Neo Club Press Miami FL

Pepe en el trivote del Real Madrid

Pepe en el trivote del Real Madrid

Abril 17
16:48 2011

1-pepeCon Pepe en el centro del campo todo es posible, parece gritarnos en la cara el clásico de este sábado entre el Barcelona y el Real Madrid.

Una circunstancia sorprendente, aunque ya ensayada por Mourinho, pudiera transformarse en habitual en los partidos que siguen contra los azulgranas, si exceptuamos el primero de la Champions –próximo 27 de abril–, donde la baja por expulsión de Carvalho tal vez obligaría al técnico portugués a retrasar una vez más al defensa de origen brasileño.

Otro defensa blanco, Albiol, está suspendido para la final de la Copa del Rey de este miércoles, pero con Carvalho de garante el puesto de Pepe en la zaga pudiera ser cubierto por Garay o el propio Ramos.

Lo cierto es que la demostración de este sábado, con Pepe barriendo a todo lo largo y ancho de su geografía “el triángulo de las Bermudas” barcelonista –allí donde Xavi, Messi e Iniesta desaparecen la pelota y huyen hacia delante–, deja abierta la pregunta en las cabezas de conocedores y aficionados: ¿Por qué no reconvertir permanentemente al defensa en centrocampista? Reconvertirlo básicamente ante el Barca, cuyo célebre tiki-taka depende en gran medida de la facilidad con que sus creadores puedan gravitar sobre el centro del campo.

El trivote es otra cosa con Pepe. El brasileño naturalizado portugués le añade un punto de fantasía al rol defensivo que se le presupone, anticipándose con precisión y  contundencia, y saliendo con la pelota al pie.  En cuatro zancadas puede ponerse frente a Valdés, y sus condiciones para el juego aéreo ejercen una presión electrizante sobre su zona de influencia inmediata.

De pronto, en el círculo central, Pepe se convierte en una amenaza de tornado para los frágiles ajedrecistas del Barcelona. Incluso en una preocupación perenne para sus defensas, porque también es capaz de lanzarse hacia portería a una velocidad y con una potencia endemoniadas, complementando las arremetidas de Cristiano, Ozil o Di María. No es un elefante en una cristalería: es un guepardo tras una gacela. Parece que Mourinho, a quien no le falta imaginación, una vez más ha dado en el clavo.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

La influencia de Macron en América Latina. El análisis de Carlos Alberto Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami