Neo Club Press Miami FL

Tamaño del pene en Cuba

Tamaño del pene en Cuba

octubre 08
15:45 2011

1-abc_tamanoNo cesan de aparecer señales del tránsito de la sociedad cubana hacia el llamado “poscastrismo”, es decir, hacia la normalización de las diferencias sociales y políticas. Y ni siquiera me refiero al crecimiento de la oposición y su visibilidad en las calles, o a la proliferación de pequeños negocios familiares. Hablo de casos como el del pastor Braulio Herrera Tito y sus pentecostales de Infanta y Manglar –esperando, mediáticamente encerrados, el fin del mundo–, o al más reciente de un reportaje oficialista según el cual nos enteramos de que las cirugías para alargar el tamaño del pene han alcanzado una “alarmante” demanda en Cuba.

Quien es considerado el principal sexólogo de la Isla, Ramiro Fragas, recomendó hoy a los cubanos, en el diario Juventud Rebelde (JR), que eviten operarse el pene con el objetivo de alargarlo, pues de lo que se trata es de aprender a usarlo. Casi como descubrir por dónde le entra el agua al coco a estas alturas, que no es lo interesante. Lo interesante es que a estas alturas el alargamiento del miembro masculino haya ingresado con tal ímpetu a las clínicas y los medios de prensa cubanos, alcanzando categoría noticiosa.

“No es necesario que el pene sea demasiado grande para que estimule a la mujer”, reza el primer lugar común de Fragas, vertido en la entrevista publicada en JR. “Hay muchas más zonas que participan del erotismo”. Y tiene tanta razón el doctor, y es tan elemental su conclusión, que lo que asombra es que en pleno siglo XXI el tema ocupe una página entera de las raquíticas ocho con que cuenta JR para informar a los cubanos. De esos cubanos, por cierto, ya veinte se han operado sus huidizos miembros, y las solicitudes menudean. Así que ha aclarado Fragas que la extensión del pene en Cuba, por cirugía, no pasa de los dos centímetros. Pocos centímetros que alcanzar y muchos cubanos olvidando que lo que hay que tener es un poco más de cabeza.

Se considera un micropene aquel que sólo alcanza 4 centímetros estando fláccido, y 7,5  erecto. Teniendo en cuenta que el promedio del miembro viril cubano es de 11 a 15 centímetros, siempre según el reportaje, pareciera que en Cuba los chicos exageran un poco en sus demandas. Pero hay que comprenderlos, y comprender la época en que vivimos: Imagen y apariencia se lo tragan todo, y la isla cautiva paulatinamente ingresa, como decía en el primer párrafo de esta nota, al mundo mediáticamente abierto de las sociedades occidentales.

Y ahora corran al baño a medirse. Pero por favor, no olviden la cabeza.

 

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más