Neo Club Press Miami FL

¿Por qué está en la cárcel Ángel Santiesteban?

¿Por qué está en la cárcel Ángel Santiesteban?

¿Por qué está en la cárcel Ángel Santiesteban?
febrero 24
19:28 2015

Ángel Santiesteban está en la cárcel por ser un hombre libre; su prisión es nuestra vergüenza. Virgilio Piñera, en medio de aquella monserga de Fidel Castro conocida como “Palabras a los intelectuales”, pronunció su famoso “Yo no sé ustedes pero yo tengo miedo, tengo mucho miedo”, y la frase resultó antológica porque la historia de eso que algunos insisten en llamar Revolución no es otra cosa que la historia de nuestro miedo.

El terror que hemos padecido como resultante de la violencia revolucionaria ha mantenido a los Castro en el poder; es la misma herramienta que sirve a los pandilleros y a los gángsters, una miseria que se reinventa en todas las latitudes al servicio de maldad y el egoísmo, pero que en Cuba ha tomado una magnitud diferente al convertirse en asunto de Estado.

Para los Castro es esencial el terror, por eso no escatiman recursos en el mantenimiento de su policía política; cuando hay que pegar se pega, cuando hay que matar se mata, pero si un escritor relevante decide sacudirse el miedo que corroe su conciencia, debe esperar un castigo peor. A los escritores se les mata en su autoestima, en su reputación, en su integridad. Bastan los nombres de Virgilio, Lezama, Padilla, Reinaldo Arenas, para hacernos una idea. Raúl Rivero fundó una agencia de prensa y fue a dar a una celda de castigo, que es la parte más cárcel de la cárcel. Ángel Santiesteban comenzó a ejercitar la libertad en un blog y hoy duerme en una prisión llamada ” Valle Grande”.

El castigo que sufre este escritor es una advertencia al gremio, los Castro son especialistas en la práctica del chantaje. La intelectualidad de la Isla, salvo honrosas excepciones, ha preferido mirar para otra parte. Quizás olvidan o quieren olvidar el célebre poema del Rvdo. Martin Niemöller; al fin y al cabo ellos, por el momento, no son Ángel Santiesteban:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

Ángel Santiesteban está en la cárcel pero es un hombre libre, por el bien de su conciencia cruzó la peligrosa línea que separa la libertad de la esclavitud, el valor del miedo. La prisión que ahora sufre es nuestra vergüenza. La tiranía que lo encarcela le teme.

Sobre el autor

Eduardo Mesa

Eduardo Mesa

Eduardo Mesa (La Habana, 1969), escritor y activista, fue fundador de la revista Espacios y coordinó las publicaciones Justicia y Paz, Órgano Oficial de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, y Aquí la Iglesia. En la Isla formó parte de los consejos de redacción de las revistas Palabra Nueva y Vivarium, y obtuvo los premios de poesía Ada Elba Pérez y Juan Francisco Manzano. En la actualidad colabora con las revistas Convivencia, Misceláneas de Cuba e Ideal, y edita el blog Cuba Plural. Su libro “El bronce vale” fue publicado por la Editorial Silueta. Reside en Miami.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Manuel Gayol Mecías
    Manuel Gayol Mecías febrero 25, 00:51

    Excelente trabajo, estas son palabras verdaderas bien sentidas. Es exactamente eso, toda la historia de Cuba es la historia de nuestro miedo. El análisis sobre lo que ha pasado en Cuba desde la perspectiva del poder no es tan complicado. Solamente hay que acabar de entender que los Castro son gansters que siempre han tenido miedo de perder el poder. Por tanto la problemática que emana de ellos es la de la lucha de sus egos irracionales que viven con el miedo a la muerte. La verdadera complejidad está en el estudio de nosotros, del pueblo, de cómo hemos sido y cómo hemos permitido que todo este proceso de degeneración haya llegado hasta estos días y amenace con seguir. Aquí es donde -antropológica y psicosociológicamente- hay que discernir por qué buena parte del pueblo cubano ha sido como es. Creo que este artículo esconde un tanto esta problemática. Agradecido a Eduardo Mesa por haberlo escrito.

  2. Eduardo Mesa
    Eduardo Mesa febrero 25, 13:04

    Gracias Manuel, un cordial saludo.

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami