Neo Club Press Miami FL

Rodando se encuentran: Rolling Stones en La Habana

 Lo último
  • El Elvis Presley que no todos conocen   El ser humano llamado Elvis Presley: además de su enorme talento como cantante, poseía cualidades no muy frecuentes de encontrar en un hombre de estos tiempos: generoso en extremo,...
  • Un balluqui innombrable   Ahora que el reguetonero Osmani García “se queda” en Miami –ya casi nadie se queda en realidad, sino que obtiene una residencia y regresa–, y luego de sucesivos escándalos...
  • Ray Barretto: Fuerza gigante Ese es el título de la obra que muy pronto publicará la Editorial Unos & Otros tras cumplirse el décimo aniversario de ausencia física del maestro Ray Barretto, conocido internacionalmente...
  • La misa del muerto   Alguien dijo una vez que el son se había ido de Cuba. Pero no era cierto, estaba allí, sólo que enterrado vivo. Por eso nadie lo veía. Luego se...
  • Alice Cooper para presidente   Alice Cooper, uno de los rockeros más célebres de su generación, ya está en campaña por la presidencia de Estados Unidos bajo el slogan ‘Un hombre perturbado para tiempos...

Rodando se encuentran: Rolling Stones en La Habana

Rolling Stones

Rodando se encuentran: Rolling Stones en La Habana
marzo 17
13:01 2016

 

A punto de darle la bienvenida a los Rolling Stones, La Habana se pone una de sus tantas máscaras para agradar a los clásicos que tanto censuró. Los especímenes del Jurásico y sus clones no pueden creer tanta dicha: el inglés ha dejado de ser el idioma del Imperio Brutal para convertirse en la universal lengua de Shakespeare.

Primero, la desinformación oficial divulgó el concierto de “los Rolling” en el Estadio Latinoamericano. Ahora precisa que será en la Ciudad Deportiva. En ambos lugares no hay capacidad para el cubano más que habanero, amante de la farándula aunque sepa menos inglé que Vito Manué.

La cita con los Rolling Stones durará poco más de dos horas y la entrada será gratuita. No se especifica si las invitaciones al personal intachable, pero a la vez deseoso de apreciar de cerca a la emblemática banda, ocuparán buena parte del Coliseo en la noche del 25 de marzo, como cierre de la Semana de la Música Británica.

Aún recuerdan algunos la marginalidad o la represión a que fueron sometidos los más irreverentes, al atreverse a salir a las calles de la Cuba de los sesenta con melenas y jeans ajustados para lucir hippies a lo cubano. La cacería a estos jóvenes tuvo en la actriz de origen hispano Ana Lasalle una de sus principales líderes, y lo peor fue que contó con seguidores.

Los más pacientes se conformaban con esperar a las vacaciones de verano para dejarse crecer el cabello y broncearse con pocas ropas, como buenos amantes de la libertad que tanto se aprecia cuando se está entre quienes no sufren prejuicios.

Playas habaneras como Santa María, al este, y el club conocido como “El Patricio”, al oeste, fueron testigos del desenfreno de los jóvenes que solo querían cantar y bailar las canciones que pocos padres dejaban disfrutar por la WQAM, siempre con el cuidado de que los vecinos no estuvieran al tanto, cuando los chivatones se enseñoreaban en las barriadas.

Tener buen gusto y sentir afición por la música que solo se encontraba por frecuencias como la 560 o la 710, así como a través de discos sencillos, de larga duración o placas, era un crimen para los que ahora se preparan a agasajar a los Rolling Stones, en tiempos en que los chicos de Liverpool eran vistos como demonios. ¿Cuándo se atrevieron los Nuevos Modeladores –entiéndase seguidores del Nuevo Modelo Económico– a alabar a Los Chicos Malos del Rock?

No todos festejarán en la Ciudad Deportiva el próximo 25. Unos porque el rencor no les deja olvidar viejos tiempos y otros porque no pertenecen al séquito y mucho menos quieren servir de focas amaestradas (es posible que por aquello de que el que aplaude por adulón en Cuba no recibe pescado sino pollo, bien reducido y congelado).

Los habrá, no obstante, que se sentirán de plácemes con ver a la élite seleccionada bajarse de sus autos. Se enterarán quizás de que los más achacosos no pudieron bailar al compás de Jumping Jack Flash o Paint it Black; los mismos que ordenarán a las Satánicas Majestades, a modo de sugerencia, que no interpreten Sister Morphine… vaya, que la sustituyan por Angie o Lady Jane.

Nada, que en esta ciudad donde todo puede suceder, las rocas y los cara duras rodando se encuentran.

Sobre el autor

Aimée Cabrera

Aimée Cabrera

Aimée de las Mercedes Cabrera es licenciada en Educación. En mayo de 2000 comenzó su labor como periodista independiente en Cuba, en la agencia Habana Press. Ha colaborado en diversos medios de prensa, como Cubanet, Misceláneas de Cuba y Primavera Digital. Su especialidad son los temas laborales. Actualmente reside en La Habana.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mi amiga Guillermina

José Hugo Fernández

  Una idea fija también puede cambiar el destino de un fantasma. Pongamos el caso de mi amiga Guillermina. Ahora se le ha metido entre ceja y ceja que yo

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami