Neo Club Press Miami FL

Para abandonar la UNEAC

Para abandonar la UNEAC

noviembre 08
21:25 2011

1-abc_a_UNEACEntrabas y salías de Cuba. Te beneficiabas de una institución que mientras tanto beneficiaba al régimen que oprimía a tus vecinos, a tu gente, a tu pueblo, haciéndole el juego al gobierno en la plaza cultural, respaldándolo, sirviéndole de carnada para atraer incautos de todas partes del mundo.

Ibas y venías contribuyendo con esa actitud insensible y oportunista a la perpetuación de una miserable dictadura. Una dictadura que ha asesinado a miles de cubanos y mantiene en el oprobio y la servidumbre a millones de ellos.

¿Suena demasiado fuerte para tus delicadas orejas? Pues es lo que hay. La verdad es que hemos estado durante demasiado tiempo contaminados por eufemismos y medias verdades, pasándonos la mano a nosotros mismos para justificarnos sicológicamente y no ir al fondo del problema. Y el fondo es que una mayoría ha colaborado con el régimen. Y eso está muy mal.

Para terminar con esa doble moral abominable, con esa vida en la mentira y la simulación, por lo primero que hay que empezar es por hacer un mea culpa interior (ni siquiera tienes que disculparte públicamente) y reconocer que colaboramos con el régimen, aunque nuestra colaboración fuera de baja intensidad. Hay que empezar por algo. A partir de ese paso podremos abandonar poco a poco el doble discurso y comprender que abandonar la UNEAC es un paso digno y loable, y pedírselo a nuestros colegas también.

Nadie les pide que se inmolen como Zapata Tamayo o Fariñas. Se les pide un mínimo de solidaridad, de humanidad, de responsabilidad. Solamente que se salgan. Como yo me salí.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Ray Faxas

Cuatro tristes cubanos y un libro feliz

Ray Faxas

Mi casa es breve, solo está en mis ojos. Pero es de noche, soy patria, estoy cansado― y no encuentro mis ojos por ninguna parte. (La guerra de los dioses,

Leer más
  Félix Rizo

Jiribilla

Félix Rizo

Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He

Leer más
  Gastón Baquero

Cristo en Navidad

Gastón Baquero

En los observatorios astronómicos chinos se anotó esa noche un raro fenómeno en la esfera celeste. Los hombres de ciencia, los técnicos, se limitaron a inscribir en sus tablillas el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami