Neo Club Press Miami FL

Revolución dentro de la revolución: La revolución francesa

Revolución dentro de la revolución: La revolución francesa

junio 21
06:55 2010

Hay quien culpa a los jugadores franceses de la debacle generada por la selección en esta Copa del Mundo. Por el escándalo (se negaron a entrenar este domingo tras la expulsión del delantero Nicolas Anelka, quien llamó hijo de puta al técnico Raymond Domenech). Cuando en realidad escandalosa es la burocracia gala, su estructura, sus funcionarios. Francia ha protagonizado un show digno de país tercermundista. Y la culpa no debiera recaer sobre los futbolistas sino sobre quienes, a sabiendas de que Domenech era rechazado por casi todo el mundo del fútbol desde hace 35f96a88-3a93-4c4c-a281-fa65090383a1años –por buena parte de la selección francesa, que es a fin de cuentas lo que cuenta—, que el ambiente a su alrededor estaba más que enrarecido y poniendo en perspectiva sus pobres resultados de cara a la cita mundialista, se empeñaron en mantenerlo en el puesto. La culpa es de la Federación Francesa de Fútbol en primera instancia. También de la ministra de Deportes, Roselyne Bachelot, particularmente corta de miras y quien este sábado, “sorpresivamente”, rompió la cadena por el eslabón más débil.

Porque la revolución francesa, desatada por sus jugadores este fin de semana, no es más que una revolución dentro de la revolución burocrática que ha hecho posible que un inepto del recorrido de Domenech continúe, tras su enésimo tropiezo, al frente de la selección. La culpa es de un Estado cuyo imaginario socialista genera considerables dosis de miopía y soberbia. Años han tenido para mover ficha. ¿Será posible que no hayan hallado un entrenador decente, capaz de llevar las riendas de la selección, en un país tan grande y viejo como Francia?

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más