Neo Club Press Miami FL

Romney prima, Gingrich llora, Paul sueña

Romney prima, Gingrich llora, Paul sueña

diciembre 31
16:39 2011

1-111_GingrichParece como si el juego hubiese terminado. El ligero repunte en las encuestas de Barack Obama respecto a los precandidatos republicanos está poniéndolos a todos en la picota pública. A todos salvo a uno: Mitt Romney. Y no es una percepción al paso: Cada vez se hace más evidente que, pese a sus bondades ideológicas, ni Newt Gingrich ni Ron Paul tienen posibilidades de desbancar al presidente en noviembre de 2012.

Y les aseguro que me encantaría estar equivocado.

A Romney el núcleo duro republicano lo percibe como un moderado incapaz de asumir decisiones drásticas, y el hecho de que haya aprobado en Massachusetts un sistema sanitario similar al propugnado por Obama pesa sobre su cabeza como un casco de plomo. Es mormón además, un serio inconveniente para los republicanos naturales. Y sin embargo, en la balanza pesa más –la percepción ya es general— el hecho de que constituye el único precandidato republicano suficientemente atractivo como para hacerle sombra al actual inquilino de la Casa Blanca.

Romney, y el dato no resulta menor, es el precandidato con más dinero recaudado en campaña, alrededor de 40 millones de dólares. La economía es su fuerte, precisamente el tema fundamental que impulsará a los estadounidenses a acercarse a las urnas en noviembre.  Adicionalmente, lidera las encuestas de intención de voto para este 3 de enero, cuando rompen oficialmente las primarias. Rasmussen le otorga un 23% de intención de voto, a Ron Paul un 22% y a Rick Santorum un 16%. NBC News, por su parte, indicó un 23% para Romney, un 21% para Paul y un 15% para Santorum.

Más allá de los resultados del próximo martes en Iowa, donde Ron Paul tiene alguna posibilidad, a escala nacional Mitt Romney es ahora mismo el único republicano en liza con chances reales de pelearle la presidencia a Obama. Ha pulido su retórica y su gestualidad tras el varapalo de 2008 y, más sencillo –menos prepotente–, encaja mejor dentro del prototipo de humilde autenticidad que tanto gusta al elector estadounidense promedio.

Mientras, Paul sueña y Gingrich llora. Dicen que llora por su madre pero, me perdonan, yo sé que son lágrimas de perdedor.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Presentación del libro “EL PRESIDENTE”, de Carlos Alberto Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Relajo y olvido

José Hugo Fernández

Hace algunos años, el poeta Ramón Fernández Larrea escribió más de doscientas columnas destinadas a calibrar hechos y personajes de la historia y de la cultura cubana, o pasajes sobre

Leer más
  Frank Castell

José Martí me escucha mientras llueve

Frank Castell

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si

Leer más
  Delio Regueral

El Punto Nemo

Delio Regueral

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Lo más reciente: