Neo Club Press Miami FL

¿Por qué los cubanos huyen del ‘país de las maravillas’?

 Lo último
  • Trump, Bolton y los cuatro chiflados Se trata de la implacable “razón electoral”. Eso es lo que está tras este infernal griterío. Es absurdo (y peligroso) militarizar la frontera con miles de soldados. También es criminal...
  • La caravana y el nativismo Miles de centroamericanos se dirigen hacia la frontera méxico-americana. Son, más o menos, ocho mil. Trump ha dicho que “no pasarán”. Su vice Mike Pence afirma que Juan Orlando Hernández,...
  • Cubanos en Venezuela Luis Almagro afirma que 22 000 cubanos se infiltraron en Venezuela. Almagro es el Secretario General de la OEA. Tiene buenas fuentes de información. No existe la menor duda de...
  • Bolsonaro y Cuba Jair Messias Bolsonaro pudiera ser el Presidente de Brasil el próximo 28 de octubre. Los brasileños se ven en el espejo de los vecinos venezolanos y se aterran. Las encuestas...
  • ¿Discutimos realmente el Proyecto de Constitución? L’État, c’est moi. Luís XIV El gobierno cubano nos vende la idea de que el Proceso de Discusión del Proyecto de Constitución, en barrios, centros de trabajo y escuelas, es...

¿Por qué los cubanos huyen del ‘país de las maravillas’?

¿Por qué los cubanos huyen del ‘país de las maravillas’?
diciembre 01
15:53 2015

 

El “socialismo” de Estado cubano (comunismo, castrismo o como quieran llamarlo) vertical, caudillista, centralizado, dictatorial, monopolista y corrupto, es incompatible con las libertades fundamentales de los seres humanos o con cualquier tipo de democracia (sea participativa, de partidos, ciudadana, etc.), está más que demostrado.

En tal régimen, el pueblo jamás podrá ser soberano y, por tanto, jamás podrá controlar ni supervisar al gobierno, ni decidir libremente sobre los “asuntos de Estado”, y será imposible el ejercicio pleno de las libertades individuales, fundamento de la democracia.

Así las cosas, los cubanos huyen de la falta de libertades; del férreo control que ejerce el Estado sobre sus vidas; de la represión real y constante; de la miseria endémica (material y espiritual); del despotismo, de la ausencia de un Estado de Derecho que garantice sus libertades y sus derechos fundamentales y los resguarde de los excesos y caprichos del poder.

Factores todos que generan estancamiento y truncan cualquier tipo de oportunidad de desarrollo, crecimiento o perspectiva de vida, por esfuerzo propio y sin dañar la vida de los demás o violar los derechos de terceros; porque, simplemente, los ciudadanos no pueden decidir libremente qué hacer con su vida, crecer como personas, encontrarse a sí mismos y realizarse plenamente sin estar sujetos a los caprichos del dictador de turno y a la opresión que ejerce el “sistema” mismo sobre todos y cada uno de los ciudadanos.

No es una cuestión subjetiva, filosófica, religiosa, ni siquiera ideológica (las ideologías son solo pretextos para dividirnos y esclavizarnos); no se trata de percepciones de la realidad ni de “influencias” externas; tampoco es “culpa” de la Ley de Ajuste cubano; exista ésta o no, la gente seguirá huyendo de la Isla-cárcel a donde pueda.

La migración cubana no es una migración económica (aunque digan lo contrario y muchos se afanen en querer demostrarlo).

El hombre es libre por naturaleza y sin Libre Albedrío el ser humano deja de ser humano en todos los sentidos.

Ahora bien, si esto es así, ¿por qué muchos cubanos regresan a Cuba de visita (es necesario aclararlo), al año y un día de haber llegado a Estados Unidos?

Porque al cumplir ese período, reciben su residencia permanente y se convierten, de hecho, en personas libres; así las cosas, pueden regresar al terruño, llevar ayuda a su gente, rememorar añoranzas y exhibir su dudosa prosperidad y su real libertad, sin temor a la opresión que el sistema ejerce sobre los No Libres que permanecen en la Isla.

¿Acaso porque un ex recluso visite a sus parientes o amigos presos en la misma cárcel de la que acaba de ser liberado, podemos decir que ama a sus carceleros o estaba felizmente preso?

Y esto no los convierte en migrantes económicos, como la mayoría de los migrantes que llegan a los Estados Unidos de todas partes del mundo, sino todo lo contrario: demuestra que el sistema castrista es esclavista por naturaleza y que las personas realmente huyen de la esclavitud, una vez obtenida su “carta de libertad” añoran regresar (de visita solamente), libres al fin de la opresión del sistema, no solo por razones humanas, también como una señal de desprecio al sistema.

Si fuera una migración puramente económica, como la mexicana, por ejemplo, esos migrantes que regresan de visita a la Isla –en cuanto reciben su residencia permanente– simplemente se quedarían a vivir en Cuba e invertirían sus ahorros allí (como hacen la mayoría de los mexicanos en su país). Solo regresarían a los Estados Unidos a trabajar un tiempo, ganar dinero y así mantener su estatus migratorio.

Sobre el autor

José Fernández Cambas

José Fernández Cambas

De origen cubano, Fernández Cambas está especializado en investigación periodística y social. Por varios años trabajó como Freelance acumulando amplia experiencia en los procesos de Curación y Creación de contenidos e investigación. Su formación abarca desde el Periodismo y la Fotografía hasta un Diplomado en Alta Dirección impartido por el ITESM (Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey). Reside en México.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami