Neo Club Press Miami FL

Rafael Vilches y el magisterio de la poesía

Rafael Vilches y el magisterio de la poesía

Rafael Vilches y el magisterio de la poesía
abril 23
22:25 2014

Pocas veces logra la poesía trascender las pirotecnias del lenguaje y tocar fondo, transmitir un estado de ánimo sin renunciar por ello a la excelencia del oficio. Cuando ello sucede, es que estamos hablando de un poeta diferente, o de uno verdadero. Es el caso de Rafael Vilches, quien con su nuevo poemario publicado, Café amargo (Neo Club Ediciones, 2014), demuestra con creces por qué los conocedores lo distinguen y también, incluso, por qué él mismo se ha atrevido a salirse de la canalita diseñada por el poder en Cuba. Y es que este autor, nacido en el oriente de la Isla, no necesita escribirle poemas al Estado, o aguardar pacientemente premios a la obediencia, para saberse poeta y establecer magisterio.

Café amargo, un libro atravesado de punta a cabo por el dolor, constituye una prueba de ello. Poemas como sucesivas cartas a la mujer amada, distante, se estructuran sobre el deseo, la expectativa y la tristeza. Luis Felipe Rojas, en el prólogo, lo explica mejor: Este “es un libro como un canto en la noche”. “No sé si será el mejor libro de Rafael Vilches Proenza, lo que sí sé es que resulta el más desgarrador, doloroso y sincero”, dice también de este poemario Carlos Manuel Pérez. “No hay en él una pizca de cinismo. Todo aquí es corazón abierto y sangrante”.

En la medialuna del recuerdo, a la sombra de los árboles en flor, para Vilches, como también para mí, la mujer es el país, la patria (matria) necesaria. “Voy a todas partes con el recuerdo / como quien ampara a una gacela herida en la memoria”, afirma el poeta, y esta memoria distingue y ejercita la continuidad en el amor. Es de esta manera que Café amargo constituye una de las más altas lecciones de autenticidad, de legitimidad poética, que puede darnos la literatura cubana contemporánea, si es que a estas alturas algo así existe. La autenticidad del sujeto entregado, del latido orgánico, cortante como un bisturí.

Neo Club Ediciones y Alexandria Library están de fiesta con la inclusión de este autor en sus catálogos. La noche de este viernes 25 de abril, en La Otra Esquina de las Palabras (Café Demetrio. 300 Alhambra Circle, Coral Gables), Luis Felipe Rojas presentará el libro en Miami, junto a los poetas Amaury Pacheco, Nilo Julián González, Denis Fortún y Alejandro Fonseca, y el editor Kiko Arocha. Una oportunidad especial para que los lectores y escritores de la ciudad apoyen la poesía en su expresión más precisa y auténtica, pero también a un poeta que por su integridad y valentía vive ahora mismo marginado en Cuba. Ocasión única para que, entre todos, celebremos el amor.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: