Neo Club Press Miami FL

Si vas a rezar

 Lo último
  • No me hables más                   El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia...
  • Como un sueño holandés devorado por su vanidad pongo en la mano del poeta / vecino el sol de mi patio interior/ y no resiste. Luis Yuseff   Poetas, qué miseria la nuestra, aquí...
  • Epílogo                   Soy el que imitó a Xolotl, a quien le hicieron la peor caricatura del siglo, y cuando bajaba las escaleras le...
  • Jiribilla Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He...
  • Sonámbulo                   Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en...

Si vas a rezar

Si vas a rezar
diciembre 13
22:47 2016

 

 

 

 

 

 

 

 

Llega el final
de lo que querías
y comienza la conquista;
los muertos que se fueron
ni en la diferencia los resucitarán.

Se acaban las promesas
y se incumple lo que no estuvo,
en el sueño. Si no sueñas es una derrota.

Ya te dije que luego que fuimos inocentes
y nos dieron una cárcel
de puertas abiertas como su moho y su cal,
lo que te queda de sobra es la desidia.

Ahora, si tu cobardía sigue en curso
de preparaciones que son interminables,
te aviso quedan
muchos muertos por enterrar,
porque un país
que es desde hace mucho
un cadáver podrido
ya no se sostiene del uso
de su abono de cuanta mierda
ni de algún juego de abalorios.

Ya sabes la danza,
naciste en la punta de ese pie
donde los lagos y los cisnes en lo real eran
los solares de una rumba de un guaguancó,
–como las vigas que apuntalan
los desechos y los pedazos
de una estrella solitaria–
que solo es un coagulo en la nuca
como les pasa a los caballos que llevan
la ruta del coche en el olor a orine
de una ciudad que además padece
la huella que todos los días el hambre borra
y coloca militarmente
en esa tribuna donde los animales degollados
se niegan a predecir un futuro que también es
Inexorable.

Si queda un santoral de los presagios
apaga la vela y raja el vestido
ya las máscaras dejaron su carnaval
–y se sabe, a estos últimos
por decreto los prohíben–.
Así, como pasa una carroza mortuoria
donde antiguamente
se recogía una esquela
incolora
que no representaba ni por apellidos
el resto de la vida anterior
de la persona que recordaríamos
seguramente desde alguna zona inerte
donde apenas las maldades
eran juegos del azar de la ruleta
donde todos los sueños se magnifican.

Sobre el autor

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio (Santa Clara, 1968). Poeta y narrador. Su libro “El buscaluz colgado” fue Premio de la Ciudad de Santa Clara en 1990. Obtuvo también una primera mención en el Premio Julián del Casal de la UNEAC, en 1991, con su poemario inédito “Hay un hombre en la cruz”. Ha publicado, entre otros, los poemarios “Sentado en el aire” y “La pasión del ignorante”. Desde el año 2000 reside en la ciudad de Nueva York, donde edita el blog Sentado en el Aire.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami