Neo Club Press Miami FL

Por qué Fidel Castro está muerto

Por qué Fidel Castro está muerto

octubre 14
23:02 2012

0_alex_fidel_castroAntes de explicar por qué doy por hecha la muerte de Fidel Castro, quiero abundar en la definición de lo que es una “muerte encefálica”, o cerebral, que fue como nuestra fuente en La Habana la definió el miércoles 10 de octubre en horas de la mañana. Como no soy médico ni especialista en el tema, citaré varias veces para dejar claro el concepto.

La muerte encefálica se define como el cese total e irreversible de las funciones cerebrales. “Está aceptada como una manera de morir desde el punto de vista médico, ético y legal”, dice el doctor Gustavo Saposnik. “La ley argentina toma el concepto de muerte encefálica que implica el cese definitivo de las funciones: muerte de la corteza y del tronco cerebral” (Scielo, revista de neurocirugía). Así, puede declararse clínicamente muerto a un individuo incluso si permanece con el corazón activo gracias a algún soporte artificial. La muerte cerebral, asegura Monseñor Ignacio Carrasco de Paula en la web de la Universidad de La Sabana, “entendida como un método para el diagnóstico precoz de la condición de cadáver de un sujeto sometido a reanimación, es éticamente aceptable a condición de que los parámetros aprobados sean aplicados con extremo rigor y profesionalidad”.

Por qué afirmo con tanta rotundidad que Fidel Castro está muerto, o que padece muerte encefálica, me han preguntado en estos días. ¿Acaso nuestras fuentes son infalibles? Supongo que ninguna lo es, pero en el caso que nos ocupa se trata de una persona con conexiones en las altas esferas y cuyas revelaciones más de una vez hemos podido contrastar, y han resultado precisas. En el pasado, Neo Club Press se ha visto favorecido por ellas.

Esta es una de las razones, la principal, que nos impulsó a dar la noticia el miércoles, noticia que seguimos sosteniendo. La otra es posterior y deductiva: Han pasado cinco días desde que la muerte de Fidel Castro se corrió a lo largo y ancho de las redes sociales, y en todo ese tiempo el gobierno cubano no ha podido probar que el anciano aún vive. Y como, que sepamos, no hay ningún evento de repercusión con epicentro en Cuba que esté interesado en atenuar Raúl Castro lanzando “la bola” de la muerte de su hermano, es fácilmente deducible que no enseñan a Fidel , como han hecho en otras ocasiones, sencillamente porque no pueden.

Quiero airear algunos datos más que refuerzan la noticia pura y dura, a manera de aporte personal. Uno de los hijos de Fidel Castro, Alex Castro, aseguró el jueves a la periodista Arlin Alberty Loforte, en Guantánamo y durante la exposición fotográfica “El rostro de la historia”, que “el Comandante está bien, haciendo sus cosas diarias, leyendo, practicando sus ejercicios”. Pero cuando observamos este video de la misma exposición, pero en México el mes pasado, Alex asegura prácticamente lo mismo respecto a su padre: “Se encuentra muy bien de salud, está trabajando, escribiendo libros, se dedica a transmitir sus conocimientos a las generaciones más jóvenes,  a aconsejar a personas que están actualmente en el gobierno, a hacer ejercicios”. Un robot obligado a repetir la lección aprendida incansablemente. “La vida íntima de Fidel Castro es un secreto muy bien guardado durante muchos años, es como su santuario donde no se puede tocar ni se puede entrar”, dice. ¿Será posible que ni los propios hijos del gobernante tengan acceso a su cadáver?

Además, y el detalle no carece de importancia, Fidel Castro no puede estar haciendo ejercicios porque ni siquiera es capaz de sostenerse por sí mismo. Cualquiera puede comprobarlo viendo este otro video del pasado mes de marzo en La Habana, durante la visita del papa Benedicto XVI. Obsérvese cómo el octogenario no puede dar un paso por su cuenta, siempre sostenido por alguien a su alrededor. Y si Alex Castro miente en este apartado de los ejercicios –a no ser que los “ejercicios” de su padre consistan en entornar los ojos o agitar los dedos–, como demuestran irrebatiblemente las imágenes, ¿por qué no habría de mentir en todo lo demás?

¿No está muerto? Pues que lo muestren y que se mueva. Que mueva aunque sea los párpados. Es verdad que la muerte de Fidel Castro ya no resulta políticamente influyente, al menos no como pudo serlo hace diez años, pero recuérdese que son Raúl y sus lugartenientes los que le temen al punto de ocultarla obsesivamente. Ahora, después de cinco días de revelada en Internet, la pelota sigue estando en la cancha del gobierno cubano.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami