Neo Club Press Miami FL

San Hugo o San Chávez: El rosario

San Hugo o San Chávez: El rosario

Marzo 19
16:45 2013

rosario-chavezSan Chávez, o San Hugo, que es en lo que quieren convertir los parásitos el siglo XXI al expresidente venezolano recién fallecido, no descansa en paz. En la foto que acompaña esta nota, los lectores pueden ver el rosario con que ya lo invocan en las calles de Venezuela quienes vieron sus personalidades reflejadas en la del difunto: aquellos que no producen, se pasan la vida culpando a los demás de sus errores y carencias y ven en todo un complot del “imperialismo” y “los grandes capitales”.

Pero seamos sinceros: ¿Hubiera querido descansar en paz Hugo Chávez? Me parece que no. En cierta ocasión él mismo aclaró, a propósito de cierto prelado, que se lo iba a “conseguir en el infierno”. Y en una de sus tantas descomposiciones verbales, esta vez contra el Estado de Israel, lo maldijo “desde lo más profundo de sus vísceras”. Precisamente desde el lugar donde comenzó a avanzar el cáncer que terminó con su vida y debería, según muchos creyentes, llamar a la prudencia a la militancia chavista más enconada y fanática. Los rosarios se deben a Dios.

Chávez no quería descansar en paz, pero es que, blasfemia tras blasfemia, quienes como él hicieron del rencor bandera –sus seguidores– tampoco lo dejan.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XIV)

Jorge Ignacio Pérez

Jose se enamoró de Silvia, como suele ocurrir en los casos en que una mujer le planta cara a un hombre. Plantarle cara, quiero decir en términos duros. No fue

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Pesadilla

José Hugo Fernández

I) Estaba preso. La celda era húmeda y oscura. Me dolían hasta las ideas por tantos porrazos y patadas. Supongo que entre sueños, vino un caimán sin dientes a susurrarme

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami