Neo Club Press Miami FL

Travolta y el masajista ciego

Travolta y el masajista ciego

mayo 09
01:28 2012

1-0_JohnTravolta¿Usted se imagina a John Travolta huyendo por los pasillos de un hotel de Atlanta seguido por un masajista ciego, enloquecido por no poder hacerle una felación? Travolta, ídolo de una generación, el hombre de “Saturday Night Fever” y luego, para más gloria, “Pulp Fiction”. ¡Cuánto ensañamiento contra el símbolo de toda una época!

¿Y si fuera Zato, el masajista Ichi? ¿Y si hubiera perseguido al actor por los pasillos de un hotel de Beverly Hills, el sable en alto y los ojos apagados, yertos sobre la alfombra roja de la leyenda samurái?

A Travolta lo acusan ahora dos masajistas “por falta de uno”. Dicen que John les tocó los genitales (en España dirían que “les tocó los huevos”). Como si no hubiesen sido ellos los que, frustrados por que el actor les gritó que apartaran las manos de una buena vez, intentaron sonsacarlo y pretenden ahora sacarle dinero. ¡Hay que estar ciego de codicia! John Doe se llama uno de ellos, y persigue a Woodrow Wilson, el del billete de cien mil. Nada menos que dos millones de dólares.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami