Neo Club Press Miami FL

Rafael Piñeiro y el fino oficio de la contemplación

Rafael Piñeiro y el fino oficio de la contemplación

Rafael Piñeiro y el fino oficio de la contemplación
mayo 02
21:55 2015

Los hombres sabios constituye un recordatorio de que en el ámbito literario cubano aún puede hacerse poesía auténtica y, no obstante, diferente, asentada en el fino oficio de la sugerencia y la contemplación, de la reflexión del espacio inmediato. Con este poemario, ópera prima publicada por Neo Club Ediciones, Rafael Piñeiro entra por la puerta grande de la creativa exiliada, y lo hace, sin embargo, sin alardes estentóreos, como quien sabe bien, porque está de regreso de todas las especulaciones, algo que suele hacerse patente sobre todo en poesía: a más ruido, menos nueces.

Tal vez lo primero que salte a la vista –al menos en mi caso– en este libro, escrito con exquisitez y sabiduría, es la influencia que el mundo anglosajón ha ejercido sobre este poderoso escritor, cuya obra, curiosamente, permanece mayormente inédita. Porque, por otro lado, cabe apuntar que Piñeiro es otro ejemplo –por si hubiera falta más ejemplos— de que currículos y bibliografías, la acumulación de libros publicados cual trofeo de guerra, para nada garantizan la calidad de la obra de un escritor, o su trascendencia. Aquí están estos versos breves e intensos, marcados por la eclosión creativa del verdadero Gran Salto Adelante, del crecimiento en el enriquecimiento y la asimilación –la otra cara, tantas veces obviada, de la moneda del exilio–, para demostrar lo que afirmo: Desconfiemos de la acumulación por la acumulación y vayamos de lo simple a lo profundo, como diría el inefable Osvaldo Rodríguez. Este escritor parcialmente desconocido vale más que muchos cargados de calabazas.

Así, esta poesía se desliza por la canalita de la creatividad hacia un mar poco navegado por la lírica exiliada: el de las pequeñas cosas que nos circundan y encienden la nueva vida, trofeos existenciales de nuestro recorrido por el mundo y que no hubieran sido ganados de haber permanecido en el territorio secuestrado en el que nos parieron. Territorio del rehén –para parafrasear a Adrián Morales– dejado atrás por Piñeiro con la agudeza del explorador convencido: “París en dos días / se asemeja / a la vida que nunca conocimos / ni tuvimos / ni añoramos / porque en la añoranza habita la desidia / de los mercados y barcazas / que surcan el Sena a medianoche / y la estación central de Santiago”.

Dice Ángel Velázquez Callejas que en este poemario singular el autor “no habla únicamente para él, sino que ofrece testimonio a todos”. Un testimonio del que podemos dar fe por partida doble, como lectores y como actores de una tragedia convertida, a la postre, en aventura fascinante. Allí –aquí— donde la poesía nos recibe y compromete.

————————————

El poemario Los hombres sabios será presentado por Ángel Velázquez Callejas este viernes 8 de mayo, a las ocho de la noche, en La Otra Esquina de las Palabras (Café Demetrio, 300 Alhambra Circle, Coral Gables).

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami