Neo Club Press Miami FL

Orlando Fondevila Suárez

Orlando Fondevila Suárez

Orlando Fondevila Suárez
abril 16
12:46 2015

Padre Rumín, padre amigo, padre cordial, gracias por esta oportunidad de decir unas breves palabras en nombre de la familia de Orlando Fondevila, de su hija Odette, su yerno Ulises, su nietecita Aitana. Y de los amigos de Orlando Fondevila que nos encontramos hoy aquí reunidos.

Las palabras del Padre Rumín nos llenan de esperanza, nos insuflan fe y optimismo. Las suyas son sabias palabras de solidaridad y consuelo.

El Padre Rumín es un patriota cubano. Mi padre, Rafael Diaz-Balart, decía que hay dos tipos de cubanos: los que son patriotas, y los que no lo son. Orlando Fondevila no solo era de los patriotas, sino uno de los mejores de los patriotas. Era un hombre absolutamente admirable. Era brillante. Con un ilimitado amor por Cuba. Rendía culto a la amistad. Sabio escritor. Agudo analista de la realidad. Sublime poeta. Ex-prisionero político. Con un absoluto desinterés por lo material. Amado padre y abuelo. Rafael Diaz-Balart solía decir que “Fondevila reivindica a la humanidad”.

Usted mencionó varios aspectos de la vida de Orlando Fondevila, Padre Rumín. Creo que usted leyó una entrevista que yo también leí, que le hizo a Orlando el amigo Armando de Armas, presente aquí hoy entre nosotros, en Martí Noticias. En esa entrevista Armando le preguntó: ¿eres feliz? “Soy libre y estoy reconciliado con Dios”, contestó.

Idabell Rosales, Lincoln Díaz-Balart y Armando de Armas tras la misa a Orlando Fondevila en la que el congresista pronunció estas palabras

Idabell Rosales, Lincoln Díaz-Balart y Armando de Armas tras la misa a Orlando Fondevila en la que el congresista pronunció estas palabras

Antes de que se mudara hace poco para Miami, Orlando Fondevila vivía exiliado en España. De vez en cuando visitaba Miami. Se convirtió en una costumbre que cuando él llegaba a Miami, mi hijo Lincoln Gabriel y yo lo recogíamos donde él paraba, en casa de la amiga Mirta, aquí presente, y entonces íbamos los tres a almorzar.

Palabras pronunciadas por Lincoln Díaz-Balart a la conclusión de la misa celebrada por el Padre Juan Rumín Domínguez, en la Ermita de la Caridad del Cobre, en Miami, Florida, el 11 de abril de 2015.

¡Fonde! Le decía mi hijo abrazándolo. ¡Hombre, Lincoln Gabriel, que fuerte estás!, recuerdo a Orlando contestándole.

Esos almuerzos, esas breves tertulias, con dos seres llenos de amor, están entre los momentos más preciados de mi vida.

La partida de Orlando Fondevila es un golpe muy fuerte para la causa de la libertad de Cuba. El pueblo de Cuba está viviendo una larga pesadilla. Y está profundizándose la pesadilla. Cuba sufre. Pero sabemos que nuestro Señor Jesucristo sufrió más, y triunfó sobre el mal. Seguimos de pie, siguiendo el ejemplo de los patriotas cubanos. Como Orlando Fondevila, un hombre que, hasta el último día de su vida, luchó por el bien y denunció el mal.

Mantenemos la fe, y rogamos, ¡Virgen de la Caridad del Cobre, salva a Cuba!

—————————————

La foto de Orlando Fondevila que encabeza esta nota es de la autoría de José Armando Rodríguez

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Lincoln Díaz-Balart

Lincoln Díaz-Balart

Lincoln Díaz-Balart (1954) fue congresista de Estados Unidos por el distrito 21 de la Florida entre 1993 y 2011. Sirvió en la Cámara de Representantes de Florida y el Senado de ese Estado. Actualmente es presidente del Instituto de Liderazgo Hispano del Congreso (www.chli.org) y encabeza el Instituto La Rosa Blanca (www.larosablanca.org).

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más