Neo Club Press Miami FL

Tócate el trigémino

 Lo último
  • ¿’Aires libres’ en Cuba?   Es paradójico que uno de los tramos de aquel singular enclave de la cultura popular habanera al que nuestros mayores llamaron Los aires del Prado, haya sido rebautizado hace...
  • El Elvis Presley que no todos conocen   El ser humano llamado Elvis Presley: además de su enorme talento como cantante, poseía cualidades no muy frecuentes de encontrar en un hombre de estos tiempos: generoso en extremo,...
  • Un balluqui innombrable   Ahora que el reguetonero Osmani García “se queda” en Miami –ya casi nadie se queda en realidad, sino que obtiene una residencia y regresa–, y luego de sucesivos escándalos...
  • Ray Barretto: Fuerza gigante Ese es el título de la obra que muy pronto publicará la Editorial Unos & Otros tras cumplirse el décimo aniversario de ausencia física del maestro Ray Barretto, conocido internacionalmente...
  • La misa del muerto   Alguien dijo una vez que el son se había ido de Cuba. Pero no era cierto, estaba allí, sólo que enterrado vivo. Por eso nadie lo veía. Luego se...

Tócate el trigémino

Tócate el trigémino
septiembre 10
03:38 2015

 

El trigémino es el nervio que recoge y trasmite la sensibilidad de varias partes de la cara, incluyendo la boca y los senos paranasales. Un ejemplo claro sería la sinusalgia aguda que sentimos al tomar una bebida helada, o sea, eso que conocemos popularmente como ‘la punzada del guajiro’. ¿Quién no la ha sentido alguna vez al tomarse un refresco frío o un jugo a punto de congelación? No resulta nada agradable.

La pejiguera del trigémino se puso de moda en Cuba a fines de la década de los años veinte (obviamente, del siglo pasado), dejando su impronta incluso en letras de la música popular. Al punto de que muchos años después, en la Isla de mi niñez, se seguía oyendo el viejo dicho: ”Tócate el trigémino. Y si no te resulta… ponte un moto de guayacol”.

Ahora, revisando el estado del arte, me entero de que también en Argentina hubo lo suyo: un tango titulado ‘Opérate el trigémino’, de Enrique Minotto, y un espectáculo en son de farsa, ‘Tócame el trigémino, nena’. ¿A qué se debía pues tanta mofa y befa con el trigémino, que ni con el tan ridiculizado vaso de agua de Clavelito?

Pues resulta que en San Sebastián, País Vasco, existía un médico que supuestamente realizaba curas milagrosas pinchando el trigémino con agujas o estiletes muy finos. El famoso otorrino se llamaba Fernando Asuero y llegó a contar con una nutrida clientela que acudía a su consulta desde todas partes. Con su novedosa terapia –aseguraban los incautos– el Dr. Asuero era capaz de curar a paralíticos, epilépticos, asmáticos, entre otros enfermos incurables para el nivel de desarrollo de la época. Mas todo resultó un bluf. Un fraude sin paliativos. Una trola insostenible.

Ya nadie se acuerda del Dr. Asuero ni de sus tratamientos milagrosos, a pesar de que nos dejó un palabro para la jerga médica: la ‘asueroterapia’. Dentro del imaginario cubano, sin embargo, el trío Matamoros inmortalizó al célebre charlatán, si bien en tono de choteo, con su conocido son ‘El paralítico’:

“Dice un doctor farolero
mucho más bueno que el pan:
Anda, ve a San Sebastián, negra,
para que te opere Asuero.
Pero bota la muleta y el bastón
y podrás bailar el son”.

Miguel Matamoros sabía bien que la mejor terapia eran lo sones que componía, que tocaba y cantaba como voz y guitarra prima junto con Siro Rodríguez (voz segunda, maracas) y Rafael Cueto (guitarra acompañante). Qué trío tan inigualable. ¿De dónde serán, ay mamá?

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami