Neo Club Press Miami FL

Saca esa novela de tu gaveta

Saca esa novela de tu gaveta

enero 03
15:37 2012

1-11_mill-river-recluseSe puede decir que la novela Mill River Recluse (La reclusa de Mill River), de la abogada neoyorkina Darcie Chan, abarca los géneros romance, suspenso y misterio. La novela de 314 páginas languideció en una gaveta durante cinco años, después de ser rechazada por más de una docena de editoriales y más de cien agentes literarios.

De acuerdo con un reciente artículo publicado en el diario The Wall Street Journal, en mayo de 2011 la Sra. Chan decidió publicarla en forma digital a través de Amazon y otros distribuidores de eBooks. Con un marketing inteligente y un irresistible precio de 99 centavos de dólar, Chan ha vendido más de 413,000 copias. The New York Times la tiene en su lista de best sellers.

Sin embargo, a pesar del éxito con su libro electrónico, Darcie Chan dijo al Wall Street Journal que también quiere verlo impreso en papel. Al parecer, todavía hay algo mágico en descubrir el objeto tangible en los anaqueles de las librerías, tomarlo y hojearlo.

Internet y las redes sociales han facilitado a los escritores eludir las rutas de la publicación tradicional: agentes literarios, editoriales, financistas, etc., necesarios en el pasado para llevar una obra al público.

Darcie Chan empleó un total de $1,000 en mercadear su libro. Compró banners en distintos sitios web y blogs dedicados a lectores y un spot promocional en goodreads.com, un sitio de recomendación de libros con más de seis millones de miembros. Después de enterarse que existen reseñas pagadas, por $35 costeó una reseña en IndieReader.com y $575.00 por otra en Kirkus Reviews, un respetado sitio Web de reseñas de libros y revistas.

Tu libro en las seis librerías eBooks más importantes del mundo: Amazon, Google, Barnes & Noble, Sony Book Store, kobo y diesel.

Reseña

Desfigurada por los golpes de un marido abusivo y con la carga de una vida de sufrimiento, la viuda Mary McAllister había transitado sesenta años de su vida recluida en una mansión de mármol blanco que dominaba la ciudad de Mill River, Vermont. Sus vínculos con el mundo exterior eran pocos: el correo, las noticias, un sacerdote anciano y la ventana de su habitación con vista a la ciudad.

La mayoría de los residentes de Mill River consideraba enigmáticos la casa de mármol y su ocupante. Sólo un pirómano, una codiciosa enfermera y el entrañable tonto del pueblo se encontraban entre los pocos que alguna vez vieron a Mary. La curiosidad sobre la anciana picó a un oficial de policía, su hija y a un maestro de cuarto grado recién llegado a la ciudad. Pero sólo el Padre Michael O’Brien conocía bien a Mary y el secreto que guardaba, que una vez revelado cambiaría algunas vidas para siempre.

The Mill River Recluse es una historia del triunfo sobre la tragedia. Nos recuerda el valor de la amistad y la capacidad que tiene el amor de llegar desde los lugares más inesperados.

Los personajes de la novela son simples, si se quiere unidimensionales y predecibles, buenos y malos. Pero la novela atrae y es fácil de leer, se quiere volver a ella. Y tiene un happy end.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más