Neo Club Press Miami FL

Reformas en la granja salvaje

 Lo último
  • Qué viene en Cuba después de los Castro El jueves 19 de abril Raúl Castro le deja la presidencia del Consejo de Estado a Miguel Díaz-Canel. Cuba, formalmente, posee un gobierno designado por el Parlamento. En realidad es...
  • La traumática salida de PPK El Comercio de Lima titula sabiamente su editorial sobre la renuncia del Presidente del país: “Historia sin héroes”. Así es. No hay una pizca de grandeza. La tragedia se convirtió en...
  • Falsas elecciones en Cuba bajo fuerte operativo policial Este 11 de marzo, el régimen de Raúl Castro desplegó un gigantesco operativo de seguridad en Cuba para mantener bajo control las falsas elecciones o ratificación de candidatos oficialmente propuestos...
  • ¿Y Venezuela qué? Nicolás Maduro perdió la batalla de la OEA. Ya no es sólo Luis Almagro, el Secretario General de la institución, quien exige la suspensión de los comicios fraudulentos pautados para...
  • Para vivir con un pedazo basta Hay primarias en Colombia. Son primarias abiertas. Pueden votar todos por cualquiera. Eso no está bien. Se presta a la trampa. Quiere decir que los electores con mala fe pueden...

Reformas en la granja salvaje

Reformas en la granja salvaje
septiembre 14
10:37 2016

 

El opositor cubano Guillermo Fariñas acaba de finalizar una huelga de hambre de 54 días exigiendo, entre otras cosas, que se deje de golpear impunemente en la Isla. La inició, precisamente, tras recibir una paliza a manos de agentes de la Seguridad del Estado y policías en su natal Santa Clara. La violencia “revolucionaria” arrecia en la mayor de las Antillas recordándonos la naturaleza de las reformas indirectamente apuntaladas por Barack Obama: abusar más y mejor de una población y de una disidencia que ya ni siquiera encuentra apoyo moral en Estados Unidos.

En Cuba no se estructuran espontáneamente los llamados “actos de repudio”, o golpizas a opositores. Son convocados, organizados y a menudo financiados por el castrismo institucional, que provee a sus cabecillas con meriendas, transporte, bebidas alcohólicas, etc. Si, como alega con frecuencia la nomenclatura insular, son representantes del “pueblo enardecido” los que hostigan a la oposición, ¿por qué entonces las autoridades no los detienen y les levantan cargos por escándalo público y agresión gratuita?

Cabe preguntarse además: ¿en qué país del mundo civilizado una parte de la ciudadanía puede agredir a la otra sistemáticamente, en plena vía pública, sin que intervengan los agentes del orden —estando, como siempre están en la Isla, presentes en la escena de los hechos— para controlar, detener y eventualmente enjuiciar a los agresores?

Cuba es una gigantesca finca donde, paradójicamente, impera la ley de la selva. Los animales de granja —la inmensa mayoría de la población— son acechados por los animales de presa —los grupúsculos extremistas al servicio del castrismo, la propia nomenclatura y sus beneficiarios—, quienes atacan inmediatamente a aquellas ovejas que pierden la “orientación” y se apartan del rebaño. No puede haber ovejas descarriadas en Cuba. Solo ovejas. Solo ganado.

Pero hay que insistir en esto: de los animales de presa y sus ataques no solo es responsable la nomenclatura castrista. También la comunidad internacional defiende activamente el status quo de la granja, ahora más que nunca amparada en el ejemplo de Obama y, cómo no, en el que alegremente le dan los propios exiliados que visitan la Isla y se toman fotos en la Chorrera, al pie de la tenebrosa Cabaña o a lo largo del ancho y ya ajeno muro del malecón.

Que ya vienen las reformas. Que si se anulará el sistema de doble moneda que segrega a la mayoría de la población. Que si los ciudadanos cubanos en el exterior ya no tendrán que pedir una visa para entrar al país donde nacieron. Que si eliminarán la cartilla de racionamiento o se podrá vender el panteón familiar del cementerio de Colón. Que si uno, trabajando más y mejor, podrá comprarse un cepillo de dientes y evitar, convenientemente callado, que las turbas paramilitares lo golpeen en la vía pública.

Ahora que ya se cumplen dos años de restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos; que Raúl Castro le pide, ansioso, petróleo a Vladimir Putin; que las redes especulan sobre la mecánica organizacional de las palizas a quienes disienten, cabe preguntarse si las medidas llamadas a transformar “estructuralmente” el sistema no vuelven en realidad sobre los viejos esquemas, y consignas, al uso: “La calle es de los revolucionarios”, “la universidad es de los revolucionarios”, el pan es por la libreta y los palos por la libre.

“Gracias, Fidel”. Gracias, Obama.

http://ilrbblog.blogspot.com/

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba