Neo Club Press Miami FL

Pablo Milanés lamenta los campos de concentración de la UMAP

Pablo Milanés lamenta los campos de concentración de la UMAP

septiembre 08
01:34 2011

1-ambos_entrambosEn un nuevo cruce de reproches entre los trovadores cubanos Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, este último se refirió a su estancia en los campos de concentración de la UMAP, en los años sesenta, uno de los episodios históricos más sórdidos verificados en la Cuba de los hermanos Castro.

La alusión a las UMAP tuvo lugar en sendos correos electrónicos enviados por Milanés al realizador audiovisual Juan Pin Vilar, residente en La Habana, quien a su vez se los envió a Silvio Rodríguez, quien los publicó este miércoles en su blog Segunda Cita.

“Juan Pin, esto es lo que pienso de todo lo que he venido leyendo. Si te parece lo publicas”, expresa Milanés en su primer email a Pin Vilar. En una nota anterior publicada en su blog, Silvio Rodríguez había acusado a Milanés, en términos particularmente duros, de realizar declaraciones oportunistas a raíz de su concierto del pasado mes en el American Airlines Arena de Miami.

“Si ayer perdoné a los verdugos que indiscriminadamente me lanzaron con 23 años a los campos de concentración, y a 48,000 compañeros más de desgracia, perdoné, te repito, porque no quiero que esta revolución sea como las otras que han devorado a sus hijos”, escribió Milanés al realizador audiovisual.

Entre los años 1965 y 1968, en los campos de concentración de la UMAP –eufemísticamente llamados “Unidades Militares de Ayuda a la Producción”–, se recluyó a miles de homosexuales, creyentes, roqueros y otros jóvenes considerados por el castrismo potencialmente “subversivos”, obligándolos a trabajar en condiciones de hacinamiento e infligiéndoles tratos crueles, inhumanos y degradantes.

“Es posible que (Silvio) una vez más llore, se arrepienta y pida el perdón que jamás le voy a conceder; más aún cuando ha tenido el impudor de hacer público su viejo rencor (no sé de qué categoría, que lo analicen los psicólogos) y que ha llegado a comprometer mi dignidad y mi militancia revolucionaria. No deseo involucrarme en un debate reducido sólo a los usuarios de estas nuevas tecnologías, que al final son la mínima expresión de la información en Cuba”, puntualiza Milanés en la segunda nota enviada a Pin Vilar.

“No me he callado, he hablado con valentía, ante la cobardía de los demás, solamente para tener el país que he soñado, que me hicieron soñar y que se está perdiendo gracias a la falsedad y al extremismo de los que se llaman verdaderos revolucionarios”, finaliza el autor de “Yolanda”.

“Me escribió este amigo diciéndome que Pablo le había enviado estas respuestas. Yo las reproduzco como entrada oficial de mi blog. Me gustaría que Cubadebate y otros medios también las publicaran, como hicieron con los intercambios de comentarios anteriores”, remarcó, por su parte, Silvio Rodríguez en Segunda Cita.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más