Neo Club Press Miami FL

Sobre Diógenes el Cínico

Sobre Diógenes el Cínico

Sobre Diógenes el Cínico
abril 30
18:01 2015

Diógenes el Cínico atravesó Atenas cabizbajo y con su farol apagado. Unos dicen que no encontró “el hombre” que buscaba y otros que se le apagó el farol antes de dar con él.

Al llegar a una céntrica plaza, un hombre muy raro, extemporáneo, se le acercó y le propuso una linterna que alumbraba incluso bajo el agua. Sólo le exigía a cambio que accediera a posar para un comercial televisado. Además, prometió un farol tan brillante como el sol para que Alejandro Magno no lo molestara más y, gratuitamente, un tonel con aire acondicionado y calefacción. ¡Ah! Muy importante: a prueba de sofismas.

————————–

Cuento perteneciente al libro Bajo el sombrero (La Torre de Papel, Miami(1994)

Sobre el autor

Reinaldo Bragado Bretaña

Reinaldo Bragado Bretaña

Reinaldo Bragado Bretaña (La Habana 1953 - Miami 2005). Narrador, poeta, periodista y editor. Residió en Estados Unidos desde 1989. En su país formó parte del grupo fundador del Movimiento de los Derechos Humanos. En el exilio publicó las novelas "La estación equivocada (1989), "La ciudad hechizada" (1989), "La noche vigilada" ( 2001), entre otras, así como los libros de cuentos "Bajo el sombrero" y "En torno al cero" (1994). Su obra poética se recoge en los libros "El álbum de las sombrillas" (1995) y "Curazao 24: cuidado con el perro" (2004). En Miami fue fundador y director de la revista cultural El pequeño café, que apareció trimestralmente entre noviembre de 2001 y diciembre de 2002.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Rafael Piñeiro
    Rafael Piñeiro mayo 04, 10:07

    Gracias por la publicación de este texto de Bragado Bretaña, en mi opinión uno de los escritores más originales, talentosos y valientes del exilio cubano. Su ingenio era notable e insuperable.

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más