Neo Club Press Miami FL

Perla Zaydén y el capitalismo en Cuba

Perla Zaydén y el capitalismo en Cuba

Perla Zaydén y el capitalismo en Cuba
marzo 03
01:53 2014

Perla Zaydén, una mujer de éxito (Orbe te Urbe Ediciones, Family Collection, Miami) es, parcialmente, un libro familiar. Parcialmente porque este cuaderno de 80 páginas, pespunteado por una gráfica genealógica en la que la fotografía apuntala eficazmente el texto, es también un libro formativo, pedagógico, la gesta esclarecedora del triunfo del hombre sobre sus circunstancias. O, más específicamente, del triunfo de la mujer, porque la heroína de este libro crió a sus once hijos y enfrentó la incomprensión, e incluso la oposición de su entorno social, sin que ello le impidiera concebir y consolidar una de las empresas farmacéuticas más boyantes de la Cuba republicana.

La historia de Perla Zaydén Pubchara es la historia tantas veces anónima –tantas veces despreciada, o desvirtuada, por cierta intelectualidad occidental– de los hombres y mujeres que se han hecho a sí mismos en el campo de batalla de la vida, a fuerza de imponer su constancia y asumir sus responsabilidades. En un mundo marcado por el victimismo, el relativismo vegetativo, la crítica anticapitalista, libros como este no sólo cumplen una función preservadora en el ámbito personal y familiar, sino que resultan cada vez más necesarios como soporte y herramienta de los defensores de la libertad individual –de la libertad como responsabilidad en primer término- y de la pequeña y mediana empresa en Latinoamérica, a la defensiva en pleno tercer milenio.

perla-zayd-n-una-mujer-de-xito-linda-montaner-paperback-cover-artEl volumen, al cuidado de Linda Montaner (suyos son también la introducción y el epílogo) y con Carlos Alberto Montaner reseñando las particularidades culturales del Líbano cristiano en un breve preámbulo, está estructurado en torno a las memorias de Perla Zaydén Pubchara (madre de Linda), quien llegó a Cuba procedente de ese país del Medio Oriente cuando apenas contaba un año de edad. Tras su fallecimiento en octubre del 2000, sus hijas rescataron del olvido el manuscrito de sus memorias, desde las que la personalidad de su madre, vibrante en la cronología de sus triunfos y vicisitudes, impresiona al lector. Aunque, como asegura la editora, estos papeles no sólo revelan “el perfil de una mujer extraordinaria, sino aportan algunas claves interesantes de lo que fue Cuba a mediados del siglo XX, de las oportunidades que allí existían y de los rasgos de una sociedad en la que se podía triunfar por el esfuerzo propio y el trabajo honrado”.

“Lo que vi y viví durante mi niñez no fue otra cosa que la trayectoria de una mujer en lucha a brazo partido contra los molinos de viento que trataban de desanimarla”, escribe Linda Montaner a propósito de su progenitora en la introducción arriba mencionada. “Una mujer que nunca se dio por vencida, una especie de encarnación de Don Quijote. Logró casi todo lo que se propuso y se hizo empresaria y millonaria a los treinta y cinco años sin dejar de ser una madre y una esposa excepcional”.

Aseguraba Alexander Hamilton que decir adiós a la seguridad de la propiedad es decir adiós a la seguridad de la libertad. Fue precisamente lo que vislumbró la familia Zaydén –como tantas otras familias cubanas– tras el advenimiento del castrismo: con la confiscación de sus bienes no sólo serían despojados de lo acumulado durante años de trabajo, inversión y sacrificio, sino de un activo menos concreto pero mucho más valioso: su propia independencia.

En julio de 1961 Perla Zaydén marchaba al exilio al rescate de esa independencia, y con ello cerraba unas memorias que pueden ser leídas como un manual de auto ayuda, o como un libro de aventuras, o incluso como una epopeya (como atinadamente ha señalado el profesor Adolfo Rivero Caro, el héroe de la modernidad no es el guerrero, sino el comerciante). La escritura resuelta, enérgica de Perla, reproduce fielmente lo que fuera su propio estilo de vida, su trayectoria vital. La heroína de este libro fue una mujer de acción, qué duda cabe, y una feminista adelantada a su tiempo, y una empresaria dispuesta tanto a enfrentar los prejuicios y limitaciones de un país machista y de unas instituciones lastradas por el clientelismo y la componenda, como a aprovechar los espacios y oportunidades que indudablemente también ofrecía la República. Las memorias de Perla Zaidén Pubchara son las memorias de una triunfadora.

————————————————————————————-

Para comprar el libro en Amazon, clic en este enlace:

http://www.amazon.com/dp/1494270595/ref=rdr_ext_tmb

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami