Neo Club Press Miami FL

Siria y las armas de destrucción extrema

Siria y las armas de destrucción extrema

septiembre 06
21:01 2013

“No hay ningún país en el mundo que use armas de destrucción extrema contra su propio pueblo”. Son las palabras del canciller de Siria, Walid Muallem, en comparecencia ante los medios. Creo que las declaraciones llegan un poquito tarde si se tiene en cuenta que la cifra de muertos supera ya los cien mil, además de 2 millones de refugiados y alrededor de 4 millones de desplazados internamente.

Tal vez para este funcionario las bombas y cohetes de los aviones, los helicópteros, los tanques y demás artefactos militares, no destruyen de modo extremo al pueblo. Y el uso de todo ese armamento, y de las armas químicas, lo ha materializado contra la población civil solo un grupito nucleado a la sombra de Bachar al Asad, que no quiere soltar el poder reclamado por la mayoría del pueblo sirio.

Ahora que al parecer la comunidad internacional rectificará –bien tarde por cierto– la increíble vergüenza de no acabar con el genocidio que se viene perpetrando desde hace más de dos años, la guapería barata de los funcionarios del poder en Siria se transforma en justificaciones que darán paso a peticiones de perdón. El terror que han sembrado a base de plomo y gas sarín se revertirá en ellos cuando le enfilen los cañones.

Todos esos regímenes son iguales, y sus gobernantes unos miserables cobardes. Ojalá y los sirios también puedan darle uso a la cabilla, como hicieron los libios tras atrapar a Gadafi.

https://www.facebook.com/darsiferrer

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Libro «Gastón Baquero y Rafael Díaz-Balart sobre racismo y clasismo en Cuba». 17 de diciembre de 2014

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  María Eugenia Caseiro

Donde el mármol se apiada de las islas

María Eugenia Caseiro

                  Donde se pierden los soles y el mármol se apiada de las islas hay cien lunas de pasivas muecas que ejercen

0 comentario Leer más
  T.S. Eliot

Miércoles de ceniza (I)

T.S. Eliot

                  Porque no espero otra vez volver porque no espero porque no espero regresar deseando el don de éste o el ámbito

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El suegro y la nuera

Rebeca Ulloa

  No era mucho lo que le pedía el suegro a su nuera. En realidad, en cualquier lugar del mundo -claro, un lugar normal-, para comer unos tostones, o patacones,

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami