Neo Club Press Miami FL

Sobre el ente mamertiano

 Lo último
  • Degeneración del cubano, el mal mayor del castrismo El mayor daño hecho por los Castro a la nación cubana sin dudas es, sí, de carácter antropológico. No digo algo nuevo. Me descubrí coincidiendo con quienes comenzaron a decir...
  • Sobre el ente mamertiano   El lúcido amigo Ulises Fidalgo Prieto me ha pedido que defina filosóficamente al ente mamertiano. Bien, había escrito brevemente algo al respecto, disperso por ahí por las autopistas y...
  • Del nacionalismo y la pureza cultural en Cuba   La pureza cultural no existe. O al menos no existe en la mayoría de las regiones del mundo, y esa inexistencia ni siquiera forma parte de un fenómeno moderno,...
  • Cuando Cuba reía   Tras la caída del socialismo real en los países de Europa y el llamado desmoronamiento de la Unión Soviética, apareció el mágico y triste concepto con que bautizaron nuestra...
  • La educación en Cuba es un desastre   Hay muchos, especialmente en América Latina, que elogian hasta el delirio el sistema educativo de la Isla y la ven como un modelo para sus países. Se supone que...

Sobre el ente mamertiano

Sobre el ente mamertiano
Abril 02
12:22 2017

 

El lúcido amigo Ulises Fidalgo Prieto me ha pedido que defina filosóficamente al ente mamertiano. Bien, había escrito brevemente algo al respecto, disperso por ahí por las autopistas y los guettos de Facebook. Pensé, no prometo nada, pero intentaré buscar y, aleluya, cha cha cha, aparecieron tres intentos de definición que, ahora unidos, sean quizá una definición o den al menos más claridad al concepto del Mamerto en tanto animal social y almático. Acá les va:

Difícil definición del Mamerto

Merkel, ¡la Mamerta! Merkel es la Mamerta del libro. Para entender la naturaleza mamertiana, mirad a la mandataria alemana Merkel. A veces el mamerto no tiene que ser exactamente un comunista, el mamerto muta muchas veces en ambas direcciones del espectro ideológico; a veces, lo del mamerto es un asunto moral, de lucidez, carencia de moral y lucidez. Un mamerto puede ser lo mismo el director de un central azucarero en Cuba que un ejecutivo de Wall Street en Nueva York, un republicano que un demócrata.

Mamertos mamando el mandala del ano abstruso; obstruido. Nada más serio que un minuto tras otro, que un mamerto tras otro. El ser mamerto es más que nada una enfermedad mental que, primero, es una enfermedad del alma que manifiesta la mentira como la mismísima verdad no porque el mamerto sea mentiroso, aunque puede, sino porque está incapacitado para percibir lo verdadero y, ergo, lo bello.

Breve relato infantil que define el origen del Mamerto

Papá Mamerto a bebé Mamerto. Mira Mamertico, ama los osos, esos osos sosos, al hermano oso, no oses ofender a los osos, ofréceles amor a los osos. Un día, durante un camping, Marmetico corrre desmelenado por un sendero del bosque, se aleja de papá Mamerto y mamá Mamerta, y toma, alelado, una flor de alelí. De pronto un oso, allí, parado en dos patas en medio del sendero del bosque… Mamertico tiene sobrado chance de huir, pero, cómo habría de hacerlo, cómo desairar al hermano oso, hacerle un feo al oso, discriminarlo… Mamertico avanza alelado con el alelí en alto… Hermano oso, hermano oso, va en un abrazo emocionado hacia el pecho peludo, afelpado del oso. Un zarpazo mortal en el cráneo le detiene en el intento… Mientras papá Mamerto y mamá Mamerta, sentados sobre una manta, brindan por la educación tolerante que, pertinaces, han sabido inculcar a bebé Mamerto.

Sobre el autor

Armando de Armas

Armando de Armas

Armando de Armas (Santa Clara, 1958). Escritor y periodista. Ha publicado, entre otros libros, las colecciones de relatos “Mala jugada” (Miami, 1996) y “Carga de la caballería” (Miami, 2006), la novela “La Tabla” y el libro de ensayos “Mitos del antiexilio”, traducido al italiano por el sello Spirali. Su último título publicado, “Caballeros en el tiempo”, fue editado por Atmósfera Literaria en Madrid. Es vicepresidente del PEN-CLUB de Escritores Cubanos en el Exilio (Capítulo del PEN Internacional de Londres). Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami