Neo Club Press Miami FL

Según apriete el zapato, así dolerá el embargo

Según apriete el zapato, así dolerá el embargo

Según apriete el zapato, así dolerá el embargo
diciembre 21
14:26 2014

Desde 1960 a 2008, el comandante pronunció la palabra “bloqueo” 1593 veces en sus discursos (así es como llama al embargo económico norteamericano a Cuba).

El año en que menos la pronunció fue 5 veces, en 1988. Ese año dijo el 26 de julio, en la Plaza de Artemisa:

“Pero a lo mejor un día le demos las gracias también al bloqueo, por lo que nos enseñó para resolver problemas difíciles; algún día a lo mejor le damos moralmente las gracias, porque fuimos, tal vez, uno de los poquísimos países en el mundo que ha demostrado poder vivir prescindiendo del imperio, poder vivir sin relaciones económicas con el imperio. ¿Cuántos países pueden decir eso? Más aún, de poder vivir y desarrollarnos, porque todos nuestros progresos los hemos alcanzado en medio de un feroz bloqueo del imperio”.

[Baja el telón, y cuando sube ya no hay Unión Soviética ni campo socialista].

En 1993 el comandante mencionó la palabra “bloqueo” 66 veces en sus discursos. El 5 de febrero de 1993, en el teatro Carlos Marx de la ciudad de La Habana, dijo:

“…se trata de una batalla larga, dura, difícil; de una batalla política, en la cual ustedes tienen ideas de qué hacer, cómo hacer, cómo organizarse y cómo trabajar para hacer sentir la presión del mundo contra ese monstruoso crimen que es el bloqueo imperialista contra Cuba”.

Así, calladamente, pero con mucha constancia y con mucha premura, se trabaja en la búsqueda de la solución a mediano plazo, pero en el plazo más mediano posible, de las disponibilidades de combustible”.

[Estaba trabajando lo de Chávez].

En 1995 el comandante mencionó la palabra “bloqueo” 109 veces. El 4 de septiembre de 1995 en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, dijo:

“Si los fundamentalistas llegan a dominar no solo el Congreso, sino también la Casa Blanca, a lo mejor nos esperan ocho, nueve o diez años más de bloqueo; pero estoy seguro de que hoy son cada vez menos los que dudan que el país pueda o no resistir. ¡Resistiremos!”.

[Aquí estaba trabajando lo de Obama].

——————————————–

Fuente: Versiones taquigráficas del Consejo de Estado, República de Cuba.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Kiko Arocha

Kiko Arocha

Modesto Arocha (Kiko). Nació en La Habana en 1937. Ingeniero en Electrónica y doctor en Ciencias Técnicas. Llegó a Estados Unidos en 1995 y decidió reinventarse como traductor y editor de sitios web y de libros, para lo cual fundó la editorial Alexandria Library (www.alexlib.com) en Miami. Es autor del bestseller "Chistes de Cuba", una antología de chistes populares contra el castrismo que recopiló en la Isla.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más