicia, nunca serán tal paz y ni tal diálogo.

El único mensaje que demanda la acción de Obama es el de que los dictadores pueden oprimir y después serán recompensados.

¿Habrá que esperar entonces a que pasen los días, los meses y los años (56 años otra vez) para tener la esperanza de ser libres? En este último tiempo, toda la balanza se estaba inclinando a que las dictaduras de Cuba y Venezuela, y los aberrantes gobiernos de Bolivia, Nicaragua, Ecuador, entre otros, iban a tener que ceder a una mayor democracia, porque a Venezuela se le ha estado acabando la petrocracia; a Cuba no le iba a quedar más remedio que hacer más concesiones por la falta de petróleo, dinero y el caos reinante en el país. Y es entonces cuando viene Obama y le abre la puerta a la dictadura, para que se salven, para que llenen sus arcas, para que vuelvan a tener una oportunidad más de durar otros 56 años (porque aún se mantendrán en el poder los familiares de los Castro, y será difícil sacarlos, y pasarán años para que otras generaciones logren hacer de Cuba un país estable sociológicamente hablando).

¿Y dónde queda toda una historia de agravios, de sufrimientos, de flagrantes injusticias, de miseria y caos, de miedo impuesto a cualquier precio?

El hundimiento del remolcador 13 de Marzo, una vieja barcaza que huía con 72 personas a bordo, y fue perseguido por cuatro embarcaciones del régimen y hundido por los chorros de las mangueras de agua a presión, para dejar un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran menores de edad. La prensa oficialista cubana pasó una semana sin dar cuenta del hecho, y vino a ser el propio Fidel Castro quien públicamente habló del asunto y calificó ese hundimiento de una verdadera “acción patriótica” por parte de los guardias que mataron salvajemente a tantos hombres, mujeres y niños. ¿Qué se les puede decir a los familiares de estos seres? ¿Qué podrá argumentar Obama a los familiares de estos seres? ¿Que todo esto que estoy escribiendo aquí hasta ahora conforman el mal menor, y que con las concesiones del presidente de Estados Unidos se logrará la democracia en Cuba y habrán elecciones libres, y todo el mundo tendrá su fiesta de libertad, porque ahora Raúl Castro va a prometer que ya la pesadilla va a terminar? ¿Pero a quién le cabe en la cabeza creer en promesas de dictadores?

Cuántas veces Obama le dijo a los senadores del Congreso, tanto de su partido como a los republicanos, que no iba a dar concesiones al régimen cubano y, supongo, que hasta les prometió esto y, sin embargo, antes de ayer, día de San Lázaro (escogió este día como para hacer creer a la gran mayoría del pueblo que es el enviado por ese santo para realizar un milagro) llevó a cabo lo contrario. No me gusta ofender ni usar palabras soeces para calificar a nadie, pero también me gusta decir las cosas como son, y realmente esto es un hecho cínico de su parte… Así no se hace política, ni se apoya a ningún pueblo en busca de su libertad.

No creo equivocarme; ni quiero equivocarme. Y espero que alguna vez, por encima de sus concesiones, podamos sentir que somos libres pero con dignidad y justicia. Y que realmente Dios, después del 17 de diciembre de 2014, a pesar de Obama en su día de San Lázaro, bendiga a América y a Cuba.

Sobre el autor

Manuel Gayol Mecías

Manuel Gayol Mecías

Manuel Gayol Mecías, escritor, investigador literario y periodista cubano, ganó el Premio Nacional de Cuento del Concurso Luis Felipe Rodríguez de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en 1992, y en el año 2004 el Premio Internacional de Cuento Enrique Labrador Ruiz del Círculo de Cultura Panamericano de Nueva York. Ha publicado, entre otros libros, “Retablo de la fábula” (poesía), “Valoración múltiple sobre Andrés Bello” (investigación), “El jaguar es un sueño de ámbar” (cuentos), “Marja y el ojo del Hacedor” (novela) y “La noche del Gran Godo” (cuentos). Reside en California.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Modiolus Columela
    Modiolus Columela diciembre 31, 15:10

    Interesantemente, y como es usual, con el paso de solo dos semanas ya esta “noticia” se hundio ya en el limbo insondable del “Periodico de Ayer”, salvo que hubo una nueva oleada represiva con mas disidentes enjaulados sin que incluso se sepa nada de ellos hasta ahora. O sea que en esencia nada ha cambiado salvo que los Castros tendran que buscarse otro tema de monserga dado que se agoto el tema de los 5 espias chivatones y Alan Gross tendra sus dientes nuevos (aparte de los 3 milloncejos que le pagaron como compensacion). Sin embargo, no creo que si America mantenia su posicion la Dictadura hubiera finalmente quebrado en el corto a mediano plazo. Hay solo dos formas de derrocar a una Dictadura de verdad: Mediante una masiva insurreccion popular a costa de lo que sea o mediante una invasion militar en toda escala. Y antes que alguien a Argentina o Sudafrica, en el primer caso la maquina militar de la dictadura fue vapuleada y humillada por los ingleses, y en el segundo, EL MUNDO ENTERO los embargo, mientras que en el caso castrista, por alguna extraña razon EL MUNDO ENTERO parece simpatizar con ellos, caso unico en las dictaduras que registra la historia. EEUU perdio su chance historico de ganarle la mano a Castro cuando Kennedy se “apendejo” y retiro el apoyo aereo a la invasion de Bahia de Cochinos (hay quein dice que todos estaban de acuerdo) y el pueblo cubano perdio su chance historico de derrocar la dictadura si se hubieran alzado en los 90 despues de caer la Union Sovietica y antes de que apareciera Chavez. Pero salvo el segundo de gloria despues de lo del remolcador, nuestro pueblo de ovejitas siguio mansamente dejandose esquilar salvo los que nos las arreglamos para escapar del corral. No, no nos tengo lastima, tenemos lo que nos merecemos, por que razon alguien mas se tiene que ocupar de nosotros?

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami