Neo Club Press Miami FL

Retrato de la revolución cubana

 Lo último
  • No a la metatranca   Algunos no se acaban de enterar que estamos en la era del artículo corto, del post y las redes sociales. Ya pasaron los tiempos del teque y la metatranca,...
  • El sudor En infinidad de ocasiones los españoles me preguntan si echo de menos a Cuba; si la extraño, como se dice en cubano. Y bueno, siempre me ponen en un aprieto,...
  • El azar y la dicha   La suerte es loca y a cualquiera le toca. Y al que le tocó le tocó, como a la hermana menos agraciada del cuento, que sobrevivió a la epidemia....
  • Dialogar, un arte y una virtud   Muchas veces es el hábito de seguir el impulso de nuestras pasiones el que impide una buena comunicación. Yo blasfemaba todo el día, muchas veces a viva voz y...
  • Retrato de la revolución cubana   La foto que encabeza esta nota es reveladora. Retrata a cabalidad, personaje por personaje, la verdadera esencia de la llamada “revolución cubana”. A la extrema derecha, aparece Eloy Gutiérrez...

Retrato de la revolución cubana

Retrato de la revolución cubana
Febrero 17
00:58 2017

 

La foto que encabeza esta nota es reveladora. Retrata a cabalidad, personaje por personaje, la verdadera esencia de la llamada “revolución cubana”.

A la extrema derecha, aparece Eloy Gutiérrez Menoyo, quien cumplió 20 años de cárcel por alzarse en armas contra los Castro y murió en Cuba como disidente. Le sigue un fusilado (William Morgan, en 1961) y uno tachado por muchos cubanos (vox populi) de ser víctima de adulterio (Antonio Núñez Jiménez) de la mano, o el miembro, del propio Fidel Castro. No se puede asegurar que su esposa, Lupe Vélez, fuera amante del dictador, pero lo cierto es que Núñez Jiménez fue nombrado presidente del INRA y también presidente provisional del Banco Nacional únicamente porque era el capitán ayudante del Che Guevara. Era miembro del PSP y le ordenaron unirse a las tropas del argentino en Las Villas, tras lo cual ambos hicieron una gran amistad.  Núñez no sabía nada de agricultura, era graduado de Filosofía y Letras y espeleólogo.

Le sigue, siempre de derecha a izquierda, el comandante Augusto Martínez Sánchez, suicida frustrado. Se disparó un balazo en el pecho siendo ministro del Trabajo, en 1964. Castro lo destituyó y lo lanzó al anonimato hasta que murió en 2013. Fue fiscal militar y se llenó de sangre con muchas penas de muerte. También fue ministro de Defensa en los primeros meses del régimen, e incluso sustituyó formalmente a Fidel Castro como Primer Ministro cuando éste viajó a Estados Unidos en abril de 1959.

Cierran la fila uno que quiso incendiar Latinoamérica y fracasó, Guevara, además abandonado por Fidel Castro a su suerte para que lo cazaran como a un conejo, y Osvaldo Dorticós Torrado, suicida efectivo en 1983. El de la extrema izquierda no requiere presentación.

La revolución en siete pedazos.

Sobre el autor

Correo Circulante

Correo Circulante

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Venezuela y la OEA. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami