Neo Club Press Miami FL

Por lo de siempre

Por lo de siempre

Por lo de siempre
Febrero 21
23:31 2014

 

 

 

 

 

 

 

 

Ligera

como la aguja de un

pájaro en la tarde,

te estacionas

en mi parte dolida,

en la más irritada posibilidad

de lo hallado,

en las penumbras de lo que parece

que fue o va a ser

y gotea en la luna de tus peculiares manías

donde tus dedos

apadrinan un crepúsculo de carne y sueño.

 

Al roce de tu sombra

vuelve la luz y entre las altas flores

de tu saliva

deambulan las abejas

que te hicieron de miel sin espanto

al paso de los días de tu cuerpo

y ángeles atrapados en simulacros de humo

con divina presencia a fuego limpio.

De tus retratos –menos la cartulina–

vuelan imágenes pasadas,

las viejas lágrimas de nuestros primeros ojos

se esparcen,

incendian las aguas en la estación

del único pañuelo,

donde nos confunden el presagio

y cierta aguja de pájaro en abandonado vuelo.

Sobre el autor

Efraín Riverón

Efraín Riverón

Efraín Riverón nació en Guines, La Habana, en 1942. Poeta, ha publicado los libros “El rumbo de mi sangre” (1979), “La exacta memoria” (1994), “Nube y espuma” (1999), “Un punto en el tiempo” (2002), “Los ojos en la isla” (2006), “De la isla, la familia y otros recuerdos” (2007), “Los días de otro almanaque” (2008), “Después de la ceniza” (2010), “De la palabra y el espejo” (2011), “De la luz, su fondo” (2012) y “Hombrequemira” (2013). Actualmente reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XIV)

Jorge Ignacio Pérez

Jose se enamoró de Silvia, como suele ocurrir en los casos en que una mujer le planta cara a un hombre. Plantarle cara, quiero decir en términos duros. No fue

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Pesadilla

José Hugo Fernández

I) Estaba preso. La celda era húmeda y oscura. Me dolían hasta las ideas por tantos porrazos y patadas. Supongo que entre sueños, vino un caimán sin dientes a susurrarme

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami