Neo Club Press Miami FL

Sigan soñando, pero no habrá Internet en Cuba

Sigan soñando, pero no habrá Internet en Cuba

Sigan soñando, pero no habrá Internet en Cuba
junio 07
03:18 2015

De vez en cuando la prensa oficialista de Cuba (la única que existe) toca de pasada la posibilidad de que haya, algún día, Internet para la población; es decir, para el hombre de a pie, médicos, ingenieros, carpinteros, estudiantes, mecánicos, científicos, albañiles… todo el que quiera y pague, aun amas de casa, como en otros tantos sitios. Ahí, tranquilitos en su casa, viendo lo que ocurre en el mundo; lo mismo un juego de béisbol de las Grandes Ligas en vivo que el parto de trillizos de una chiva siberiana.

Porque tengo noticias de allá de la tierra, sé que nuestros muchachos poetas, escritores, críticos, teoréticos, filósofos, etc., se animan considerablemente cuando leen esos amagos de la dictadura.

No sueñes, le contesté hace unos días, por correo electrónico, a uno de estos colegas. Ahora podría terminar el correo de respuesta con ese cartel que aún debe hallarse a las puertas de aquella entrada: “¡Perded toda esperanza!”.

Según informa Diario de Cuba, el pasado viernes 5 de junio se celebró en La Habana la conferencia internacional “Nuevos escenarios de la Comunicación Política en el Ámbito Digital 2015”.

El delegado por Cuba fue el estalinista cinta negra, décimo dan, Iroel Sánchez, asimismo un extremista cinco estrellas y un ser que ha demostrado hallarse repleto de odio para todo aquel que no piense como él; que no esté dispuesto a morir por la revolución castrista, si bien fuese de hambre o sembrando flores en las ciénagas.

Dijo el funcionario en la citada reunión que “Las regulaciones a nivel interno perjudican a los que tienen dinero, que son los que apuestan por la desregulación, porque quieren imponer su información y su manera de ver el mundo; buscan borrar fronteras nacionales, y esto es una estrategia de dominación”.

Traducimos. Lo que el representante cubano llama “regulación” significa la tenencia de Internet solo para las altas esferas del gobierno, él incluido, y una buena parte de periodistas lacayunos.

Lo que llama “desregulación” significa internet libre, para el que pueda pagarlo. Pero esto sería muy dañino, puesto que estas personas, según Sánchez, “quieren imponer su información y su manera de ver el mundo; buscan borrar fronteras nacionales, y esto es una estrategia de dominación”.

Sé que nadie entiende a las claras lo que aparece inmediatamente antes entrecomillado. Ni yo. Bueno…, digamos que hay por ahí muchas personas que “quieren imponer su información”, como hace el castrismo, cual “estrategia de dominación”.

Demasiada burda y basta la defensa que hace Iroel Sánchez de la censura impuesta en la Isla, tanto en cuanto a Internet como a otros haberes de democracias perdidos.

Y que quede claro: “No será el mercado quien decida quién va a acceder a Internet en Cuba”, sentenció.

¿Quién entonces? Ellos, ellos decidirán, claro. Pero como dijo el poeta: “Hasta un día”.

Se lució el dirigente castrista al afirmar que en las redes sociales “se ha asentado el imperio de la ley de la selva neoliberal”.  Buena metáfora, pero falso el enunciado, las redes sociales están aportando a todas las sociedades un gran ahorro en materiales, transportación, combustibles, moneda, etc., como no se había soñado antes. Y también, valga la cita, “mucho, pero mucho amor”. Y goce, que tanta falta hace en esta vida.

Vuelve ahora Sánchez a intentar lucirse, pero no le sale: arremete  contra el neoliberalismo (cómo joden los comunistas cubanos con esto) que opta por llevar internet a las viviendas y al mercado, pero no asimismo a la salud y la educación, la “base de la igualdad”.

Qué pifia. Está demostrado que el campo de la medicina se ha fortalecido considerablemente con la posesión de internet (en su casa, en el trabajo, en el teléfono) de médicos, técnicos y especialistas de diversos tipos. Un médico mexicano, por ejemplo, puede enterarse, ahora mismo, si en Luxemburgo, ahora mismo, han descubierto una vacuna. Un médico cubano, no.

Y de la educación ni hablar. Si viniese por México —que no es ni por mucho el mejor ejemplo—, el camarada Sánchez podría constatar cuántas escuelas públicas tienen internet para sus alumnos; cuántos de ellos se conectan a través de las computadoras portátiles que les han sido donadas por el Gobierno.

Y miren esta otra. Iroel Sánchez desea, para el planeta todo, se supone: “el establecimiento de regulaciones coherentes con las normas, principios y políticas sociales acordados en los planos nacionales e internacional, que coadyuven a que la Internet sea una zona de paz y prosperidad”.

¿Qué les parece? Internet a su imagen y semejanza. Aunque eso de “paz y prosperidad” es sayo que les queda grande.

Muchachos isleños, colegas y amigos esperanzados todos. Olviden eso.

No habrá Internet hasta que pase lo que tiene que pasar en Cuba.

Esa, la revolución castrista, ¿cuánto duraría si la Internet, allá, se abriera para todos? Poco, muy poco. De modo que ellos no son tontos: no la habrá.

En cuanto a este tema, la poderosa revolución comunista de Cuba, tiene, en lugar de piernas, dos palillitos de barro.

Ya ven las paradojas de la vida.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Félix Luis Viera

Félix Luis Viera

Félix Luis Viera nació en Santa Clara en 1945. Ha publicado seis poemarios, tres libros de cuentos y cuatro novelas, más la noveleta “Inglaterra Hernández”. Su libro de cuentos “Las llamas en el cielo” es considerado por muchos un clásico del género en su país. En Cuba, recibió en dos ocasiones el Premio de la Crítica. Su novela “Un ciervo herido” —traducida al italiano en 2005— ha recibido una notable acogida de público y crítica. Su más reciente novela, “El corazón del rey”, incursiona en la década de 1960, cuando en Cuba se establecía la llamada revolución socialista. Su poemario “La patria es una naranja” fue merecedor en 2013, en Italia, de uno de los premios “Latina en Versos”. Comenzó su carrera literaria con el poemario “Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia”, Premio David de Poesía en 1976. Desde 1995 reside en la ciudad de México.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Lupe
    Lupe junio 07, 13:44

    Si habrá la Internet, cuando se acabe el comunismo, asi que hay que esperar.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami