Neo Club Press Miami FL

Radiografía del alacrán

 Lo último
  • No me hables más                   El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia...
  • Como un sueño holandés devorado por su vanidad pongo en la mano del poeta / vecino el sol de mi patio interior/ y no resiste. Luis Yuseff   Poetas, qué miseria la nuestra, aquí...
  • Epílogo                   Soy el que imitó a Xolotl, a quien le hicieron la peor caricatura del siglo, y cuando bajaba las escaleras le...
  • Jiribilla Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He...
  • Sonámbulo                   Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en...

Radiografía del alacrán

Radiografía del alacrán
febrero 01
04:21 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde pequeño los dedos de los pies
Los tenías jorobados y tiesos
Como una geisha japonesa
Que solo se atreve a caminar
Con la punta del calcañar
En un ángulo de sufrimiento

Mi pelo era ralo y gris
Tan deslucido y frágil,
Que fue desapareciendo
Hasta que un día a los catorce años
Me di cuenta que estaba completamente calvo.

Mi cuerpo largo como un güin
Y sin posible firmeza o variación
Configuraba una línea hacia la nada
Con vuelta regresiva.
Caminaba con la cabeza gacha
Descubriendo lo que yacía tirado
En el camino por los lugares que vagaba.
El frente de mi persona
Me fue siempre desconocido.

Tenía un par de amigos tan despreciables y tristes como yo
Nos gustaba discutir de postalitas viejas,
De aguaceros y de hojas que se lleva el viento.

Yo tenía pasión por las desgracias,
Me gustaba cortar el rabo de las lagartijas
Ahogar ratones en una cisterna
Asar a fuego lento iguanas y jutías
Arrancarle la cola a los chipojos.

Llegué a ser experto en crimen y dolencia
En odio y desaliento.
Los animales huían de mí
Al primer olor de mi persona,
Al primer color de mi apariencia
Porque sabían anticipadamente
Que en mis manos
No habría solución para seguir viviendo.

Así pasaron mis años de niñez,
Mi juventud primera:
Perdido justamente en la parte
Más oscura de mi mundo,
En los recovecos más inútiles,
Los huecos imperfectos.
Tanto así,
Que llegué a comprender a los veinte años
Que quería ser un asesino
El criminal perfecto:
Un delincuente, un marrano, un malparido,
Ese que puede matar sin dejar rastro
Ahorcar, hacer sufrir, descuartizar la carne
Lentamente y sin remordimiento.

Pero había algo en mí
Que impedía mi reto:
Concebía en la mente
Los crímenes más nítidos,
La estrangulación, el envenenamiento,
Aprendía remendando una camisa
Cómo desnucar a un enano en un encalladero
Y planchando un pantalón
La mejor forma de ahorcar una ramera
Detrás de un callejón a oscuras.
Era verdaderamente el creador de fantasías
Patológicas,
El inventor de los asesinatos
Más truculentos.

Pero no podía, aunque tenía mi cuarto
Repleto de navajas, cuchillos, machetes
Latas de veneno, pistolas, ballestas
Tira piedras, rifles, trampas de todo tipo,
Para acabar, mutilar,
Llevar a cabo la gloria
De una muerte sacrosanta…

Pero no me atrevía. Miraba
Hacia el mundo desde mi ventana
Y era un mundo de sol y de reflejos
Mundo de agua limpia y consecuencias…

Y, en realidad, amigos, yo era un cobarde,
El peor de todos los cobardes,
El cobarde de los pies a la cabeza
El cobarde que grita cobardía
Con la boca tapada y una venda
Cubriéndole los ojos…
El cobarde que huye y que se esconde
Debajo de la enagua de una viuda
Clamando piedad, piedad para su vida,
Piedad para su poca hombría.
Piedad como fuera y donde fuera
Piedad para este hombre
Que le tiene miedo al mundo:

Por eso a la edad de treinticinco años
Decidí que mi única redención la encontraría
En ser cura: y cura es lo que sigo siendo.

Sobre el autor

Félix Rizo

Félix Rizo

Félix Rizo Morgan nació en Matanzas, Cuba, y reside en los Estados Unidos desde 1967. Cursó estudios de Ciencia y Magisterio y obtuvo una Maestría en Educación en St. Peter's College. En 1989 ganó el premio Dos Ríos por su ensayo "Cuando cabalgan los tigres", un estudio sobre las dictaduras latinoamericanas. Ha publicado el libro de cuentos "De mujeres y perros" y la novela "El mundo sin Clara". Cuentos, poemas y ensayos suyos han aparecido en diferentes publicaciones de Estados Unidos y América Latina. Cuenta también con una obra dramatúrgica inédita.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami