Neo Club Press Miami FL

Schettino, un capitán secuestrado por un bote

Schettino, un capitán secuestrado por un bote

enero 19
01:58 2012

1-11_capitan_cobardeFrancesco Schettino, el capitán que abandonó el Costa Concordia –un crucero naufragado el viernes en la isla mediterránea de Giglio con más de 4.200 personas–, se ha convertido en una especie de caricatura del carácter italiano (o latino para los más ambiciosos), irresponsable, charlatán y tentativamente rocambolesco.  

Al bochorno de haber abandonado el barco y sus pasajeros a su suerte, el capitán ha unido una serie de declaraciones y salidas casi surrealistas, cómicas a ratos, que lo retratan como una suerte de personaje escapado de una comedia de ciencia ficción.

Como Alicia tras el conejo. Así se cayó Schettino del crucero, según contó a las autoridades. “No tenía ninguna intención de huir, estaba ayudando a algunos pasajeros a arriar uno de los botes cuando se bloqueó el sistema de descenso y tuvimos que forzarlo. De repente, todo el sistema se reactivó y yo, tras caerme, me vi dentro del bote junto a los pasajeros”.

Y se alejó y se alejó. También como Alicia en el país de las maravillas. Porque este capitán, a quien algunos colegas han identificado como un hablantín y un alardoso, contradictoriamente encalló el gran crucero por acercarse a “saludar de forma especial, tocando la sirena, a un amigo que vive en la isla”.

Uno que lo mismo se acerca que se aleja. Italia, ni corta ni perezosa, ha querido lavar sus vergüenzas alabando al capitán de fragata Gregorio De Falco, quien abroncara al propio Schettino para que regresara a ocuparse de las labores de evacuación del crucero.

“¡Vuelva a bordo, coño!”, le gritó por teléfono De Falco a Schettino el viernes en la noche, mientras éste balbuceaba evasivas cada vez más lastimeras, como un niño perdido en la noche pero ya a salvo en la orilla. “¡Vuelva a bordo, coño!”. La reprimenda ha convertido en héroe a De Falco, que por otro lado ni siquiera estuvo en el Concordia, pues coordinó desde tierra las labores de rescate. Es que Italia se ha puesto hipersensible.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Libro «Gastón Baquero y Rafael Díaz-Balart sobre racismo y clasismo en Cuba». 17 de diciembre de 2014

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  María Eugenia Caseiro

Donde el mármol se apiada de las islas

María Eugenia Caseiro

                  Donde se pierden los soles y el mármol se apiada de las islas hay cien lunas de pasivas muecas que ejercen

0 comentario Leer más
  T.S. Eliot

Miércoles de ceniza (I)

T.S. Eliot

                  Porque no espero otra vez volver porque no espero porque no espero regresar deseando el don de éste o el ámbito

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El suegro y la nuera

Rebeca Ulloa

  No era mucho lo que le pedía el suegro a su nuera. En realidad, en cualquier lugar del mundo -claro, un lugar normal-, para comer unos tostones, o patacones,

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami