Neo Club Press Miami FL

¿Por qué los cubanos huyen del ‘país de las maravillas’?

 Lo último
  • El castrismo o el dulce veneno de la araña No pocos se preguntan cómo es posible que el castrismo, a pesar de ser un sistema dictatorial, responsable de la peor y más larga crisis económica, política y social sufrida...
  • Cuba, la impunidad del terrorismo de Estado En La Habana han dejado sordos y medio sordos a varios funcionarios estadounidenses y sus familiares. Fue a finales de 2016 cuando los diplomáticos de servicio en Cuba comenzaron a...
  • Fiscal Ortega involucra a Maduro en escándalo de Odebrecht La fiscal general venezolana Luisa Ortega, destituida el pasado 5 de agosto por una Asamblea Constituyente ilegítima (anticonstitucional), escapó a Aruba esta madrugada, a bordo de una lancha rápida que...
  • Trump podría intervenir en Venezuela El presidente de Estados Unidos, Donald, Trump, declaró este viernes desde su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey) que su administración no descarta una “opción militar” en Venezuela. Las...
  • Venezuela: Militares se levantan contra Maduro Dos muertos, un herido y diez detenidos habría dejado un asalto de militares rebeldes a la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay –de la ciudad venezolana de Valencia en...

¿Por qué los cubanos huyen del ‘país de las maravillas’?

¿Por qué los cubanos huyen del ‘país de las maravillas’?
diciembre 01
15:53 2015

 

El “socialismo” de Estado cubano (comunismo, castrismo o como quieran llamarlo) vertical, caudillista, centralizado, dictatorial, monopolista y corrupto, es incompatible con las libertades fundamentales de los seres humanos o con cualquier tipo de democracia (sea participativa, de partidos, ciudadana, etc.), está más que demostrado.

En tal régimen, el pueblo jamás podrá ser soberano y, por tanto, jamás podrá controlar ni supervisar al gobierno, ni decidir libremente sobre los “asuntos de Estado”, y será imposible el ejercicio pleno de las libertades individuales, fundamento de la democracia.

Así las cosas, los cubanos huyen de la falta de libertades; del férreo control que ejerce el Estado sobre sus vidas; de la represión real y constante; de la miseria endémica (material y espiritual); del despotismo, de la ausencia de un Estado de Derecho que garantice sus libertades y sus derechos fundamentales y los resguarde de los excesos y caprichos del poder.

Factores todos que generan estancamiento y truncan cualquier tipo de oportunidad de desarrollo, crecimiento o perspectiva de vida, por esfuerzo propio y sin dañar la vida de los demás o violar los derechos de terceros; porque, simplemente, los ciudadanos no pueden decidir libremente qué hacer con su vida, crecer como personas, encontrarse a sí mismos y realizarse plenamente sin estar sujetos a los caprichos del dictador de turno y a la opresión que ejerce el “sistema” mismo sobre todos y cada uno de los ciudadanos.

No es una cuestión subjetiva, filosófica, religiosa, ni siquiera ideológica (las ideologías son solo pretextos para dividirnos y esclavizarnos); no se trata de percepciones de la realidad ni de “influencias” externas; tampoco es “culpa” de la Ley de Ajuste cubano; exista ésta o no, la gente seguirá huyendo de la Isla-cárcel a donde pueda.

La migración cubana no es una migración económica (aunque digan lo contrario y muchos se afanen en querer demostrarlo).

El hombre es libre por naturaleza y sin Libre Albedrío el ser humano deja de ser humano en todos los sentidos.

Ahora bien, si esto es así, ¿por qué muchos cubanos regresan a Cuba de visita (es necesario aclararlo), al año y un día de haber llegado a Estados Unidos?

Porque al cumplir ese período, reciben su residencia permanente y se convierten, de hecho, en personas libres; así las cosas, pueden regresar al terruño, llevar ayuda a su gente, rememorar añoranzas y exhibir su dudosa prosperidad y su real libertad, sin temor a la opresión que el sistema ejerce sobre los No Libres que permanecen en la Isla.

¿Acaso porque un ex recluso visite a sus parientes o amigos presos en la misma cárcel de la que acaba de ser liberado, podemos decir que ama a sus carceleros o estaba felizmente preso?

Y esto no los convierte en migrantes económicos, como la mayoría de los migrantes que llegan a los Estados Unidos de todas partes del mundo, sino todo lo contrario: demuestra que el sistema castrista es esclavista por naturaleza y que las personas realmente huyen de la esclavitud, una vez obtenida su “carta de libertad” añoran regresar (de visita solamente), libres al fin de la opresión del sistema, no solo por razones humanas, también como una señal de desprecio al sistema.

Si fuera una migración puramente económica, como la mexicana, por ejemplo, esos migrantes que regresan de visita a la Isla –en cuanto reciben su residencia permanente– simplemente se quedarían a vivir en Cuba e invertirían sus ahorros allí (como hacen la mayoría de los mexicanos en su país). Solo regresarían a los Estados Unidos a trabajar un tiempo, ganar dinero y así mantener su estatus migratorio.

Sobre el autor

José Fernández Cambas

José Fernández Cambas

De origen cubano, Fernández Cambas está especializado en investigación periodística y social. Por varios años trabajó como Freelance acumulando amplia experiencia en los procesos de Curación y Creación de contenidos e investigación. Su formación abarca desde el Periodismo y la Fotografía hasta un Diplomado en Alta Dirección impartido por el ITESM (Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey). Reside en México.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Erick Nogueira
    Erick Nogueira diciembre 01, 19:21

    Excellente analisis !!!!

    Reply to this comment
  2. marco aurelio
    marco aurelio diciembre 05, 18:35

    USTED DEVERIA TER VERGONHA DE SER CONSERVADOR E APOIADOR DO IMPERIALISMO!

    QUANTOS NIÑOS TEM NAS CALLES DE CUBA?

    CONTESTE!!

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami