Neo Club Press Miami FL

Todos quieren venir para Miami

Todos quieren venir para Miami

Todos quieren venir para Miami
octubre 31
07:30 2014

 

¿Quién no quiere venir para Miami? La viejita que tiraba piedras contra mi tejado viene pa Miami. El perro de la viejita, un sato de malas pulgas que me mordía el pantalón cuando subía las escaleras que colindaban con la puerta de su dueña, viene pa Miami. El carnicero que me “robaba” las onzas de pollo con su pesa “arreglada” viene pa Miami. La hija del presidente del comité. La hija del delegado del “poder popular”. La hija del presidente de la asamblea del “poder popular”. La hija del vicepresidente. Hasta la hija de Raúl Castro, en el escaso tiempo libre que le permite su incesante gira mundial, desea frenéticamente hacer escala en Miami.  Francis del Río e Israel Rojas piden que devuelvan los tres espías a Cuba, pero vienen a espiar a Miami. Todos quieren venir para Miami. O para Naples, Cayo Hueso, Tampa, Homestead… que para el caso es lo mismo.

Oficialistas y disidentes, represores y reprimidos, espías del gobierno y prófugos del gobierno. Todos quieren venir para Miami. Pero no solo de Cuba zarpan hacia la que fuera “capital del exilio cubano” y es cada vez más “capital de la emigración cubana”. Vienen de todas partes, Estocolmo, Barcelona, París, Roma, Viena, Estambul, Quito, Nueva York, Caracas, Buenos Aires, Luanda, Beirut… En Damasco, los cubanos abandonados a la metralla y la muerte por el implacable régimen de los hermanos Castro, claman a una sola voz: Miami. En Madrid, los expresos políticos acampados en demanda de ayudas gubernamentales claman a una sola voz: Miami. En España toda, los cadáveres exquisitos de los “intelectuales” que históricamente han criticado a Miami claman a una sola voz: Miami. Indiferente a sus éxtasis y hasta a sus históricos desprecios, la ciudad, el pueblo, La Playa, los recibe calurosa. Mas con aire acondicionado.

Mientras la emigración engorda como cochino en vísperas de Nochebuena, trabajamos todos por el futuro luminoso que aguarda a los cubanos. Ya sabemos, por boca del inefable canciller castrista Bruno Rodríguez, que el gobierno “revolucionario” no está dispuesto a aceptar chinchales ni inversores cubanoamericanos de poca monta, esto es, con sólo 100 mil, 200 mil o 300 mil dólares de presupuesto. De manera que no queda otra que seguir mandando dinero y piezas de repuesto para que los que “inviertan” sigan siendo los mismos: El Mayoral, su familia y sus amigos. Tal vez dentro de 50 años, y al ritmo en que la emigración aumenta ahora mismo, los once millones de cubanos que para entonces residamos en Miami y su periferia habremos hecho ricos a los dos millones que quedarán en Cuba. Entonces la Isla volverá a ser lo que nunca debió dejar de ser: La llave del golfo. La llave del baúl sin fondo de la “emigración cubana”.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más