Neo Club Press Miami FL

Postura de monje

 Lo último
  • La mujer de Lot Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una...
  • Ojo de gacela trunca                     Ojo de gacela trunca: En mi ausencia –celoso león, rondo las alas que presagian el inevitable otoño: –Sin duda, abordemos...
  • Esas cosas pequeñas, pequeñitas                     1 Esas cosas pequeñas pequeñitas que van nombrando a cada lado de la vida el temblor y el palpitar de...
  • El arte de olvidar Sólo eso importa: hasta el final, vivo y ardiente. Boris Pasternak               llegará un día en que todo sea oscuro como el vientre de...
  • Donde el mármol se apiada de las islas                   Donde se pierden los soles y el mármol se apiada de las islas hay cien lunas de pasivas muecas que ejercen...

Postura de monje

Postura de monje
agosto 27
17:23 2015

 

Imágenes grabadas en mi mente,
a plumilla, en blanco y negro,
efectos de un color que adivino.
Memorias, 99, las ilustraciones en
los brazos de Mónica. Cuentos en los
que me pierdo de tarde en tarde.
La obsesión de las 7, por anillos
blancos, espectros, regalos de su
boca. Por su adicción a la velocidad
que piden las calles, a la noche.
La postura de monje, con motonetas,
mientras piensa en laboratorios y
herramientas. Irresistible naufragio.
Imagen que la vuelve figurativa
por entre la música de Sidonia. Aún
te llevo entre hojas y notas apuradas.
El remedio para la eternidad de este
día, entre camareros de Guatemala y olor
a carne cruda. Contrapeso a la
decadencia recibida en papel,
salario mínimo (justificado).
Al neurotismo de esta multitud que
cordialmente recibo.

Sobre el autor

Sheila Arocha

Sheila Arocha

Sheila Arocha nació en Sancti Spíritus, al centro de Cuba, en el año 1979. La recibió Anastasia. Es Interior Designer, graduada en la Universidad Internacional de Miami. Textos suyos han aparecido en diversas publicaciones. Vive en el sur de Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Luis Jiménez Hernández

Los peces no bailan rumba

Luis Jiménez Hernández

Imperceptible, el tenedor choca de regreso contra los dientes, luego la boca de Berenice García, que disimuladamente evita atraer la atención de los otros comensales con los sonidos de sus

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami