Neo Club Press Miami FL

Sin patria pero sin amo

 Lo último
  • Mi candidata para presidenta Ya que los grandes científicos son artistas supremos (según dijo uno de ellos, Martin Henry Fischer), el último grito del arte de hacer ciencia en estos días podría ser una...
  • Maximalismo vs diversidad   Por desgracia, el ser humano tiene una tendencia manida –y suicida– a ir a los extremos. El maximalismo es lo que en el fondo mueve a las masas nacionalpopulistas...
  • Cómo pasar del subdesarrollo al desarrollo   La corrupción no nace en la política, como asegura el lugar común repetido incansablemente en las redes sociales y otras tribunas y foros. Culpar una y otra vez a...
  • De la inmortalidad y el cerebro   Existe una incongruencia básica entre nuestro tiempo fisiológico, o edad, y nuestro tiempo dimensional físico, como demuestra la teoría de la relatividad. A edades diferentes de la vida, existen...
  • El biocentrismo: Más allá de la muerte   Según el Biocentrismo, basado en la teoría del doctor Robert Lanza, la vida y la muerte tal como las conocemos son una ilusión creada por la mente. Nada de...

Sin patria pero sin amo

Sin patria pero sin amo
noviembre 02
08:44 2015

 

“Si no puedes o no eres capaz de ser fuerte, y sin embargo tampoco puedes, ni asumes, ni resistes ser débil, eso resultará en tu entera derrota”. El arte de la guerra, Sun Tzu.

Por eso muchos vuelven a Cuba, también por el terror de descubrirlo, y para ello encuentran mil causas “razonables” y “legítimas” pero: a veces tener la razón no es hacer lo correcto, a veces hacer lo correcto no es justo, a veces la verdad, la justicia, la razón, incluso lo correcto, tampoco nos brindan felicidad, ni plenitud, y por el contrario puede ser traidor incluso entristecernos, hacernos profundamente desdichados y hasta avergonzarnos. A veces aun haciendo y sintiendo todo eso seguimos creyendo que nos falta algo y nuestra intuición no nos engaña –quien teme padecer es que ya padece de lo que teme–, se trata de un orgullo, un alma, una autonomía, lo que denominamos integridad. La realidad es paradoxal, un sistema más complejo de lo que creemos. Hemos de tener la medida, la prudencia y el cuidado de saber hasta dónde debemos practicar la sensibilidad, la compasión y el entendimiento.

Muchos prefieren la limosna de un amo justo en lugar de la “libertad” de disposición. Porque el país de la mentira y el simulacro les hace creer que son fuertes cuando no es cierto. Donde hay que probarlo es fuera, lo demás es un cuento, un arreglo, un programa mental, una zona de confort aterrorizada y acomodaticia. La Heroica es afuera o no será, allí donde peleas con lo invisible, el ninguneo, la apatía, la supervivencia, tu voluntad, la sensación de abandono, el complejo de la culpa, el desapego, el desarraigo, el extrañamiento, la resistencia contra la nada… la nada infinita, donde parece que vives apaciblemente, pero resulta donde todos tus demonios interiores (Sankaras) te asaltan.

Es ese tipo de autonomía o auto-reflexión constante sometida al “sí mismos” la que le cuesta a los cubanos en general, y prefieren volver a la enfermedad, pues la enfermedad es menos grave que el hecho de enfrentar lo que debes enfrentar de ti mismo. No queremos curarnos, preferimos solo evitar los síntomas (las evidencias que nos declara), escurrir el bulto, liberarnos de la responsabilidad, de lo que tú y solo tú debes acarrear: la verdad es más dolorosa que la enfermedad… Pero solos, aparentemente desamparados (por la artificial desconfianza en nosotros mismos que nos crearon), sin la tutela vampírica y paternalista del Estado, sin un enemigo evidente y declarado enfrente como una diana tonta. En cambio, teniendo que ponerte en cuestión a ti mismo a base de lecciones de humildad, donde el Ego siempre queda mal parado, poniéndonos en tela de juicio todo el tiempo, con respecto a: Tu fuerza, tu capacidad, tu talento, tu inteligencia, tu lenguaje, tu don negociador, tu paciencia, tu supervivencia, tu respeto y tu responsabilidad con la diferencia… todo. Pues quien vence al otro es un listo, pero quien se vence a sí mismo es un Guerrero, un Iluminado, un Santo.

En verdad tenemos un exilio y una sociedad en general muy pueriles. Sugerencia: Escoge una vida madura en una sociedad que mínimamente te permita ser sin entretenerte, extenuarte y tomarte de rehén, en burdos, estúpidos, primitivos y constantes enfrentamientos con el otro; en cambio, busca una que te permita ser tú mismo, sea(s) como sea(s), conocerte, aprender(te), enfrentarte y cuestionarte a ti mismo (Noce te ipsum). Vive la vida que tú quieras vivir y no la que la sociedad, la familia, la cultura, la política, los amigos o las circunstancias te empujaron a ser. “Hay muchos senderos para ello, como mil formas de romper un vaso, pero una sola manera de hacerlo”. No hay Nirvana instantáneo, no hay atajos para la divinidad. Al duro y sin guante. “Sin Patria pero sin Amo”.

“Cualquiera que tenga forma puede ser definido, y cualquiera que pueda ser definido puede ser vencido”. Ibídem: Sun Tzu.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Adrián Morales

Adrián Morales

Adrián Morales Rodríguez es Doctor en Estética por la Universidad de la Sorbona, Paris. Artista visual, músico, compositor y multinstrumentista. Discípulo del padre de la Deconstrucción Jaques Derrida. Entre sus textos obran: “Trastornos. De lo Antropofágico a lo Antropoémico. Power Food LEXIcom” Edt: Artium, Vitoria Gasteiz, 2008. “Sobre Dalí o la Metástasis del Inconsciente”, Edt: Fundación Joan Abelló, Barcelona, 2005. “HisPánico, I, II y III”, Edt: NomadART Productions, Barcelona, 2001 o “Genética Control y Sociedades en Descomposición”, Edt: Atópics, Paris, 1995. Vive y trabaja entre Europa y Estados Unidos.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Manuel Gayol Mecías
    Manuel Gayol Mecías noviembre 02, 22:08

    Me encantó este artículo. Muy bien escrito, con unas ideas fuertes, rotundas de lo que nos ha pasado a los cubanos. Desde mi perspectiva, creo que hay dos aspectos que se han exacerbado en el cubano desde hace más de cincuenta años: el miedo a la libertad (Erich Fromm) y un ego extremadamente irracional (un temperamento y personalidad que han conducido siempre a la fragmentación, a la división). A mi modo de ver estas dos cuestiones han sido puntales del castrismo para lograr mantenerse por más de cincuenta cinco años en el poder… Creo que hay que seguir hurgando en estos tópicos. Gracias

    Reply to this comment

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Cuba y su Historia: José A. Albertini entrevista a José Abreu Felippe:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami