Neo Club Press Miami FL

Risa y sexo, sedantes naturales

Risa y sexo, sedantes naturales

septiembre 17
15:14 2011

1-abc_La-risa-en-el-sexoLa revista Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences acaba de publicar un estudio de la Universidad de Oxford según el cual la risa a mandíbula batiente –no la sonrisa tímida, ojo— funciona como un analgésico natural. Las carcajadas segregan hormona endorfina. Reírse en condiciones puede paliar el dolor… ¡Elemental Watson, elemental!

Y no sólo la risa estentórea. También el sexo puede eliminar el dolor. Haga usted la prueba. Si le duele una muela, o la cabeza, o lo que sea, acuéstese con su pareja y proceda a hacerle el amor. Comprobara que mientras dura el acto, ocurre el orgasmo e incluso unos minutos después, cuando la sensación de meseta tiene lugar y el descanso sustituye al ejercicio, el dolor desaparece como por encanto. Nunca existió. El placer lo desapareció como un borrador la fórmula escrita en una pizarra.

De lo que se desprende que el verdadero sedante es la felicidad, y si es intensa mucho mejor. Sea feliz, evítese el dolor. Es una actitud ante la vida. Si tropieza, ríase de su tropiezo. Ríase de usted mismo. Y a mandíbula batiente. Y haga el amor tanto como pueda. Un secreto adicional que puede aplicar si se lo propone: Mientras más se ría, mientras más feliz sea y lo demuestre, más posibilidades tendrá de hacer el amor, de tener buen sexo. A los humanos los atrae la alegría como a ciertos insectos la luz. Todo lo bueno está relacionado.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Libro «Gastón Baquero y Rafael Díaz-Balart sobre racismo y clasismo en Cuba»

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  María Eugenia Caseiro

Donde el mármol se apiada de las islas

María Eugenia Caseiro

                  Donde se pierden los soles y el mármol se apiada de las islas hay cien lunas de pasivas muecas que ejercen

0 comentario Leer más
  T.S. Eliot

Miércoles de ceniza (I)

T.S. Eliot

                  Porque no espero otra vez volver porque no espero porque no espero regresar deseando el don de éste o el ámbito

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El suegro y la nuera

Rebeca Ulloa

  No era mucho lo que le pedía el suegro a su nuera. En realidad, en cualquier lugar del mundo -claro, un lugar normal-, para comer unos tostones, o patacones,

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami