Neo Club Press Miami FL

Raudel Collazo, Decadencia y la denuncia en Cuba

Raudel Collazo, Decadencia y la denuncia en Cuba

Raudel Collazo, Decadencia y la denuncia en Cuba
enero 08
01:38 2015

Raudel Collazo Pedroso, psicólogo infantil, respetado y querido en su pueblo, es conocido mundialmente como pionero del Hip-Hop conciencia en Cuba y por su canción “Decadencia”, desgarradora y certera visión de la realidad. Raudel nos conmueve por la sencillez, humildad y valentía con que afronta su razón de ser como artista contestatario. Nos complacemos en compartir con ustedes la conversación que esta redactora tuvo con el también conocido como “Escuadrón Patriota”.

Rebeca Ulloa. ¿Cómo nace la idea de tu grupo?

Raudel Collazo: La idea de Escuadrón Patriota nació más como una necesidad de decir, de comunicar, de expresión y no tanto como un fenómeno artístico cultural… éramos cuatro, pero al final me quedé yo solo.

RU: Raudel, te conocimos en el 2011 por el video de tu canción “Decadencia”, que fue elegida en España como la principal de un disco de 29 canciones que apoyaban la democracia en Cuba y a los presos de conciencia; también estaban en el disco Alejandro Sanz, Willy Chirino, Gloria Estefan, entre otros…

RC: Eso coincide con un momento que llamo “el despertar de mi espíritu, de mi conciencia”. Tuve entonces intereses como ser social, como individuo preocupado por su sociedad, por su entorno, por su familia, los amigos,  y entonces a partir de ahí el proyecto Escuadrón Patriota crece como una alternativa para darle voz a una realidad que sucedía en Cuba y que obviamente o no se hablaba mucho o no se conocía mucho… había mucho temor en hablarla, en contarla.

RU: ¿Sentiste entonces una necesidad de denunciar?

RC: Creo que la necesidad de empezar a contar o a narrar lo que estábamos viviendo en Cuba, en el barrio, en el pueblo, fue lo que me llevó a introducirme en este proyecto y a partir de ahí poder contar las experiencias, las vivencias…

RU: ¿De qué parte de Cuba eres?

RC: Soy de Guines…

Rebeca: ¿Cuántos años tienes?

RC: Tengo 37 años, efectivamente nací en plena revolución… en 1976.

RU: Si no conociste la Cuba de antes, ¿cómo te das cuenta que allí las cosas andan mal?

RC:  Te repito, la experiencia, la vivencia. Bueno, yo tengo una doble realidad: de cubano, y de cubano pobre y negro y en una sociedad que supuestamente decía que luchaba por la igualdad y por los derechos para todos.

RU: Hablas a partir de tu propia experiencia…

RC: Soy de los cubanos que nunca tuvo privilegios, que no tenía las oportunidades que han tenido otras personas que viven en otro medio, que tienen otras posibilidades, te estoy hablando de la experiencia de la limitación, del no tener, de la alimentación precaria, de la vivienda precaria, de la falta de oportunidad para poder crecer… entonces  ahí se proyectó mi vida y mi mensaje. De ahí nace la idea de convertir mi arte, mi hip hop en una herramienta contestataria para contar la verdadera realidad que estamos viviendo y de ahí nacen esas canciones. Yo siempre digo que no hay nada que yo narre en mis canciones que no sea una verdad que he vivido, y si no la he vivido yo, es algo que ha vivido alguien que yo conozco, que estaba cerca de mí. Yo no me invento nada, yo sí sé lo que canto, algo que yo sí padecí y como lo padecí puedo contarlo con total convencimiento, con total responsabilidad, con total honestidad… una realidad que quizás el gobierno cubano nunca le vendió al mundo o aún no se la vende, pero que yo sí conozco bien, y que es la pobreza.

RU: Lo dices muy bien en el video…

RC: “Decadencia” responde a un momento determinado, un momento histórico concreto de Cuba, cuando yo hice esa canción la hice porque en ese momento estaba viendo cada vez más clara la realidad que me rodeaba, que la cosa no era tan superficial como parecía, que la realidad cubana era complejísima, superprofunda y que había mucha mentira, que me habían educado con unas mentiras abominables. “Decadencia” responde a un momento en que yo dije: “mira, esta es la verdad, esta es mi realidad, la realidad cubana, como yo la percibo”, y la resumí en una canción.  “Decadencia” casi se convirtió en un himno, un grito superrebelde en el arte cubano, nunca antes se había hecho una canción en Cuba tan contestataria desde el 59, nunca se había hecho una canción tan explícita, tan clara, tan profunda, tan descarada. El video se hace porque unos amigos escucharon la canción y me dijeron que había que hacer el video, y lo hicimos.

RU: Y se convirtió en un gran éxito…

RC: Lo que no esperamos jamás que fuera a pasar lo que pasó con esa canción, fundamentalmente en el exilio, y dentro de Cuba también. Recuerdo la primera vez que lo vimos ya terminado, apagamos las luces; éramos 14 personas y cuando el video terminó nos quedamos mudos, como petrificados. Darío, uno de los realizadores del video, dijo: “Vamos a volver a ponerlo”. Volvimos a verlo y, cuando terminó, nos volvimos a quedar en shock.  Es que entendimos el impacto del discurso con las imágenes que estaba proponiendo el video.

RU: El video se ve que se hizo con muy pocos recursos, pero fue excelente el resultado…

RC: Ese video se hizo en unas condiciones precarias, la verdad que con casi nada de condiciones, con dos camaritas. No se hizo con cámara HD, ni cámaras profesionales, pero nos impactó la fuerza del discurso visual, unido a la letra de la canción, a nosotros… a esas 14 personas que estábamos allí, que lo veíamos por primera vez, nos impactó. Entonces pensamos que de verdad el video estaba bien fuerte. Yo no dije nada, pero lo pensé, por dentro dije: “tú verás… tú verás que este video me va a traer problemas”.

RU: Y así fue, ¿no?

RC: Muchacha… a mí el gobierno cubano me echa en el mismo saco que a los disidentes.

RU:  ¿Y cómo va a parar “Decadencia” a youtube?

RC: Un amigo saca el video de Cuba y me dice: “vamos, que lo voy a colgar en youtube”. Yo en ese momento no sabía ni qué era youtube.  El amigo lo colgó por fin y yo estoy tranquilo en mi casa cuando recibo una llamada de alguien de afuera que me dice: “Oye, hay un video tuyo que tiene loco a todo el mundo acá”. Yo ni pensaba que era “Decadencia”, y me dice que en los periódicos y por la televisión todo el mundo está comentando sobre el video, que se está viendo y ha formado tremendo alboroto; pero como yo no tenía información, ni medios, ni sabía nada de internet, ni tenía como comprobar lo que me decían, me preguntaba qué video era… Después conozco el impacto de lo que estaba pasando y me llega por informaciones de gente que van a Cuba y me cuentan, y que llegaban de visita. Y de pronto empieza a aparecerse gente en mi casa, gente que yo nunca en mi vida había conocido, y me decían: “No, que yo vengo de Miami, quiero tirarme una foto contigo”.Es ahí que empiezo a tomar conciencia de lo que estaba pasando con el video y la letra, y a partir de ahí fue que más o menos la gente se enteró, fuera de Cuba, de quién era el Escuadrón Patriota…  Increíble.

RU: ¿Cuántas visitas tiene el video “Decadencia” en internet?

RC: Hay un sitio que tiene más de un millón de visitas, el sitio original donde se colgó… no sé, hay varios sitios donde está el video compartido y tiene miles de visitas…

RU: ¿Por qué estás ahora en Miami?

RC: Ahora vine por el proyecto de las becas de “La Fundación de los Derechos Humanos” que se llama “Somos un solo pueblo”. Somos 17 cubanos, la mayoría son muchachas, un grupo bastante variado, hay artistas, profesionales, hijos de disidentes, abogados, estudiantes de medicina, de microbiología. Estamos aquí por seis meses. Estudiamos en el College del Dowtwon, estamos dando una preparatoria de inglés muy fuerte, vamos a tener varias asignaturas, psicología personal, introducción a los Bussines, negocios, Ciencias Políticas, y otras muy relacionadas con el perfil del grupo que vino.

RU: ¿Cuál es la idea de “Somos un solo pueblo”?

RC: La idea del proyecto es seguir el plan de acercamiento, conectarnos más cada vez, los cubanos de la Isla con los cubanos de acá.  Yo soy del criterio de que cuando ese ciclo se cierre y esa conexión se establezca, las cosas van a ser mejores. Todos sabemos que nos han separado, sabemos que la manipulación, el odio, la violencia ha separado a la comunidad, a la familia cubana, pero en la medida en que esa reconexión se establezca de nuevo la familia cubana, el pueblo cubano —no el gobierno, yo no hablo del gobierno, yo no hablo por el gobierno, no soy portavoz del gobierno, para nada involucro al gobierno en este tipo de conexión de la que hablo, hablo del pueblo, hablo de la familia, hablo de los cubanos—, en la medida en que nos reconectemos y recuperemos esa memoria histórica de que somos una sola familia, de que somos cubanos donde quiera que estemos, la cosa va a ir creciendo, y cada vez se puede ir debilitando el otro poder… pero no es un secreto para nadie que hay división, que eso debilita y que hace falta arreglarlo… es una verdad.

RU: ¿Ustedes vuelven a Cuba?

RC: Sí…sí… nosotros volvemos, no creo que nadie en el grupo tenga intenciones de quedarse aquí.  La candela está en Cuba, así que hay que regresar, hay demasiadas cosas que hacer, creo que en la medida en que nos comprometemos tenemos que resolver el problema de Cuba, y entre los que estamos allí adentro, tratando de hacer lo posible por lograr esa transformación, ese cambio, y los que están afuera, los cubanos que quieren hacer por Cuba, lo vamos a lograr.

RU: ¿Y no tienes miedo a decir esas cosas en Cuba?

RC: Yo sí tengo miedo, porque si te digo que no tengo miedo te estoy mintiendo… Yo he sentido miedo, pero mi fortaleza radica en el compromiso y en la responsabilidad.  A mí nadie me pagó por hacer lo que hago y nadie me dijo que esto era lo que yo tenía que hacer. Lo hago porque entendí que era un compromiso con mi generación, con mi tiempo, con mi época y con la realidad, definitivamente he asumido un papel en que se corren muchos riesgos, en que te la juegas todo el tiempo.  He sentido miedo en ocasiones porque tengo familia, tengo dos hijos, porque tengo muchos amigos, tengo mucha gente que me quiere, he sentido miedo a faltarle a ellos en algún momento, pero de nuevo esa responsabilidad, ese compromiso que me asiste y que creo que Dios puso como responsabilidad en mis espaldas, es superior al miedo que pueda sentir en cualquier momento. Hablo del miedo que puedo sentir por mi vida, de que algo me pase… y entonces creo que esas cosas opacan el miedo que puedo sentir en un momento determinado.

RU: ¿Cómo te has sentido en Miami?

RC: No es mi primera vez en Miami y me siento como en mi hogar, quizás por la cercanía y por la cantidad de cubanos que hay aquí, pero no solo la cantidad sino la cantidad de amigos que tengo acá… Aquí me he ido encontrando con un montón de gente que hacía mucho tiempo que no veía, y siempre es como estar en casa, ¿no? Aparentemente lejos, pero muy cerca.

Sobre el autor

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa (Guantánamo, 1949) es narradora, periodista, guionista de radio y televisión, promotora, productora cultural, crítica y ensayista. Técnica en informática, fue profesora universitaria y asesora de tesis de grado de la Facultad de Comunicación Social (Colombia 1998-2008). Es también curadora y ha obtenido numerosos lauros y reconocimientos por su obra literaria y radial. Su primer premio literario lo recibió a los 15 años de edad. Ha publicado varios libros con la coautoría del maestro Arístides Pumariega.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más