Neo Club Press Miami FL

Trump y la política de los extremos

 Lo último
  • El perro de las dos gandingas Es difícil ser indiferente ante el recuerdo de las posadas. Lo es al menos para todo habanero que tuviese más de 16 años en alguna de las últimas décadas del...
  • Cuba, la isla que quiso ser continente Un cuadro de la pintora Sandra Ramos —La isla que soñaba con ser continente— refleja mejor que cien cuartillas minuciosamente manuscritas la dimensión de lo cubano en algunas de sus...
  • Corporativismo monopolista y ley de hierro oligárquica Desde la toma del poder por el fascismo en Italia, la economía de ese país devino economía planificada y cerrada con vistas a la guerra. El Duce se inspiró en...
  • El totalitarismo, notas al margen El totalitarismo es una revolución permanente animada por una voluntad cuyo radicalismo es tal que podría definirse como satánica. Digo esto porque su máxima intención pasa por re-crear el mundo...
  • Una apuesta factible Contrasta grandemente la actitud que hasta ahora ha asumido el poder cubano tras la contundente declaración de Donald Trump del 16 de junio en Miami. Sabemos que Raúl Castro no...

Trump y la política de los extremos

Trump y la política de los extremos
Marzo 16
18:39 2016

 

El problema al que se enfrentan sin comprenderlo los votantes anti-establishment en Estados Unidos radica en que Donald Trump, su ídolo, es más de lo peor de la política. Todo en ese “remedio” peor que la enfermedad llamado Trump resulta falso. Primero, se trata de un corruptor, alguien que viene de corromper la política. Segundo, en lugar de ir por su cuenta, como si fuera un verdadero factor de cambio, se engancha a un partido tradicional, lo cual resulta otra vez, redundantemente, política tradicional. Y tercero, todo no es más que un cuento chino porque se trata una vez más de hacer política a costillas de una supuesta política fracasada.

Para colmo, el paquete aparece envuelto en el peor papel de regalo imaginable: un personaje sucio, prepotente, malhablado, bully, despreciable. La peor imagen que puede darse de América. Malo por los cuatro costados. Por lo demás, la política no puede cambiarse por otra cosa sin caer en el caos o el autoritarismo. Solo puede mejorarse. Y evidentemente ello no sería posible con semejante troglodita en la presidencia.

Recuerdo que en 2008, cuando emergía Barack Obama, por todas partes surgían informes e indicios que mostraban sus conexiones con todo tipo de personajes radicales e incluso antiamericanos. Y a pesar de todo la gente lo eligió. Las consecuencias están a la vista: Ocho años sin que la economía haya podido recuperarse consistentemente —a pesar de las inmejorables condiciones creadas por la caída de los precios del petróleo— y un mundo dominado por la violencia y el terrorismo donde Estados Unidos brinda una lamentable imagen de colegial abusado. Y algo similar está pasando ahora con Trump: a pesar de las advertencias y los informes que demuestran su incapacidad para dirigir un país, muchos siguen apoyándolo. Ojala no tengamos que padecer también las consecuencias.

Uno de los grandes problemas de este mundo es que cuando la gente enfrenta un extremo con cierta frecuencia se va al otro. Pero, al menos en política, lo contrario de un extremo no es otro extremo: lo contrario es la responsabilidad y el sentido común. Salvemos América.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Raúl Castro para salvar a Venezuela. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

¿Será eterno el adiós de Labrador Ruiz?

José Hugo Fernández

Muerto en Miami, en 1991, a los 89 años de edad, el escritor Enrique Labrador Ruiz es distinguible aún hoy entre lo más avanzado de la moderna narrativa cubana. Sin

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami