Neo Club Press Miami FL

Siria y Egipto atacan Israel: Apuntes de una guerra

Siria y Egipto atacan Israel: Apuntes de una guerra

febrero 09
16:44 2012

1-11_ala_goldaA principios de 1973 estaba claro para muchos países europeos y los Estados Unidos que egipcios y sirios se preparaban para la guerra con Israel; ambos habían acumulado un enorme arsenal de tanques, aviones y cohetes soviéticos, quienes con premura ponían a punto las baterías anti-aéreas en Egipto.  Pese a todo ello, y a las diversas alertas que recibía Israel, su dirigencia aún no estaba persuadida de las intenciones guerreras árabes, y pensaba que eran maniobras a gran escala, convencida de que la lección de 1967 había sido definitiva y los árabes no se hallaban a la altura de una guerra electrónica.

El 3 de octubre tuvo lugar una larga reunión en Jerusalén de los ministros, los principales mandos militares y la inteligencia militar con la premier Golda Meir; Yitzhak Hofi, jefe de los ejércitos norte expresó su ansiedad a los presentes, sobre todo a la luz de que Siria había reforzado su saliente delantero más allá de los límites de una defensa. Sin embargo, Golda Meir mantuvo su optimismo. Al día siguiente, dos días antes de la invasión, la CIA alertó al Mossad de que los árabes iban a lanzar un ataque en todos los frentes. A continuación los soviéticos lanzaron al espacio un satélite espía, el Cosmos-596, que entró en una órbita que sobrevolaba a Israel.

Varias veces superado en número y completamente cogido por sorpresa, el ejército de Israel tuvo que afrontar en el Golán a un feroz asalto sirio, donde cada tanque israelí tenía que enfrentarse prácticamente contra escuadrones blindados. De no llegar a tiempo el refuerzo o no poderse contener la acometida, todo el norte del país quedaría a merced del enemigo. Durante 48 horas prácticamente lo que se interponía entre el ejército sirio y la destrucción de Israel era la habilidad táctica del general Hofi, quien desarrolló una brillante campaña defensiva hasta que con refuerzos suficientes lanzó una contraofensiva que aniquiló las mejores unidades sirias, en lo que se ha considerado la batalla de tanques más grande después de la del arco de Kursk.

Mientras, en el Sinaí, el ejército egipcio después de cruzar impunemente el Canal de Suez se hizo de la línea Bar-Lev, esa maravilla de fortificación electrónica, y se atrincheró en preparación de un asalto frontal a los pasillos del Sinaí y luego al corazón del país. La fuerza aérea israelí estaba paralizada prácticamente, pues no podía proteger sus propias tropas so pena de verse expuesta a la barrera de cohetes soviéticos en el lado egipcio. Las reservas no estaban movilizadas, los tanques se hallaban en sus parqueos, la línea Bar-Lev estaba custodiaba por novicios. El ejército regular se hallaba de pase para las festividades religiosas del Yon-Kippur.

Durante 36 horas Israel estuvo al filo de la derrota, que para el país significaría la primera y última, con un nuevo holocausto. Demostrando su preparación y la habilidad de sus mandos en esas terribles horas, un cuarto de sus fuerzas armadas logró contener a los dos ejércitos árabes hasta que finalmente pudo desplazar al campo de batalla todas sus unidades y ganar una victoria increíble.

Estados Unidos estableció un puente aéreo directo al Sinaí proveyendo cantidades ingentes de armamento moderno a Israel. Cuando se desmoronaron las defensas egipcias, los rusos dejaron claro que intervendrían directamente si no se detenía la ofensiva israelí. Kissinger presionó a Golda Meir a que aceptara el cese al fuego. Yon-Kippur fue una victoria para Israel en términos militares puros, pero psicológicamente fue un golpe terrible, sobre todo al demostrar un fallo en sus servicios de análisis de inteligencia.

Moscú sabía que Egipto y Siria se habían salvado de una derrota total a última hora no por el armamento soviético sino por la presión norteamericana sobre Israel para que detuviese su ofensiva. De haber continuado la misma, Siria hubiera colapsado, se hubiera dividido en sus tres partes componentes y desaparecido como nación; Egipto, tras haber perdido todo su ejército, nunca hubiera recuperado el Sinaí; la OLP se hubiera evaporado como organización e Israel hubiera reorganizado geográfica y políticamente al Medio Oriente a su conveniencia.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami