Neo Club Press Miami FL

Por un puñado de caramelos: Carta a la OEA

Por un puñado de caramelos: Carta a la OEA

Por un puñado de caramelos: Carta a la OEA
marzo 25
15:14 2014

Señores Embajadores de la Organización de los Estados Americanos,

Esta carta está dirigida a aquellos Embajadores que le negaron el derecho de hablar a la Diputada María Corina Machado.

Señores Embajadores, Uds perdieron una buena oportunidad de defender la democracia, los derechos humanos y los valores sobre los cuales está fundamentada la organización a la cual pertenecen. La historia recordará este episodio bochornoso en el cual se le negó el derecho de palabra a la Diputada María Corina Machado después de una votación sesgada por el reparto de caramelos con sabor a petróleo. Desafortunadamente, Uds confunden la  “diplomacia” con el arte de  evadir los temas importantes y delicados.

El gobierno venezolano, en boca de su representante en la O.E.A. y de su presidente, ha calificado como una victoria este episodio infame del cual Uds han sido cómplices. Señores Embajadores, Uds le han dado carta blanca al gobierno venezolano para que siga maltratando a sus ciudadanos, tal como lo hicieron Daladier y Chamberlain cuando, para apaciguar a Hitler, le entregaron a Checoslovaquia en bandeja de plata, sin tener en cuenta a los ciudadanos de este país. Si, Dios no lo quiera, se producen masacres o se declara una guerra civil en Venezuela, Uds no podrán evitar que se les acuse en los Tribunales de La Haya por su indolencia y su complicidad en la pérdida de vidas humanas, en lo que es un genocidio político.

Las noticias que llegan de Venezuela no pueden ser ocultadas. Abundan los testimonios y los vídeos mostrando los brutales excesos de la guardia nacional “bolivariana”, de la guardia del “pueblo” y de los paramilitares, armados por el gobierno venezolano y afectuosamente llamados “colectivos”. Nadie puede creer que Uds estén tan mal informados en esta era de las comunicaciones, por lo que su complacencia con el régimen represivo que impera en Venezuela está a la vista del mundo entero. Y la historia no los recordará como lo que Uds se creen, sino como unos pobres diablos. Y el Embajador de Panamá será recordado como el gran hombre que es.

Cívicamente,

José Luis Borja
Escritor franco-venezolano

Miami, 24 de marzo 2014

Sobre el autor

José Luis Borja

José Luis Borja

José Luis Borja nació en Francia de padres españoles refugiados de la guerra civil. Estudió ingeniería electrónica en Toulouse. Por el texto “Dulce Venecia” recibió el Segundo Premio del IIº Certamen Internacional de Cuentos “Jorge Luis Borges-2008”, de la revista SESAM (Buenos Aires, Argentina). Suya es la novela histórica “Aroma de caña fresca”. Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: