Neo Club Press Miami FL

Otra aproximación a El mundo aproximado

Otra aproximación a El mundo aproximado

abril 22
16:50 2012

1-0_fondevila_aragonA Orlando Fondevila lo conocí una noche en casa de Armando de Armas. Con él sostuvimos ese día una larga plática memorable, donde pude percatarme que la pasión, el amor, la sinceridad, constituyen el conjunto de valores éticos que conforman su carácter. Su manera de expresar los asuntos que nos atañen como exiliados era también clave oculta para entenderlo en profundidad. Allí me obsequió y dedicó su libro, El mundo aproximado (Aduana Vieja, 2011).

No se podrá comprender la coherencia interna de este libro (poesía reunida) si no se conoce la explosividad, el sentido de cómo visualizar la Isla desde el espacio incorpóreo, del arquetipo que lo construye.

En la dedicatoria de su libro Fondevila me dice: “Para Ángel Velázquez, intelectual de veras, y espero que amigo…”. Es de suponer que lo de “intelectual” no es cierto, pero lo de “amigo” se aproxima de veras a este mundo. De modo que he preferido leer este libro desde la perspectiva del amigo que aprecia la veracidad del acto, y no como un intelectual de rapiña, de poca monta, que parasita la dolencia. Esto me pone, por supuesto, en ventaja respecto a otros analistas para expresar lo que he considerado una lectura apasionada sobre algo que no motiva pasión. Y todo porque al conocer a Fondevila, oírlo hablar y comunicar con sangre lo que siente, el libro perdió casi todo mi interés. Pero siempre hay resquicios inviolables, zonas de El mundo aproximado que se salvan, lugares donde la poesía toma un curso insospechado, para el cual el “arquetipo” ha perdido toda razón de ser.

Quizás Fondevila no lo intuya claramente, no esté consciente totalmente del hecho primordial que intento desvelar aquí, pero su libro El mundo aproximado es eso, un acercamiento dubitativo sobre cómo el ser cubano va “asimilando” su cultura en lo que es. El aspecto significativo hasta el momento es que al convertirse en un “arquetipo” sobre su cultura la siente, pero no la ve. Desde el “paraíso” no se ve esa asimilación; mucho menos desde lo “sagrado”, la “muerte” y el “amor”. Debido a su carácter metafísico, estos aspectos llegarán a sentirse, pero desde una racionalidad. De esa racionalidad hemos recibido el legado de la obra de José Martí: una subvención hacia el sentimiento de nuestra naturaleza social y cultural, que los versos de Fondevila muestran apreciablemente.

De hecho, este modo de sentir lo que puede ser también apreciable desde otra dimensión, en términos de honestidad –ético/morales– , constituye un avance prometedor que el libro pone a juicio del lector. Fondevila no está enjuiciando solamente la naturaleza de la opresión, sino también algo más relevante: la naturaleza de la imposición. Siente esa naturaleza en sí misma y a través del recordatorio de la historia y la cultura cubanas. La asimila muy bien.

Por eso, a mi modo de ver, El mundo aproximado no es siquiera un acercamiento a ese mundo que cabe en el abrumador consciente colectivo cubano. Tanta represión se acumula en ello, que Fondevila ha querido, a través de lo que siente, de su experiencia, revelarnos un aspecto de su totalidad.

Tras leer el libro no veo mejor poema para justificar todo lo arriba expresado que éste:

Lloré aquel día
en que técnicas manos me forzaron
a conocer la helada luz humedecida
de mi primer enero
y se estremecieron
los sillares hoscos y en capullo
desde ya soldados al derrumbe

“Mis sagrados llantos” es la única aproximación real al mundo de la opresión y la falta de libertades.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: