Neo Club Press Miami FL

Robin, los Bee Gees y la libertad

Robin, los Bee Gees y la libertad

mayo 21
18:02 2012

1-0_beegeesLos Bee Gees, Barry, Maurice y Robin Gibb, provocaron mi primer encontronazo con el totalitarismo. Desataron, probablemente, mi primer acto de disidencia en Cuba. Cursaba yo el séptimo grado y dibujaba como un endemoniado en las libretas de clase, comenzando de atrás hacia delante, ignorando con tozudez la pizarra. Dibujaba sobre todo a los Bee Gees y Andy Gibb, los perfiles con las largas melenas ondulantes, que a finales de los setenta hacían furor. Pelo largo y música imperialista. La maestra me descubrió e indignada citó a mi madre a la escuela. Con sólo 12 ó 13 años, yo ya estaba haciendo “diversionismo ideológico”.

Eran una bocanada de aire fresco. Ritmos irresistibles y el célebre falsetto de Barry Gibb. También Donna Summer, fallecida la semana pasada, sonaba duro por aquellos días, y el grupo Abba. Pero recuerdo particularmente a los Bee Gees por el episodio del dibujo y la maestra, y porque constituían el plato fuerte en las fiestas y corros juveniles de la época. “Tragedy”, “Jive Talkin”, “Stayin’ Alive”, “How Deep Is Your Love”, “Night Fever”, “More Than A Woman”. La apoteosis de una música que, en Cuba, a muchos abrió una primera ventana hacia la libertad.

Acaba de anunciarse la muerte de Robin, tal vez el más carismático de los hermanos. Tenía 62 años y sufría cáncer de colon y de hígado. La banda había cesado su actividad en 2003 –aunque la retomaron después– con la muerte de Maurice, mellizo del ahora fallecido. Los sobrevive el mayor de todos, el hombre del falsetto, Barry Gibb. El único que queda. El menor, Andy, murió en 1988.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Baja estatura

Jorge Olivera Castillo

                  Caer de bruces es un desastre. De espaldas una vergüenza que duele tanto como el golpe. Todo eso se sabe porque

0 comentario Leer más
  Ángel Cuadra

Autoanálisis

Ángel Cuadra

                  Al final va llegándome el sosiego de resignarme a lo que solo he sido; aceptar que morí en lo no vivido

0 comentario Leer más
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami