Neo Club Press Miami FL

Por un Estado de Derecho para Cuba

Por un Estado de Derecho para Cuba

Por un Estado de Derecho para Cuba
enero 20
13:36 2015

Rolando Rodríguez Lobaina, opositor, ingeniero informático y presidente de la Alianza Democrática Oriental, conocido como Lobaina, ha sufrido en Baracoa y en la ciudad de Guantánamo,  junto a su familia, la fuerte represión de la tiranía castrista. Lobaina ha visitado Miami en varias ocasiones, el año pasado tuve la oportunidad y la suerte de conversar con él. Hoy quiero compartir esta charla con mis amigos de Neo Club.

Rebeca Ulloa: Es un verdadero placer tenerte con nosotros… No hablas ni como oriental ni como habanero… ¿De qué parte de Cuba eres?

Rolando Rodríguez Lobaina:  Yo nací en Baracoa, pero estudié y me formé en La Habana. En el 2004 regreso a Guantánamo de visita, mi hermano estaba preso, cárcel política.  Yo venía de cumplir sanción política también.  Me quedo entonces para apoyarlo.

Rebeca::  Cuando regresaste a Oriente, ya habías estado preso, ¿en qué año empiezas  en la oposición?

Lobaina: Empiezo en la oposición en el año 1996, como coordinador del emblemático Movimiento Juvenil por la Democracia. Para entonces estaba muy interesado en la reforma universitaria, y me sigue siendo atractiva e importante, pero me siento muy satisfecho de poder colaborar en la reconstrucción de la nación desde Oriente.

Rebeca:: Los orientales se van para La Habana, hasta les llaman palestinos. Y resulta que tú regresaste a Oriente…

Lobaina: (Se ríe) Increíble, ¿verdad? Les confieso que había perdido mi identidad con Oriente, al principio me sentí extraño, pero, reflexioné mucho.  Primero por mi hermano, luego porque vi tanta pobreza y porque me encontré con un movimiento opositor desarticulado.  Había pasado la ola represiva de los 75, los opositores tenían mucho miedo. Volví a mis raíces orientales y me di cuenta que había la necesidad imperiosa de trabajar con la sociedad civil.  Me siento muy honrado y con un orgullo fenomenal por haber tomado la decisión de quedarme en mi provincia natal.

Rebeca:   ¿Por qué Alianza Democrática Oriental?

Lobaina:  Siempre se había concentrado la mayor fuerza opositora en La Habana, y en Oriente había muchas organizaciones, pero no estaban orientadas, no sabían qué hacer.  Ya habían creado en Holguín la Alianza Democrática Oriental, me pareció genial, entendí de inmediato la estrategia de necesitar todos los esfuerzos patrios libertarios, en el Oriente de Cuba, empecé a trabajar y a reunirme con las organizaciones. Se creó una estructura organizativa muy bien hecha, muy bien planteada, y empezamos a funcionar. La Alianza ha conseguido concentrar nuestras fuerzas, reuniendo a  los grupos opositores de las cinco provincias orientales,  llegamos a reunir a 42 organizaciones.

Rebeca: ¿Qué ha hecho la Alianza que sea significativo para el movimiento opositor cubano?

Lobaina:  La primera misión era informar a la población.  El Oriente de Cuba siempre  careció de la información, por el llamado fatalismo geográfico contra el desarrollo social y económico.  Fundamos una agencia de información para potenciar y ayudar a los presos políticos que cumplen sanción en las cárceles del Oriente.  Empezamos a sacar por vez primera y directamente todo lo que estaba aconteciendo hacia la capital y al extranjero.  Publicamos cinco revistas, una por cada provincia bajo el proyecto “Valencia Solidaria” para que creyeran que publicamos con España, pero en realidad las tiramos en Cuba. Destacamos “El Cubano libre” de Holguín, con 59 números editados.  Creamos  una agencia de Derechos Humanos para registrar y denunciar  las injusticias y violaciones, así como para asesorar a los ciudadanos. Lo más importante que hemos hecho es incitar y convencer a muchas personas de la necesidad imperiosa de estudiar, de conocer las leyes, la Constitución, los planteamientos de los Derechos Humanos, para poder luchar con conocimiento.  Entonces  estas personas se han crecido, se van agrupando  y van teniendo un protagonismo visible dentro de las filas de la resistencia pacífica.  Además, fraguamos varias protestas y reuniones, recibimos actos de repudio. Todas estas cosas han venido creando un desarrollo dentro de las fuerzas prodemocráticas y también hablan de cierta madurez de un movimiento contestatario en el Oriente del país.

Rebeca:   En Cuba, hay nombres y organizaciones disidentes reconocidas, pero aún no se habla de un movimiento opositor organizado, fuerte… ¿cuál crees sea la mayor limitación para alcanzar esa meta?

Lobaina:   Una de las limitaciones enormes del movimiento contestatario es la falta de preparación. Se agrupan 15, 20, 30 personas, pero no saben qué hacer, no saben usar ese potencial.  Y es porque, enfrascados en nuestra lucha, hemos reducido el problema a “Entre la seguridad y nosotros, y nosotros y la seguridad del estado”.  El pueblo está sufriendo, no quiere a la seguridad, pero no tiene la confianza para seguirnos a nosotros, porque no le estamos proponiendo nada, dicen que somos unos locos, que estamos fajados, enfrentando a los cuerpos de la represión, pero no tenemos un plan organizado. Esa es la visión que mucha buena parte del pueblo tiene de nosotros.

Rebeca: ¿Y cuál es el camino?

Lobaina:  Es un proceso complejo. El pueblo está sumido en la tristeza, en la desesperación y en la incertidumbre.  Cuba es una sociedad muy joven, estaba apenas readaptándose a vivir independiente en 50 años y vino el comunismo y nos retrasó 50 años, pero es muy joven y los cubanos son talentosos, eso está demostrado y me parece que lo que espera el pueblo cubano es que lo que se proponga sea mejor.  El papel fundamental de la oposición en Cuba es trabajar para que el pueblo conozca “el estado de derecho”, desconocerlo es lo que ha permitido que el pueblo haya estado sometido por tantos años. Creo que Cuba va a cambiar y lo principal es que ha ido cambiando en la mentalidad de las personas, es lo más importante. El pueblo no espera ninguna mejoría del régimen,  pero sí la espera de la oposición.  Esa es la oportunidad que está en las manos de la resistencia, tenemos que actuar y conducir bien nuestros pasos y nuestra estrategia, y proponer seriamente, transparentemente, un programa de aspiraciones y beneficios genuinamente popular.

Rebeca:  Lobaina, has sentido duramente la represión de la tiranía, tú y tu familia. ¿Cuál ha sido el momento más difícil para ti?

Lobaina:  En el 2010, por apenas segundos mi hermano y yo estuvimos dispuestos a morir en un acto de repudio que nos hicieron, muy violento, en Baracoa, sufrimos el ataque de las tropas antimotines, tuvimos la conciencia de que teníamos que morir para no permitir la humillación de todo el abuso, la barbarie y el terror que practicó el Minint contra nuestro hogar, por eso me acostumbré a andar con una mochila.

Rebeca:   ¿Una mochila?

Lobaina: Ahí llevaba un calzoncillo, una toalla, jabón, y el cepillo de dientes.

Rebeca: ¿Y para qué?

Lobaina:   ¿Cómo que para qué? Se volvió costumbre que la seguridad me detuviera, y entonces me pasaba en el calabozo tres, cuatro días, y hasta una semana y no me podía ni bañar ni lavarme la boca.  Así la seguridad creía que siempre me iba de viaje, y ya cuando me fui a Camagüey a la protesta, ni se enteraron.

Rebeca:   ¿No sientes miedo de una violencia aun mayor en contra de tu persona?

Lobaina: Cuando voy a alguna acción, me despido de la familia con la conciencia de que no voy a regresar por muchos años. Pero no tengo miedo ni al pelotón de fusilamiento, ni a la cárcel,  ni con 20 años a oscuras me pueden atemorizar.  Sin embargo, por primera vez voy a confesar que hay algo a lo que le tengo respeto y bastante miedo: el avión.

Rebeca:  Un mensaje al exilio…

Lobaina: Le diría al exilio que ahora es el momento de que estemos unidos , ustedes, los de acá, y nosotros, los de la resistencia interna.  Todos queremos apoyar a Cuba, y hay que tratar de poner cortinas a los malos oídos, a las malas influencias, a las malas palabras que buscan denigrar a la dirigencia de la oposición, y escuchar mucho a la oposición.  Me llevo para Cuba mucho patriotismo, aquí hay mucha gente que está trabajando por Cuba y les doy las gracias en nombre de mi organización, de mi pueblo, de mi familia, en nombre de Dios, por todos los esfuerzos que hacen, que son la mayoría que no tienen los recursos, que son los que he visto más interesados en ayudar a Cuba, hasta de su propio bolsillo… por lo demás, indudablemente vamos a triunfar. Cuba será libre y va a ser próspera.

Sobre el autor

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa (Guantánamo, 1949) es narradora, periodista, guionista de radio y televisión, promotora, productora cultural, crítica y ensayista. Técnica en informática, fue profesora universitaria y asesora de tesis de grado de la Facultad de Comunicación Social (Colombia 1998-2008). Es también curadora y ha obtenido numerosos lauros y reconocimientos por su obra literaria y radial. Su primer premio literario lo recibió a los 15 años de edad. Ha publicado varios libros con la coautoría del maestro Arístides Pumariega.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más