Neo Club Press Miami FL

Sobre la Exposición Internacional de Arte Cubano ‘Resiliencia. La Otra Cuba’

 Lo último
  • Una entrevista a Kelly Martínez-Grandal Kelly Martínez-Grandal (La Habana, 1980) residió en Venezuela entre 1993 y el 2014. Allí se graduó de Licenciada en Artes y Magister en Literatura Comparada, en la Universidad Central de...
  • Quién es Luis de la Paz Luis de la Paz: Un escritor, un lector, alguien que promueve en la medida de lo posible lo cultural. En esencia, un hombre que ha podido hacer casi todo lo...
  • Garage Habana, entrevista a Mario Camilli     Los extranjeros se enamoran de la Isla Cuba ha sido históricamente una atracción para los extranjeros, para artistas, escritores, celebridades, tal vez porque el encanto especial de la...
  • Pequeña entrevista al ‘joven cantautor’ Alcides Herrera Denis Fortún: Hola. Alcides Herrera: Ya nos saludamos afuera; de hecho, no dijimos “hola” sino que nos dimos un abrazo. ¿Tenemos que saludarnos en la grabación? DF: La grabadora es...
  • La biografía de Jerónimo Esteve-Abril, ya en Amazon   Ya desde 1959, alcanzado el poder en Cuba, el castrismo desató una violenta ofensiva contra los empresarios cubanos. A consecuencia de ello, en octubre de 1960 Jerónimo Esteve Abril...

Sobre la Exposición Internacional de Arte Cubano ‘Resiliencia. La Otra Cuba’

Una obra de Jairo Alfonso en Resiliencia

Sobre la Exposición Internacional de Arte Cubano ‘Resiliencia. La Otra Cuba’
diciembre 04
17:02 2015

 

Minneápolis exhibe la obra de un grupo de artistas que insisten en reconocerse como exiliados y cubanos. Hablamos con varios de los organizadores y participantes de la muestra.

En el contexto del Festival Art-Attacks en la ciudad estadounidense de Minneápolis, el pasado 5 de noviembre se relanzó Resiliencia. La Otra Cuba, un proyecto de exhibición colectiva de artistas que insisten en reconocerse como exiliados y cubanos, que incluye obras de Gustavo Acosta, Jairo Alfonso, Kenia Alguiñao, Néstor Arenas, Henry Ballate, José Bedia, Ariel Cabrera, Consuelo Castañeda, Tomas Esson, Carlos Estévez, Adrian Adrián Morales, Ciro Quintana y Pedro Vizcaíno.

Sobre la concepción y el impacto del proyecto he realizado un largo intercambio virtual con el galerista Carlos López y los artistas Ciro Quintana, Adrián Morales y Henry Ballate del cual les dejo un fragmento.

1.- Hazme un poco la historia del proyecto. ¿Cómo surgió la idea? ¿Quiénes le dieron impulso? ¿Por qué etapas ha pasado este proyecto?

Carlos López (Galerista y Art-Dealer “Alexandras-Art 954”):
La idea surgió cuando el mecenas y coleccionista de arte cubano mi entrañable amigo y abogado Willie Allen me citó en su oficina para encomendarme que hiciésemos una expo de arte cubano contemporáneo en la ciudad de Minneapolis Minnesota, con la ayuda de su hermano Jorge Allen, interesado igualmente en promover buen arte cubano en su ciudad, en un momento histórico crucial como este.

Siempre me motiva implicarme en algo así, cuando no prevalece el exclusivo interés mercantil. Me pareció algo extraordinario y acepté. Llevar nuestro arte en mayúsculas y de impecable calidad fuera de la Florida nos dio el impulso, involucrándonos a todos, asumiendo como siempre de manera profesional este nuevo y precioso reto.

Somos un equipo bien reducido, como dicen en Europa los modernistas catalanes: Les Cuatre Gats, pero tremendamente eficaz, potente y multidisciplinar, cada cual en su especialidad y en su línea de trabajo, dando el máximo, para beneficio común. Evidencia de una profesionalidad que repercute en los resultados. Ahí están.

Ciro Quintana (Artista, curator y museógrafo):
Tal como dice Carlos, la idea surge por la iniciativa de Jorge Allen a través de su hermano Willie Allen de organizar una exposición de artistas cubanos en Minneapolis. Propuesta depositada en nuestras manos, herencia lógica del acercamiento, amistad e historial que nos precede, de otros excelentes proyectos curados con el abogado Cubano Willie Allen.

De esta génesis se fue sumando al equipo el resto de los artistas y promotores, creándose lo que jocosamente denominamos entre nosotros: El Dream Team, que incluye a artistas de la talla de Adrián Morales, Ariel Cabrera, Jairo Alfonzo, Henry Ballate, Carlos López, y modestia aparte un servidor, entre otros… Y rompiendo una justa lanza sin que se disguste nadie, puedo decir que: Estos fueron los que estuvieron de verdad completamente comprometidos con el proyecto a fondo, los que trabajaron de verdad durísimo, para que este proyecto fuese lo que hoy es, en todos los sentidos. Y lo que falta, pues esto no ha hecho más que empezar (sonrisas).

2.- ¿Cuál ha sido el criterio que se usó para elegir los participantes en este proyecto? ¿Se basó en afinidades estéticas, personales o de algún otro tipo o fue una combinación más azarosa?

Ciro Quintana (Artista, curator y museógrafo):
El primer criterio que nos interesó fue un arte desarrollado exclusivamente en el Exilio o sea artistas fuera de Cuba. Muchos de los que han sido silenciado por la oficialidad cultural Cubana. También se tuvo en cuenta el dialogo estético y conceptual que se establecía entre la poética de la obra de cada artista y entre ellos, aportando un lenguaje con su obra que dialoga y se complementa en perfecta visión de conjunto.

Es un proyecto donde no hay nada al azar. Todo fue excelentemente pensado tanto en la selección de los artistas, como en el propio título de la muestra “Resiliencia” que fue sugerido primero conceptualmente por el artista Adrian Morales (teórico de la muestra), y luego acordado en conjunto por los tres, yo Ciro Quintana (como curator/museógrafo) y Carlos López (Art-Dealer & Promoter), coincidiendo los tres en la necesidad imprescindible de mostrar (en un ámbito saludable y transpolítico) esa “Otra Cuba”, permanentemente invisible, ninguneada y minimizada, por una tradicional y maniquea intelectualidad progre internacional, que no quiere, y no desea mirar a una Cuba completa, sin hemiplejias, como un contexto creador más allá de sus fronteras, sobre todo mentales. Polarizados en la misma dialéctica obsoleta de siempre, que no soporta el éxito cultural sino dentro de los esquemas mentales que ellos estipulan, casi siempre de perfil demócrata o socialista en general en la esfera internacional.

Obras de Ariel Cabrera en Resiliencia. La otra Cuba

Obras de Ariel Cabrera en Resiliencia. La otra Cuba

Carlos López (Galerista y Art-Dealer “Alexandras-Art 954”):
Preparar una expo de semejante envergadura sólo se puede lograr satisfactoriamente trabajando con el mejor equipo. Un equipo que pone por delante el compromiso y la palabra empeñada, incluso antes que cualquier recompensa económica.

Inmediatamente encomendé a Ciro Quintana la curaduría, para yo continuar con mis gestiones diarias de empresa cofinanciera de este proyecto, al igual que el resto de los involucrados. Creo que mi elección fue la mejor al asignarle a Ciro esta gran responsabilidad, que pronto devino en la excelente museografía que hoy disfrutamos. Adrián Morales fue igualmente una incorporación importante; además tuvo la implicación de venir a apoyar nuestra iniciativa, desde Barcelona a Minneapolis, a compartir todo, hombro con hombro junto a nosotros. Debo agregar que además desarrolló toda la parte conceptual, regalándonos la lucidez de la temática que propuso y ese maravilloso concepto de “Resiliencia” y lo que somos: “La Otra Cuba”. Hablar de esa “Otra Cuba” que somos, tan oculta y censurada, a la que muchos no nos resignamos. Del mismo modo resultó imprescindible su trabajo con los medios. Gracias a él hemos tenido una presencia mediática extraordinaria, tanto en radio, como prensa escrita, blogs, ensayos, reseñas, crónicas y hasta dos video en HD iPhone Personal Lab, de su propia cosecha, que consta como Documento Oficial de la Muestra, además de todo el trabajo de campo en la elaboración de los textos teóricos para un sustancioso catálogo, que ya viene en camino, que confiamos sea un imprescindible referente histórico, en el marco de las más importantes iniciativas independientes y alternativas del exilio. Elocuente de lo que podemos llamar una muestra por primera vez desenmascarada de auténtica autonomía creativa y productiva en el terreno del arte en mayúsculas.

El criterio que usamos para elegir a los participantes estuvo basado en el discurso de las obras mismas, coherencia temática que dialoga perfectamente, respetando la diversidad de los estilos y las distintas líneas de trabajo de cada autor; cada obra escogida es como una joya alquímica en la transformación de su espíritu y el de todos.

Ya te comentamos que de la misma manera también nos interesaba mucho (casi como declaración de principios o poderosa carta de presentación y presencia pública) que todos los artistas vivieran fuera de Cuba y hubiesen pasado ese proceso de integración, aculturalización y corrimiento también en su creatividad, sometida a procesos de “Resiliencia” y el estrés postraumático del escape mismo de “Islatráz”. Creadores fundamentalmente de la generación de los ochenta, pero de igual forma en conjunción con generaciones posteriores. Todos del exilio.

Adrián Morales AdriáNomada (Artista y teórico de la muestra):
Fue un proceso de sinergia colectiva, una necesidad comprometida con nuestra constelación intelectual del exilio como dice Carlos, a la hora de encarar un proyecto de semejante envergadura, con el rigor de mirarse en el espejo del arte internacional al más alto nivel. Podría asociar cada obra a una catarsis personal y colectiva, pero no en el sentido Freudiano, sino psicogenealógico, quizás gestalt del compromiso, para con nuestro pedigree cultural. Denuncia y consecuencia reflexiva de tantos años trabajando sin tener absolutamente nada que ver con la Cuba de la Tiranía y toda esa coquetería del ¿intercambio? que prefiero denominar “embudo (in)cultural”. En su momento yo estuve incluso de acuerdo con cierto aperturismo y levantamiento del embargo, como voluntad de hacer algo “distinto”, novedoso, que rompiera el círculo vicioso de acontecimientos históricos tradicionales, pero no a cualquier precio como se ha visto. Cuando Carlos López me comentó sobre el proyecto, comenzamos un brain storming muy complejo vía telefónica, sobre el momento que vivimos y la utilidad del proyecto. La posibilidad de lanzar a la gente un mensaje contundente sobre nuestros procesos históricos acuciantes y la urgencia de encender la creatividad, en la capacidad de asimilación, integridad y “Resiliencia” que necesitamos, para soportar resistentemente y con inteligencia, los procesos adversos, en la difícil faena de aprender de la negatividad implícita en la lógica natural de vida.

Nuestra cultura necesita(ba) esta urgente puesta a punto. Ejercicio de integridad como ósmosis infinita de los incomprensibles y degradantes acontecimientos culturales y transpolíticos actuales. Aprendiendo a enfrentar las ironías, las bufonerías, los cinismos y sobre todo las abyecciones históricas habituales a las que algunos no nos acostumbramos, en cada encrucijada del desGobierno general del oportunista ahora: -Cuba sí y Yanquis también-, exhortando cada vez más a una participación cívica, personalísima y ciudadana, que restituya la iniciativa general de nuestra presencia activa de cada cual, en la suerte de proponer, versar y deconstruir acentradamente su particular “(Otra) Cuba”, la que somos y nos sentimos actantes corresponsables.

3.- De una manera bastante directa esta exposición reivindica el concepto de “exilio” en un momento en que la insistencia en la “normalización” de las relaciones entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos hace que muchos vean la propia idea del exilio como anacrónica. ¿Por qué esa insistencia?

Ciro Quintana (Artista, curator y museógrafo):
El proyecto desde un principio fue encaminado a reunir el arte que se produce fuera de Cuba, el arte que se crea y se promueve sin la policía de un ministerio de cultura detrás. Un arte libre en todos los sentidos, sin secuestro político. Un arte que es producido por artistas que decidieron no crear bajo un gobierno que dictara sus ideas y que manipulara lo que cada cual crea como obra personalísima e intransferible. Mostrar en mayúsculas “el Arte” del Exilio, que existe, obra y construye per se, desde una calidad inigualable pese a todos los contratiempos, las políticas de subterfugio, desinformación y colaboracionismo internacional de una comunidad mayormente demócrata, socialista o de izquierda, que ha ocultado, mentido, manipulado, tergiversado y hasta ignorado sirviéndole de escudo al gobierno de la isla, forzando un acercamiento antinatural en las relaciones entre Cuba y Los Estados Unidos, excluyendo la voz de los exiliados (“La Otra Cuba”) intentando ver cómo puede evitar su responsabilidad en no querer hacer ninguna concesión de libertades de ninguna índole, sin cambiar la actitud y la posición inmovilista que siempre han mantenido las instituciones, tanto políticas como culturales cubanas hacia la vida en general, la sociedad, el arte, también y sobre todo, para con el que tuvo el coraje de marcharse e intentar salvar su obra de los dirigismo impertinente del comunismo, antes de terminar sucumbiendo al dictamen Cuba in-side. Un arte de honestidad, dignidad y decencia, tanto individual como colectivo, que se produce fuera, posibilidad que solo el Exilio brinda.

Henry Ballate (Artista):
Exilio es la condición propia y natural del artista. Desde el mismo momento que descubres y aceptas que eres artistas es porque ya estás exiliado (eso mismo te exilia). Fuimos exiliados en nuestro propio país por nuestra condición de libres pensadores, por la condición de artista.

Un “gran desgobierno” crea un “gran exilio” y esta es la muestra. Si existe alguna patria posible para artistas como nosotros y lo todo que hacemos es exclusivamente: El Exilio.

Adrián Morales AdriáNomada (Artista y teórico de la muestra):
Creo que hay un desfase internacional entre infraestructura y superestructura que no es la hemiplejia de costumbre entre izquierda y derecha, poder ejecutivo y “realitas”, (hoy las nuevas patrias son las corporatocracias) una contradicción que exigiría un profundo estudio: Las fronteras las siguen definiendo las guerras, pero paradójicamente los Gobiernos que las promueven son “democracias” (como sistema, del mal menor: abuso de la estadística). ¿En qué quedamos? Como dice Henry Ballate, el artista por su propia condición de artista distorsiona y deslegitima de constante su idea de(l) borde, para su disolución. El argumento de la disidencia, el exilio (incluso global) hoy tiene más sentido que nunca. Cuando no se reconoce centro entonces desaparece igualmente la periferia. Crear es generar (una) ficción del lenguaje (ucronía/distópica) “posible” que gana espacios de realidad. Un creador es el E(in)xilio mismo, crear es Exiliar(nos), (un permanente viaje, feed back, duda o dinámica de permanente armónica, ruido, realimentación e interferencia en el sistema) a priori y per se, no existe sin esa conditio sine qua non (sin entrar siquiera en la trampa/análisis del dilema político). Su territorio, su patria posible, es la creación, un éxodo, fuera de la zona de confort, no sujeta a los rigores de ningún imperativo, más que al poder manifiesto de su autónoma soberanía del lenguaje, -como dije alguna vez-, la única patria posible (y eso redefine igualmente a todo su (in)posible exilio) es la pérdida de la ignorancia. No hay afuera ni adentro para quien no conoce otro centro que “el otro por sí mismo”, o para quien su centro es un “Yo plural” (entiéndase “pineal” en San Agustín) que juega a un perenne fuera de “Sí” (guiño).

Hace poco sugería en uno de mis profile de internet esta frase de: -El Arte de la Guerra- de Sun Tzu: “Si no puedes o no eres capaz de ser fuerte, y sin embargo tampoco puedes, ni asumes, ni resistes ser débil, eso resultará en tu entera derrota”.

Eso explica porque tantos (artistas) vuelven a Cuba con el rabo entre las piernas, (también por el terror de descubrirlo y para ello encuentran mil causas “razonables” y “legítimas”) pero: -A veces tener razón, no es hacer lo correcto, a veces hacer lo correcto tampoco es lo que es justo, a veces la verdad, la justicia, la razón incluso lo correcto tampoco nos brinda felicidad, ni plenitud, y por el contrario puede ser hasta traidor, incluso entristecernos, hacernos profundamente desdichados y hasta avergonzarnos-. A veces aún haciendo y sintiendo todo eso seguimos creyendo que nos falta algo y no estamos equivocados, nuestra intuición no nos engaña -quien teme padecer es que ya padece de cuanto que teme-, se trata de un orgullo, un alma, una autonomía, que denominamos integridad. La realidad es paradoxal. Un sistema más complejo de lo que creemos. Hemos de tener la medida, la prudencia y el cuidado de hasta donde debemos practicar la sensibilidad, la compasión y el entendimiento.

Muchos prefieren la limosna de un amo justo en lugar de la “libertad” de disposición. Porque el país de la mentira y el simulacro les hace creer que son fuertes cuando -no es cierto-. Donde hay que probarlo es -fuera-, lo demás es un cuento, un arreglo, un programa mental, una zona de confort aterrorizada y acomodaticia. -La Heroica es afuera o no será-, allí donde peleas con lo invisible, el ninguneo, la apatía, la supervivencia, tu voluntad, la sensación de abandono, el complejo de culpa, el desapego, el desarraigo, el extrañamiento, la resistencia contra la nada… la nada infinita, donde vives ¿extrañando? pero tan apaciblemente, que resulta donde todos tus demonios interiores (Sankaras) te asaltan. Es ese tipo de autonomía o auto-reflexión constante sometido al “sí mismos”, la que le cuesta a los cubanos en general, y prefieren volver a la enfermedad, pues la enfermedad es menos grave que el hecho de enfrentar lo que debes enfrentar de ti mismo. No queremos curarnos, preferimos solo evitar los síntomas, (las evidencias que nos declara), escurrir el bulto, liberarnos de la responsabilidad, de lo que tú y solo tú debes acarrear: La verdad es más dolorosa que la enfermedad. Pero solos, aparentemente desamparados (por la artificial desconfianza en sí mismos que nos crearon), sin la tutela vampírica y paternalista del estado, sin un enemigo evidente y declarado enfrente como una diana tonta. En cambio, teniendo que cuestionarte a ti mismo a base de lecciones de humildad, donde el Ego siempre queda mal parado, poniéndonos en tela de juicio todo el tiempo, con respecto a: Tu fuerza, tu capacidad, tu talento, tu inteligencia, tu lenguaje, tu don negociador, tu paciencia, tu supervivencia, tu respeto y tu responsabilidad con la diferencia… con “Todo”. Pues -Quien vence al otro es un listo, pero quien se vence a sí mismo es un Guerrero, un Iluminado, un Santo- Imitatio Christi. En verdad tenemos un exilio y una sociedad en general muy pueril.

Sugerencia: Escoge una vida madura en una sociedad que mínimamente te permita ser sin entretenerte, extenuarte y tomarte de rehén, en burdos, estúpidos, primitivos y constantes enfrentamientos con el Otro; en cambio busca una que te permita ser tu mismo, sea(s) como sea(s), conocerte, aprender(te), enfrentar(te) y cuestionar(te) a ti mismo. (Noce te ipsum). Vive la vida que tú quieras vivir y no la que la sociedad, la familia, la cultura, la política, los amigos o las circunstancias te empujaron a ser. “Hay muchos senderos para ello, como mil formas de romper un vaso, pero una sola forma de hacerlo”. No hay Nirvana instantáneo, no hay atajos para la divinidad. Al duro y sin guante. “Sin Patria pero sin Amo”.

“Cualquiera que tenga forma puede ser definido, y cualquiera que pueda ser definido puede ser vencido”. -Ibidem- Sun Tzu.

4.- Toda novedad supone sorpresa, resistencia, remoción o enquistamiento de ciertas rutinas mentales. ¿Cómo ha sido la recepción de este proyecto hasta el momento? ¿Ha encontrado resistencias, incomprensiones?

Ciro Quintana (Artista, curator y museógrafo):
Este proyecto ha tenido una aceptación inigualable, debido al trabajo colectivo de un Dream Team conformado por Adrián Morales, Carlos López, Ariel Cabrera, Georgina Cuban Art, y yo, que juntos hemos trabajado en la promoción, la curaduría y el montaje de un proyecto de gran envergadura. A todo proyecto que viene de artistas del Exilio, artistas que no son instituidos ni promovidos por el Arte del gobierno Cubano invariablemente siempre se le hace resistencia, a veces ignorado e incluso saboteado, por una muy mal intencionada seudo-crítica polarizada, incluso envidias de toda índole del gremio, de ¿colegas? artistas que en lugar de sentirse orgullosos por los triunfos de otro creadores cubanos, han comenzado a rezongar por las esquinas, demonizando y deslegitimando sin la más mínima razón, ni el más ínfimo argumento considerable; súmale a esto el complot de la prensa que apoya el arte oficialista.

Adrián Morales AdriáNomada (Artista y teórico de la muestra):
La recepción ha sido extraordinaria y es lo que cuenta, ahí están las evidencias, muy a pesar de las presiones y los escollos que como artistas iconoclastas (ojalá no fuera tautológico decirlo pero por desgracia lo es) estamos acostumbrados a saltar y evitar.

Toda educación es una reprogramación mental. Pérdida de unos hábitos y restablecimiento de otros. “Remociones” y “enquistamientos” (son palabras quizás demasiado duras, para definirlo) se trata del simple, sutil y franco ejercicio del libre albedrío -y por qué no decirlo- cierto imperialismo “All Stars” en las ideas y las actitudes, de nuestra parte más marcial (risas), que de ninguna manera hubiese permitido semejante contrariedad sin clase, paciencia e inteligencia resolutiva (pensamiento disruptivo), formado gracias a vivir Cuba Outside, un estatus con suficiente sentido común e individual, bajo ninguna Tiranía hegemónica.

El Totalitarismo tecnológico, etnocentrista y/o de mercado es relativa y habitualmente combatible con un mínimo sentido común, amor propio, e individualismo (tan vilipendiado y demonizado por las ideologías de la gauche divine) entiéndase, decencia e integridad. Y esa es nuestra trinchera, la brújula, nuestra “Piedra Guía”. Gajes del oficio también aquí en el exilio, no excepto de presiones, a veces incluso terrores favoritos, fantasmas, psicopatologías no aparentes y otros monstruos deliberados que se generan, incluso hasta con la mejor de las intenciones (para peor) pues son los que con más habilidad intentan sobornarte, comprarte, desviarte del “ethos”, sacarte de tu eje, minar tu moral y descentrarte del reconocimiento de tu auténtica voz interior ácrata, vertebradora consecuente del ser y el comportamiento.

La Resiliencia es eso, un ejercicio de sobreponernos con entereza a la inevitabilidad… el dolor puede ser lógico y te viene dado, el sufrimiento es tu elección. Gandhi decía que: “Las cosas que pueden destruirnos son: Política sin principios, placer sin consciencia, riqueza sin trabajo, conocimiento sin carácter, negocios sin moral, y adoración sin sacrificio”. Ese es nuestro inamovible credo. Un principio moral que ejerzo (y me atrevo a hablar en plural) como la más poderosa “Arma de Creación Masiva”. La Felicidad, la realización personal, la consciencia, la compasión, la plenitud y la dicha, son el instrumental más poderoso que puede aniquilar a la Tiranía Cubana. El deseo individual de superación, prosperidad y crecimiento (-que no colectivo-, el colectivismo ha fracasado desde todos los ámbitos en la modernidad, concluyendo en una pirueta positivista, vacía y sin sentido, solo lista para borregos). “La Resiliencia” se alegra de las difíciles encrucijadas (práctica del desapego) pues cada inconveniente es una bendición encubierta, un ámbito donde se hizo necesario trabajar y crecer, en presente continuo. En eso estamos. Aprendiendo de Todo(s): “Inteligencia emocional” (para sortear los desacuerdos), “reprogramación neurolingüística” (hablar mejor para pensar mejor), “sanación transpersonal” (aprender de la experiencia ajena), “sinergia psicoactiva” (sincronía y casi telepatía en las ideas creativas y de pensamiento cuando hay activación en flujo), y hasta prácticas del “poder de la intención” (decreto del éxito, volitud), o el “arte de la guerra” (según el caso, lucha por lo que crees y defiéndelo), del mismo modo, cuidado en el discurso, la autoridad, la disuasión, la “capacidad de negociar”, plus toda una ruta de entrenamiento para atravesar cada inconveniente, desde la borrachera del “triunfo”, al ejercicio constante poniendo a prueba “la fuerza de la voluntad” (sonrisa).

5.- Vi que además de la exposición los artistas asistentes a la inauguración participaron en la elaboración de un cartel pidiendo la libertad del artista conocido como El Sexto y ahora felizmente liberado, lo que se convirtió en una suerte de performance colectivo. Aparte de la obvia solidaridad de gremio por un colega, ¿qué otros motivos los impulsó a participar en el performance y qué importancia le das a esa experiencia?

Ciro Quintana (Artista, curator y museógrafo):
La necesidad de hacer algo nació del colectivo de los artistas, y estábamos en la reflexión de cómo plasmarlo. Adrian Morales sugirió la idea y también el video que luego él mismo editó con toda urgencia, y funciono perfectamente; luego Ariel Cabrera Montejo, Carlos López, Armando Gutiérrez y yo mismo, todo alzamos nuestra voz al unísono, como una actitud de apoyo al artista Danilo Maldonado “El Sexto”, quien permanecía todavía preso por el gobierno Cubano, por el mero hecho de tratar de decir lo que piensa y ejercer su libre derecho a exponer, protestar o disentir contra la dictadura Castrista. Creo, y hablo en mi nombre, sin generalizar la voz del resto de los otros artistas que participaron en este performance, que el motivo principal de nuestra acción, sin lugar a dudas, era mostrar solidaridad con el artista “El Sexto”, darle visibilidad pública internacional a su caso, denunciar el injusto encarcelamiento y que sirviese como un llamado a la justicia sin fronteras y perennemente secuestrada por los informativos generales.

Una obra de Adrián Morales en Resiliencia. La otra Cuba

Una obra de Adrián Morales en Resiliencia. La otra Cuba

Adrián Morales AdriáNomada (Artista y teórico de la muestra):
Hablamos de Infotaiment, el momento donde los informativos y el entretenimiento se confunden. En general en lugar de comprometerse con la noticia, tratan de brindar barnices agradables y listos para el consumo. Desde que la noticia se convirtió en mercado, dejo de interesar la verdad. El periodismo real sigue prefiriendo conveniente e interesadamente mirar para otro lado. Todo esto pica, levanta demasiadas ronchas y no saben cómo rascarse.

Esta exposición se elaboró, partiendo de conciencias individuales distintas, pero con una fuerte sintonía total entre todos (en la toma de posición evidente). Al hilo del desarrollo conceptual del grupo, cada uno, de manera íntima seguramente, hizo su propio vía crucis, porque es la Cuba que nos habita la que hemos reivindicado y clamado en cada obra, en cada acto.

Con “El Sexto”, y especialmente en el iter de la muestra, cada uno de nosotros hemos revivido (in)consciente(mente) nuestro propio calvario personal con la dictadura cubana, atravesando su propia sombra. Una comunión en el trabajo colectivo que resulta de la misma manera, y con total coherencia -exigir la libertad de “El Sexto”-. Necesidad imperativa de sanadora voz, para nuestra propia experiencia personal, que adquiere una dimensión climática, catártica y catalizadora directa en esa performance. Al Sexto le ha llevado a la cárcel “El Arte” y con Arte había que sacarlo…

Aprovechamos el soporte que nos brinda cualquier visibilidad pública, para hablar de esto y sobreponernos decentemente al miedo de la inconsistencia, pero de igual forma al panfleto, porque la causa merita. Con un colega preso y de una manera tan vil e injusta (declarado incluso por Amnistía prisionero de consciencia, hasta el punto que no tuvo ni juicio, ni causa, ni nada) levantamos la voz. Otra vez. Como tuvimos que levantarla otrora y largarnos de Cuba. Tal como hemos aprendido a levantarla para sobrevivir fuera, mientras nuestro país nos niega como artistas y como cubanos, porque no nos plegamos a su ilegitimidad. Con esta Exposición hacemos una amplificación coral de todas y cada una de nuestras voces, el arte como respuesta contra la injusticia que nos tiraniza.

Nuestro compromiso con el arte es una vindicación de libertad, derechos humanos y civiles defendidos para alguien que sufre.

Hemos de ser consistentes y perderle el miedo al panfleto, incluso al ensayo, al fracaso, pues sin exploración y sin fracaso no se aprende. El Guernica de Picasso fue y sigue siendo un panfleto, convirtiéndose luego en símbolo internacional de “la resistencia”. No se puede hablar de Picasso ni su ubicación en el Mundo del arte hoy sin esa “oportuna” denuncia legítima. Del mismo modo, las Arengas psicosociales y feministas de Barbara Kruger, repletas de alusiones directas y eslóganes subversivos, sin profundizar en el pretérito Futurismo, el Realismo Socialista o el Pop, donde la poética misma constituye un arma, un instrumento al servicio de la batalla de las ideas o mera denuncia de la frivolidad en la abstracción del Logo-Type en el consumo. El arte histórico en general, está lleno de propaganda y panfleto comprometido con su circunstancia (nos guste o no), con mayor y/o menor fortuna. Y todo ello no constituye una equivocación, no hay debate en ello, aunque me interese hacer la salvedad legítima, pues la fría reflexión a posteriori lo exige… Hablo del necesario complemento eficaz en la transmisión de las ideas, (directas, contundentes y sin medias tintas) cuando el arte es comunicación y testimonio de un tiempo, que nos exige un ajuste de cuentas soberbio, con respeto a los valores fundamentales y el ejercicio moral comprometido. Como le dije a mis compañeros en uno de los debates sobre lo que hicimos, -ese pedazo de cartón negro donde pintamos en ocre (color Solar pero igualmente trigo de la tierra) ese contundente: -¡Free Sexto! quizá sea la síntesis, símbolo y resumen del espíritu consciente de este proyecto-. Materializando el valor sanador y liberador que el arte propone y debe asumir en (la) sociedad como principio.

Desde el inicio llevaba en la cabeza una idea que gustó al grupo y así quedó: “El Sexto es el Primero”, El Sexto somos todos”. Abierto de una vez nuestro “Sexto Sentido”. El Video es igualmente directo y contundente.

6.- Para ustedes como creadores, ¿cuál ha sido el saldo de este proyecto? ¿Qué nuevas posibilidades sugiere tanto a nivel personal como colectivo?

Carlos López (Galerista y Art-Dealer “Alexandras-Art 954”):
Para nosotros este proyecto ha significado mucho, -la Excelencia- como digo en el video, sobre todo en el plano de la realización personal de cada involucrado, un proyecto donde jamás se escatimó el sacrificio que implicó toda la preparación completamente independiente y autónoma, es decir en realidad no-alineada, ni con La Habana, ni ninguna cohorte de perfil e imperativo ideológico. Luego toda la cuestión logística, las contrariedades financieras que acarrea el privilegio de la autonomía y trabajar sin sponsor ni tutelas interesadas, sino como acuerdo de palabra entre emprendedores, gestores y talentosos amigos, con deseo de construir algo hermoso, una comunión responsable: Desde el traslado de las obras manejando más de 28 horas seguidas cruzando toda la América profunda de Miami a Minneapolis, al montaje íntegro, la museografía, el video, la prensa y todo lo que conlleva el desafío de preparar una expo de este nivel. Asumiendo con entera profesionalidad y encarando con humildad y mucho respeto el reto grandioso que nos encomienda y que hemos creado como destino.

El resultado está ahí, y es grandioso, porque se trabajó al nivel que requería en todo momento y desde todos los ámbitos, aguantando la presión y el rigor del propio reto; superando todas las expectativas. Confirmado en la evidente aceptación que tuvo y está teniendo en Minneapolis, en las redes y el público en general, con más de una veintena de artículos publicados tanto en Europa, la América Hispana como Anglófona, innumerables entradas de una presencia mediática sin precedente, y finalmente la cantidad de gente real que se acercó al espacio en sólo los 4 primeros días de la Muestra. Ciro puede darte cifras alucinantes.

Confiamos continuar trabajando así el próximo año. Nuestra meta es dar a conocer las obras de muchísimos de estos artistas de primerísimo nivel, censurados y ninguneados por el régimen cubano. Sin dudas una responsabilidad histórica para con nuestro arte, nuestros talentos, y nuestra cultura, pues no vamos a permitir que un régimen degenerado, represivo y empobrecedor, borre del Mundo las obras de sus mejores exponentes por mera represalia política caprichosa.

Una obra de Ciro Quintana en Resiliencia. La otra Cuba

Una obra de Ciro Quintana en Resiliencia. La otra Cuba

Ciro Quintana (Artista, curator y museógrafo):
Este proyecto hasta este momento es una de las exposiciones más importante formal y conceptualmente del arte contemporáneo cubano fuera de Cuba. Un llamado a la crítica, al coleccionismo, a la historiografía y al público americano en general, a estar, conocer y sentirse más cerca de la producción artística cubana del Exilio. Un proyecto que ha sido acogido de una manera sensacional por el publico de Minneapolis, por todo lo que ésta “Otra”, digamos “Nueva” visión del Arte Cubano tiene que ofrecer. Haciendo estadística por lo bajito, puedo decirte que: La exposición sólo en los primeros tres días fue visitada por más 700 personas que pasaron por la sala y se espera que para el Festival de Art-Attacks, ronde las 10 mil; además de ser elogiada y visitada también por innumerables especialistas de las más grandes instituciones del ámbito artístico y cultural, como el Walker Center, el Museo de Arte de Minneapolis entre otras. Algunas de estas instituciones han mostrado y hecho patente ya su marcado interés en la adquisición de algunas de estas obras para sus magnificas colecciones tanto privadas como públicas.

Adrián Morales AdriáNomada (Artista y teórico de la muestra):
Un aspecto fundamental que me gustaría resaltar es la obra empresarial y gestora de Carlos López como Organizador, Galerista, Promotor, Art-Dealer y me quedo corto. Todo un hombre orquesta que no quiero pasar por alto referenciar, porque honrar honra, pues en mi humilde opinión, artistas cubanos hay muchos y de muy gran nivel, pero empresarios de nuestra generación, con esa capacidad, fuerza, responsabilidad, y lo que es más importante, ganas de hacer y en la trinchera consiguiéndolo, creo sin temor a equivocarme que, es el único (buen augurio), tengo certeza de ello, por el grado de consciencia con que encara sus compromisos, la decencia probada con que trata tanto a coleccionistas como a creadores, y su relación compensada salvaguardando el arte en mayúsculas, en todo caso herencia de su buen gusto, su predilección creativa, su lealtad, su enorme “Entusiasmo” y su responsabilidad histórica para con ello.
“Resiliencia, La Otra Cuba”, resulta un selecto colectivo de artistas e intelectuales consagrados, que hoy gozan de gran éxito y legitimación internacional, herencia de una labor ingente y continuada, que en/desde sus respectivos centros atomizados por el Mundo, resultan la piedra en el zapato de la RoboIlusión Cubana; pues no encajan en los patrones de blandenguería discursiva condescendiente con el régimen, pero tampoco sirven a una agenda deliberada de galeristas, promotores y personajillos oportunistas interesados, en sacar tajada del momentazo: “Cuba bajo los focos”, “Intercambio (dígase) Embudo (in)cultural” y reapertura de relaciones diplomáticas con La Vana.

No quiero dejar de mencionar a Jorge Allen que creyó y apostó fuertemente por el proyecto, aún sin conocer la envergadura de lo que teníamos entre manos. Brian Baldwin que también se esforzó muy duro por conseguir la mayor presencia mediática posible en el área anglófona. Y Armando Gutiérrez, gran guerrero emocional, aliento cuando se necesitó.

Una historia de éxito y esfuerzo de los hijos descarriados, bastardos, huérfanos y del (des)arraigo, de aquellos que tuvieron y tienen el coraje de no volver a mendigarle “al amo”, lo que no aceptan (de la real politik) limosna, su más que merecido espacio histórico, en la imposible utopía de un regreso para quien tiene consciencia -como dijera mi amigo poeta Armando Añel- del “Cambio sin Cambio”, símil de lo que entiendo como: “La (in)Cultura del Rehén”.

Me refiero a Otra Diáspora: Miami, Barcelona, Nueva York, París o Minneapolis, configurando el mapa humano de una ciudad mental, (dis)continua, (a)centrada y sin fronteras, reunidos para celebrar la energía de comunión en ciertos principios relativos a la dignidad. “Otra Cuba” posible, hoy ya real, en cada uno de nosotros, por actitud, corazón y obra. Me refiero al ámbito somato-político, sobre el más importante dilema relacionado con los acontecimientos de lo que somos: Personas, seres humanos, coeficiente de lo que entendemos como salud, lenguaje y sociedad del (bien/mal)estar; por igual: Desarrollo económico, capacidad de realización, tecnológica, y cultural de/en nuestra comunidad. Un “Estado Mental” abierto, democrático, postnacional, interétnico, multicultural y panteísta; iniciativa en la práctica de vivir una experiencia común, ejercida, construida y respetada con gracia y corresponsabilidad (…) Esta muestra trata de aquellos que hemos entendido que: Lo determinante en los procesos del despertar y el cambio, no son las feroces, destructoras, aversivas y rapaces revoluciones del proletariado, sino las profundas Insubordinaciones, Desobediencias y Rebeliones de la Compasión, la Responsabilidad, la Inteligencia y la Consciencia.

Cita en:
Northrup King Building, 1500 Jackson St. NE, Minneapolis, MN 55413.
Desde el Sábado, 07 de noviembre, de 10am. a 8pm.

—————————–

News Add:
Video Oficial: https://www.youtube.com/watch?v=Gavqz6jXTjo&feature=youtu.be

Sexto Sentido: https://www.youtube.com/watch?v=c6R1TOkWGMs&list=PLDq1TIRbO9nYZc4VZFUhfJ2XxMVqe1VKl&index=1

Diario la Marina: http://eldiariodelamarina.com/la-otra-cuba/

Martí Noticias: http://m.martinoticias.com/a/reconocidos-artistas-cubanos-en-mnneapolis/105535.html
“Art-Attacks” Festival: https://www.facebook.com/events/684569294976701/691743544259276/
“Resiliencia. La Otra Cuba” in FB: https://www.facebook.com/events/750450458394923/

PrWeb Minneapolis: http://www.prweb.com/releases/2015/09/prweb12988336.htm

Radio Martí: http://www.martinoticias.com/audio/105710.html

Radio Tertulia de Estocolmo: https://www.youtube.com/watch?v=CV-XPoSVOSY&feature=youtu.be

Alfredo Triff. Tu Miami Blog: http://www.tumiamiblog.com/2015/10/resiliencia-la-otra-cuba-en-minneapolis.htmll

NeoClubPress: http://neoclubpress.com/resilencia-en-torno-a-una-exposicion-colectiva-1039099.htmll

Fragmento de esta Entrevista Enrique del Risco: http://www.diariodecuba.com/cultura/1447539245_18133.htmll
http://enrisco.blogspot.com.es/2015/11/el-arte-como-exilio.html

Sobre el autor

Enrique del Risco

Enrique del Risco

Escritor y profesor cubano. Ha publicado varias colecciones de cuentos, entre ellas "Obras encogidas" (1992), "Pérdida y recuperación de la inocencia" (1994), "Lágrimas de cocodrilo" (1998), "Leve historia de Cuba" (2007) y "¿Qué pensarán de nosotros en Japón?" (2008), merecedora del V Premio Iberoamericano Cortes de Cádiz. Además es autor de la colección de artículos "El Comandante ya tiene quien le escriba" (2003) y del libro de ensayos "Elogio de la levedad". Sus relatos han aparecido en una docena de antologías y han sido traducidos al inglés, el alemán y el polaco. Reside en West New York, New Jersey.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Carmen L Bofill
    Carmen L Bofill diciembre 06, 08:23

    Me parece muy intereresante. Me alegra mucho ver que se ayuda a los pintores a los artistas en general. Yo le estoy haciendo las relaciones publicas a un pintor cubano en NY y me encantaria mandarte el web para que vieras lo que hace. Conocí a Willy Allen en Miami y lo considero una persona maravillosa. El habló sobre inmigracion en la estacion de radio donde estaba trabajando. Creo que todo lo que se haga por el arte es poco se necesita que personas de sensibilidad esten a cargo de proyectos como este. Felicidades.

    Reply to this comment
  2. PanIvan
    PanIvan octubre 05, 04:57

    Владелец http://healbio.ru/ лох.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Che Guevara, licencia para matar:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Armando de Armas

La noche del cangrejo

Armando de Armas

Acabo de descubrir en el muro de Facebook de Norma Gálvez Rey la foto del monumento al cangrejo en Caibarién, símbolo de esa ciudad. Una madrugada amanecí bajo ese cangrejo

0 comentario Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Un cielo muy azul

José Gabriel Barrenechea

Despertarás. Aún no habrá salido el sol, pero para entonces te ocurrirá con frecuencia que despiertes a tales horas: Tus muchos años, a saber. Te habrá despertado algún calambre, un

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Un premio frívolo

José Hugo Fernández

Es razonable el malestar que ha ocasionado entre muchos de nuestros intelectuales del exilio la más reciente decisión del Centro Cultural Cubano de Nueva York, el cual otorgó su Medalla

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami