Neo Club Press Miami FL

Tsunami: Fin del mundo a lo pentecostal

Tsunami: Fin del mundo a lo pentecostal

septiembre 12
04:08 2011

1-abc_obispa_cubaTsunami. Apocalipsis. Fin del mundo. Ahora quieren hacernos creer que el pastor Braulio Herrera Tito, en rebeldía religiosa tras ser oficialmente expulsado de la Iglesia Pentecostal Asamblea de Dios, está a la espera del Armagedón en su templo de Infanta y Manglar, en La Habana. El sitio donde vive desde hace varios años: donde nació uno de sus hijos y habitan su esposa y suegros. Su casa. De donde quieren desalojarlo.

Lo que pasa es que el pastor hablaba demasiado. Decía cosas que la alta jerarquía pentecostal no podía permitirse en Cuba, país donde la mayoría de las denominaciones protestantes, y muchas católicas, están penetradas por la Seguridad del Estado y suelen obedecer “orientaciones de arriba”. De arriba, pero no del cielo: Del Consejo de Estado directamente. Por eso fue expulsado.

¿Cuándo se ha visto semejante despliegue policial para interrumpir un retiro religioso que supuestamente aguarda el fin del mundo? Hace horas que un amplio cordón policiaco impide el acceso al templo, y el tráfico se ha interrumpido en la zona, de las más céntricas de La Habana. Como oportunamente apuntara el bloguero Orlando Luis Pardo vía Twitter, si se trata sólo de un asunto interno de la Iglesia Pentecostal, ¿por qué las autoridades cubanas han llegado al extremo, coyunturalmente, de quitarle la electricidad al sitio habiendo niños y mujeres embarazadas dentro?

Desde el 21 de agosto, acompañado voluntariamente por unas sesenta personas, entre fieles y familiares que lo apoyan, Braulio Herrera permanece plantado, tras no presentarse a una vista judicial por “ocupación ilegal” del recinto ahora cercado por la policía. Según informes de Martí Noticias, fue el superintendente principal de las Asambleas de Dios en Cuba, Héctor Hunter, quien pidió al gobierno que desalojara al pastor rebelde. Y es que Herrera no se ha plegado al contubernio entre las máximas autoridades pentecostales y la dictadura, ejerciendo su magisterio libremente y criticando el estado de cosas fraguado por el castrismo, como deberían hacer todos los cobardes evangélicos que en la Isla viven a costa del sufrimiento del pueblo cubano.

Protestantes, ¡protesten! Tsunami es el que va a pasarle por arriba al esclerótico y anquilosado régimen de Raúl Castro si no “se mueve extraño” muy pronto. Poco falta para el Apocalipsis oficialista. Tiempo al tiempo.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más